Yoyalodije

Las 10 camisetas más bonitas del FC Barcelona vol.1

Dado que mi gusto por lo textil es bastante limitado (sí, soy de los que se deja asesorar por la bancada femenina sin ningún inconveniente) en vez de utilizar únicamente la acepción de la RAE que se refiere a bonito como algo “Lindo, agraciado, de cierta proporción y belleza” también recurriré a la que habla de “vocativo cariñoso” por lo que en la lista, además de cierto criterio estético tiene tanto o más de nostálgico.

A lo largo de la historia, que arranca a finales de 1899, la seña de identidad del club siempre ha sido el color azul y grana en la indumentaria titular de forma innegociable. Pero la suplente ha variado desde el blanco hasta el pistacho pasando por todos los colores intermedios del arco iris.

Dividiremos pues, esta lista de las camisetas más bonitas de la historia del Barça, en dos partes: las titulares azulgranas y las suplentes de colores. Esperpentos como el mantel de cocina de esta temporada o el homenaje al famoso Calippo de Frigo de sabor naranja-limón de la 2012/2013 ni siquiera entran a concurso.

 

 

 

1. LA CAMISETA PERFECTA: EL SEXTETE DEL 2009

En el podio del Olimpo blaugrana por su belleza, su homenaje a los orígenes dividida en dos mitades, por ser lucida por mayoría de canteranos, entre ellos el mejor jugador de la historia y, por supuesto, por estar asociada a un juego excelso al que sumar un heptaplete: sextete más el 2-6 en el Bernabeu (lo que Laporta consideró como un título más). Una camiseta perfecta hasta la náusea: en el interior del cuello podía leerse el himno del club junto a la leyenda “Mes que un club” y en el pecho se lucía una publicidad atípica, Unicef. El Barça no sólo no recibía dinero sino que compensaba económicamente a la organización humanitaria aportando un 0,7% de sus ingresos ordinarios. Lo dicho, tan perfecta que da asco.

 

2. LA MEYBA DEL 92

La camiseta de los dos primeros títulos de liga del Dream Team de Cruyff. Aparte de su buen y clásico diseño tardo-ochentero con la cenefa representativa del diseñador, la titular blaugrana incorporaba líneas verticales de diversas tonalidades azules sobre la franja azul principal. También tiene un halo de camiseta mítica: nos evoca a la inolvidable la remontada en la liga del primer Tenerifazo.

3. LA CAMISETA DEL CENTENARIO

Con ocasión del centenario (temporada 1999/2000) Nike decidió que la equipación homenajease a la camisa de franela de los orígenes que hasta 1910 había sido bicolor, sin varias franjas. Se recuperó el cuello de polo pero está casi prenda de vestir apenas pudo lucirse en las pasarelas nacionales y europeas. El nadaplete del club opacó el buen diseño.

 

4. LA PRIMERA DE KAPPA

Fue una de las primeras revoluciones importantes. Corría la temporada 1992-93, y la empresa italiana Kappa decidió mostrar el vanguardismo italiano en la moda y romper con la sobriedad de Meyba: las rayas verticales se ensancharon considerablemente y se le añadió una franja blanca en la camiseta para resaltar más el logo del nuevo diseñador. Hubo que aguantar a las malas lenguas merengues que jocosamente explicaban que se le había añadido dicha franja por tener ya el club una Copa de Europa. Porque cuando tuviera 6, sería blanca entera. O blanca y negra, como eran entonces las Copas de Europa madridistas. El fiasco frente al CSKA en la Champions no hace olvidar que con esa camiseta se vio el mejor fútbol del Dream Team.

5. LA ÚLTIMA SIN MANCHA

En pleno rodillo azulgrana en España y en Europa, Nike apostó por un diseño clásico pero con un toque moderno: el cuello completamente amarillo y aún con UNICEF como no-patrocinador. La combinación gustó tanto a los jugadores que, a punto estuvieron de repetir sextete: se quedaron en cinco títulos nada más. Por supuesto, y como buena camiseta mítica que se precie, fue acompañada de un baño al eterno rival. Es más fácil visualizar esta camiseta rememorando el 5-0 al Madrid de Mou o el paseo en la segunda final ganada en Wembley.

Pasamos a la etapa de color.