¿Quo Vadis, Barça?

Bos días, 


¿Quo vadis Barça?


De todos es sabido que desde la trágica llegada en el año 2010 de la troupe godotista encabezada entonces por el actual recluso Rosell supuso un duro golpe en la línea de flotación del Barça como entidad deportiva que por entonces arrasaba en todos los ámbitos del deporte y la sociedad. Una inexplicable decisión tomada por los socios compromisarios por mayoría absoluta. Inexplicable porque suponía un cambio radical en el rumbo que iba a tomar el club regido por unos individuos con unas ideas en las antípodas de lo que era el Barça glorioso y arrasador. Supongo que un paralelismo a dicho resultado electoral -salvando las distancias- se puede encontrar en el extraordinario aumento de la ultraderecha en Andalucía. Algo inexplicable a primera vista, pero que si luego se analiza desde la perspectiva de la propaganda mediática -y contando con el borreguismo de los respectivos votantes que no analizan nada y comen con los ojos- tiene su explicación. 


Pues bien, paulatinamente y sin frenos, vamos cuesta abajo desde ese fatídico año como era de esperar, añado, viendo el percal que nos gobierna. 
Pasamos de un presidente -Laporta- que quizás no entendiese nada de fútbol, pero si tenía una idea clara de hacia donde quería llevar al Barça: Hacia un club desacomplejado, catalanista y universal, con los valores del deporte y con un máximo acierto en su gestión: Dejó el área deportiva en manos de los que de verdad entienden del fútbol, el se encargaría del resto. Por si fuera poco, tanto él como el míster Guardiola contaban con una tremenda bala en la recámara, nada más y nada menos que con los consejos de la persona más importante y decisiva en el mundo del fútbol de los últimos años, y que en su momento había cambiado radicalmente y para bien el destino del Barça, o sea: Cruyff. 


Los logros de Laporta en el área institucional fueron numerosos: Unicef, la eliminación de los Boixos, la posibilidad de que cualqueira fuese socio del Barça fuera de donde fuera (siberianus), la oficialización del catalán en el club (por primera vez), su participación desacomplejada en los organismos que manejan el fútbol, la expansión económica, y en definitiva el reconocimiento mundial del Barça como mejor club del mundo.

Los 400 golpes

La enésima efeméride de Messi enmascara otro duro partido de masticar para el aficionado blaugrana (3-0)

Los 400 golpes es una película francesa de finales de los 50 que supuso el debut cinematográfico de François Truffaut y que está considerada como una de las películas icónicas de la Nouvelle Vague. El título se refiere a la expresión francesa faire les 400 coups, cuya traducción podría ser liarla de todos los colores, refiriéndose a todas las transgresiones del personaje principal, que lleva una vida sin respeto por los usos y costumbres establecidos. También juega con el significado estricto de la expresión, es decir, con la enorme cantidad de golpes que la vida le da al protagonista. Traducido en términos futbolísticos, la película de Messi en la Liga española se podría titular de igual manera: en sus 14 temporadas en la Liga ya las ha liado de todos los colores, sin ningún respeto por las costumbres de un campeonato donde lleva camino de batir absolutamente todos los récords habidos y por haber. Si, al igual que la película, jugamos también con el significado estricto de la expresión, esos son ya exactamente los golpes que ha propinado a sus rivales.

Pero desde luego, el partido en el que marcó su gol 400 en Liga no pasará a la historia como el mejor de Messi; que tocase apenas cuatro balones en todo el primer tiempo solo se puede entender desde un homenaje al Don Gerardo Daniel Martino por su reciente nombramiento como seleccionador de México. Teniendo en cuenta su mítica afirmación: “No nos interesaba que Messi tuviera mucha participación en el juego”, el Tata hubiera estado orgulloso de la primera parte del Barça de hoy donde fue especialmente llamativo observar lo mal que gestionó el equipo la presión adelantada del Eibar. Lo que en otros tiempos hubiera sido un suicidio para el rival, ahora se convierte en sinónimo de peligro ante un más que posible robo de balón. Y aunque era evidente que el Eibar no iba a aguantar 90 minutos con una presión tan alta y asfixiante, no lo era tanto pensar que el equipo local solo dispararía una vez entre los tres palos en toda la primera parte. Chutinho decidió responder a la confianza de Valverde con una gran demostración de clase que Luis Suárez resolvió poseído por el espíritu de Thierry Henry y sus remates con curva al segundo palo. Sobre el brasileño, simplemente añadir que tras esa jugada siguió en su línea cuasi-intrascendente. Lo intentó algo más y, sin duda, le puede ayudar jugar con el equipo titular, pero hay que exigirle muchísimo más.

