Yoyalodije

Las 10 camisetas más bonitas del FC Barcelona vol.2

6. LA SUPLENTE DEL 92

Por razones obvias y de peso: es la que cambió la historia del club. La firma catalana Meyba decidió apostar por un color revolucionario para aquellos tiempos: un naranja cuasi-butanero en el regreso a la Copa de Europa y que rompió la maldición. La Meyba naranja estará eternamente asociada al cabezazo de Bakero en Kaiserslautern y al pepinazo de Koeman en Wembley. Imprescindible en cualquier ropero culé que se precie, preferiblemente con el 4 a la espalda.

 

7. LA SUPLENTE DE LA DÉCADA DE LOS 80

En aquellos tiempos las marcas de camisetas aún no habían detectado la veta de negocio en forma de cambiar el formato de camiseta cada temporada. La titular, la segunda y tercera equipación podían mantener sin problema durante toda una década. Como le sucedía a casi toda la plantilla si no mediaba de por medio un Motín del Hesperia. El amarillo, habitual como segunda equipación, con una franja blaugrana a un costado era, en términos estéticos, una bonita combinación. Pero tras la noche negra en la Recopa de la temporada 84/85 frente al Metz (1-4) que se sumaba al fiasco del año anterior en Manchester (que remontó el 2-0 de la ida) alguien dio credibilidad a la leyenda de Moliere muriendo de amarillo en el escenario. Se culpó de sendas debacles al color de la camiseta y al año siguiente se decidió usar en Europa la tercera equipación. Sobre la final de Sevilla frente al Steaua vistiendo esa camiseta azul celeste es mejor correr un (es)tupido velo.

 

8. LA SUPLENTE DE LA 2002

Nike decidió utilizar el color dorado justo en la época menos dorada del club: el gaspartismo. La única franja vertical azul en el medio daba un aire aún más moderno. Lástima que el primer jugador que se le viene a uno a la cabeza luciendo esa camiseta sea Fabio Rochemback.

9. LA SUPLENTE DE 1999

En el año II del primer Vangaalismo. Nike mantuvo la apuesta de Kappa por el naranja pero la subió aún más rompiendo moldes con una franja horizontal. Pareció que la elección del color fuera un homenaje al overbooking de holandeses con el que Don Louis pretendió replicar en el Barça a su Ajax triunfador: Reiziger, Bogarde, los hermanos De Boer, Cocu, Zenden y Kluivert vistieron esa camiseta para conquistar la liga pero fracasando con estrépito en Europa (cayendo en la fase de grupos).

 

 

10. LA SUPLENTE DEL 2012

Nike sorprendió nuevamente con una equipación rompedora, totalmente negra, sin rastro del azulgrana más allá del escudo. Volvió a “mancharse” la camiseta con los (negros) petrodólares de Qatar y esa mancha en el novedoso y oscuro diseño fue como una premonición: vestido de luto se enterró aquella temporada al Pep Team.