La segunda parte duró hasta que Arbilla perdió un balón ante Luis Suárez, que inició un contraataque frenético para que, tras apoyarse en Chutinho, D10S hiciese un leve amago antes de sentenciar el partido con un tiro cruzado el partido. Poco después, Luis Suárez siguió afinando su puntería de cara a la vuelta de la Copa, aprovechando un rápido saque de banda de Sergi Roberto, que además sirvió para hacer inservible la última media hora de partido. La enésima efeméride de D10S enmascara otro partido duro de masticar para el aficionado blaugrana. Se puede defender a Don Honesto desde el resultadismo (en Liga y Copa) y la pegada, pero el nivel de juego sigue en una línea que bordea cada vez más la mediocridad.

Recordando a Lucendo

Valverde salió con una defensa con cuatro jugadores que no habían jugado nunca juntos. ¿Qué podía salir mal?

Don Honesto escuchó los cantos de sirena que le reclamaban al Rey de Copas dar excesiva importancia a esta competición en las últimas temporadas. Tras cuatro campeonatos seguidos, se argumentaba que esto suponía un sobreesfuerzo invernal que después se pagaba con un bajo rendimiento en las eliminatorias de Champions. “¡Rotaciones!”, pedía el pueblo. Pero el concepto de “rotar” que Valverde tiene en su cabeza no consiste en ir cambiando un jugador en cada línea y de manera progresiva. Así que, pasó de no dar ni los minutos de la basura en Liga a los canteranos Chumi o Miranda, a meterles a jugar de repente contra los experimentados Boateng, Rochina, Morales o Mayoral. Por si fuera poco, su acompañante en el eje de la defensa fue un recién llegado descarte del Valencia. Una defensa con cuatro jugadores que no habían jugado nunca juntos. ¿Qué podía salir mal?

La frágil memoria del entrenador culé le hizo olvidar que hace menos de un año, en este mismo campo, ya había improvisado una defensa plena de suplentes: su equipo llegó a ir perdiendo 5-1. Cerca estuvo de repetirlo. El Levante salió a dejarse la vida y aprovechó todas las carencias defensivas culés: Cabaco, Mayoral y Boateng se bastaban para dejar a los chavales en evidencia y solo las paradas de Cilessen dejaban la eliminatoria abierta. Acaso los peores minutos que se han visto desde la era Gaspart, porque si lo de la defensa solo cabía calificarlo de esperpento, tampoco tenía justificación la actuación de un centro del campo y un ataque en el que se alineaban, en teoría, jugadores de clase mundial. Jugadores con más experiencia que, si hubiesen tenido el control del partido, la imberbe defensa lo habría agradecido. Valverde completó su “lucendada” señalando clara (y feamente) a los jóvenes como culpables del desaguisado. Si Cruyff le puso la cruz a un canterano de nombre Lucendo tras 90 infaustos minutos en Valladolid, su aprendiz pensó que no debía ser menos que el maestro y dobló la apuesta: se cargó a dos canteranos en la mitad de tiempo.

Párrafo aparte merece el jugador más caro de la historia del Barça: Philippe Coutinho Ferreira, alias Chutinho. Si algún aficionado del Barça se pregunta qué hacer con este jugador, que se siente a hablar con algún amigo filomerengue y que éste le explique lo que se sentía temporada tras temporada con Kaká. El brasileño fue el más claro ejemplo de alguien que, ante la oportunidad de demostrar al entrenador que se equivoca poniéndolo en el banquillo, entra al partido como si fuera un amistoso de pretemporada. Terminó siendo el jugador con más balones perdidos. Nada extraño pues, pese a no ser titular, ya que es el jugador de la plantilla que más balones ha perdido en lo que va de temporada. Con esta competencia, los acomodados titulares pueden estar tranquilos.

Tan mal se puso el partido para los barcelonistas que el 2-0 hasta se daba por bueno y remontable (Messi mediante) en la vuelta. Más aún cuando Mayoral fallaba sólo ante Cilessen el que hubiera sido un (casi) definitivo 3-0. Y minutos más tarde, de nuevo el portero holandés salvaba los muebles a una bROMA de equipo. Sin embargo, al menos uno de los suplentes de los suplentes se rebeló contra su destino: Denis Suárez. Con apenas 20 minutos por delante, salió y activó a su equipo, desbordando en cada balón que llegó a sus pies hasta forzar un penalti en una gran jugada personal adornada con dos magníficas fintas. Cuando Chutinho se dirigía a lanzarlo tras su horrendo partido, afirmaría que muchos culés deseaban más clamorosamente que nunca que un jugador suyo fallase un penalti si eso hubiera significado ponerle el lacito de vuelta a la Premier. Si Kaká volvió al Milán, quizá el Liverpool lo acogería de nuevo en su seno. Pero no, el impredecible fútbol no quiso premiar el gran partido del Levante y el pésimo lanzamiento del peor jugador sobre el campo dejaba la eliminatoria más cerca del Camp Nou. Y Chutinho se queda. Miranda y Chumi no.

Lluvia de Regalos

La segunda parte lo confirmaba: el rocoso Getafe, que solo había recibido cuatro goles en casa, le hacía la vida imposible a la versión B del Barcelona.

 

Siendo 6 de Enero, como todo día de Reyes que se precie, tenían que llover regalos del cielo de Madrid. El primer autonombrado Rey Mago de la noche fue un impostor: el Rey Arturo (Vidal) quien, para hacer felices a los barcelonistas, les quiso traer como regalo el recuerdo de aquella absurda cesión bombeada de Sanchís a Buyo en Tenerife 92. Una especie de carbón dulce. Para suerte del chileno, Ter Stegen maneja los nervios mejor que el de Betanzos.

El siguiente regalo cayó en el área del Getafe: para desgracia de los locales cayó cerca de los pies de Messi. Acostumbrado él a llenar de regalos a los aficionados al fútbol, decidió ocupar por una vez el puesto de niño: corrió por el pasillo azulón, llegó al salón del área pequeña, abrió el paquete y junto a su bota se encontró con su regalo más repetido: ni calcetines, ni coches de juguete, sino otro gol en liga. Aunque lo tenga casi 400 veces ya, sigue siendo un niño al que le ilusiona tanto el último como el primero. Exactamente eso, el primero del Barça en este 2019. También marcó el último del 2018. Y el primero del 2018. Y el último del 2017… Ya saben lo que es este Barça del alfa y del omega rosarino. El Rey Mago del fútbol cambió durante unos minutos el rumbo de un partido que, hasta ese momento, recordaba demasiado a las últimas visitas del Barça a Madrid y alrededores, ya fuese a Leganés o a Vallecas. Tomó el control del partido junto a un gran Arthur y se dedicó a repartir regalos en forma de asistencias hasta que, tras un balón despejado por la defensa del Getafe, cayó del cielo un nuevo regalo rematado con una violenta y perfecta volea por Luis Suarez.

Pero bien es sabido que en este día tan señalado, hay regalos para todos. Así que, antes del descanso, también del aire le cayó el suyo al Getafe: un esférico surca los aires para que un Ángel (no podía ser otro) le cediese el gol a Mata. Una señal inequívoca de que, conforme se terminaba el día, el influjo del único Rey Mago en el campo empezaba a dejar de sentirse.

La segunda parte lo confirmaba: el rocoso Getafe, que solo había recibido 4 goles en casa, le hacía la vida imposible a la versión B del Barcelona, esa que incomprensiblemente pierde el control del partido y que se está viendo en demasiadas ocasiones esta temporada. Los regalos de turno corrieron esta vez a cargo de la defensa azulgrana, especialmente de Jordi Alba, y de los delanteros locales que desperdiciaron varias ocasiones claras, sobre todo la de Mata a puerta vacía. Probablemente algunos jugadores azulones se olvidaron poner sus botas en el salón la noche pasada, así que no hubo más regalos. Las consabidas galletas y leches que se recomienda dejar a sus majestades de Oriente no solo no se las olvidaron sino que se las trajeron al Coliseum, especialmente Cabrera, que se libró incomprensiblemente del carbón tras su tremenda “galleta” a Suarez.

Finalmente, con un traje más de faena que navideño, se quedó el Barcelona con tres puntos de oro (empate del Atleti), incienso (empate del Sevilla) y mirra (derrota blanca) para abrir el último regalo de la noche: campeón de invierno. Como en 11 de las últimas 13 temporadas.

El año en clave Barça: Diciembre

Domingo 2, Barça 2 – 0 Villarreal

El Barça sacó los 3 puntos en un partido gris ante el Villarreal. Dembelé fue el mejor del partido, activo e incisivo por banda derecha. El primer gol llegó gracias a un buen remate de cabeza de Piqué. En la segunda parte, el Barça bajó los brazos, incomprensiblemente, y el Villarreal apretó poniendo los nervios a la parroquia culé. En los últimos minutos del encuentro, Aleñà marcó su primer gol en el primer equipo del Barça, un golazo picando el balón para batir a Asenjo, tras una asistencia estratosférica de Messi.

Martes 4, Aleñà obtiene ficha del primer equipo

El Barça hizo oficial la incorporación de Aleñà al primer equipo a todos los efectos, ya que Rafinha pasó a tener baja de larga duración debido a la operación de los ligamentos cruzados de la rodilla. De este modo Carles Aleñà (Mataró, 1998) lucirá el dorsal 21. Durante la temporada, había alternado actuaciones con el filial (3 goles y 1 asistencia en 640 minutos) y el primer equipo (1 gol en 98 minutos disputados). Suerte, Carles.

Miércoles 5, Barça 4 – 1 Cultural Leonesa (Copa del Rey – Vuelta dieciseisavos de final)

El Barça consiguió el pase a los octavos de final de copa tras vencer a la Cultural Leonesa. El primer gol fue obra de Munir con un giro y un potente chut desde dentro del área. Denis se encargó de dejar la eliminatoria encarrilada con un gran gol desde fuera del área y ajustado al palo. Malcom marcó de cabeza el 3-0. El gol de la honra para la Cultu fue de Josep Señé y el 4-1 definitivo fue obra de Denis Suárez a gran asistencia del debutante Riqui Puig, que dejó destellos de su gran calidad.

Sábado 8, Espanyol 0 – 4 Barça (La Liga – Jornada 15)

Vendaval culé en Cornellà-El Prat para recuperar el liderato de la liga tras los pinchazos de Sevilla y Atlético. El Barça se presentó con un gran fútbol y control del partido, así como un excelso Lionel Messi que dejó otra exhibición futbolística para el recuerdo. Abrió la lata con un auténtico golazo de falta por toda la escuadra, imparable. El 0-2 fue obra de Dembelé que también cuajó un buen partido, y el gol fue de bella factura y de rosca. El 0-3 lo marcó Luis Suárez en una gran asistencia de Dembelé y marcando por debajo de los pies del portero perico. Finalmente el 0-4 lo marcó Messi, en otro auténtico golazo de falta. El Espanyol vio como el VAR anulaba un gol y se mostró impotente e indolente durante todo el encuentro.

Martes 11, Barça 1 – 1 Tottenham (UEFA Champions League – Jornada 6)

El Barça salió al Camp Nou a disputar la última jornada de la fase de grupos con un once de suplentes, donde pudimos ver a jugadores como Cillessen, Miranda, Vermaelen, Aleñà, Munir… y cumplió con creces. Un Tottenham rácano no parecía que se jugase el pase a octavos y el partido no pudo empezar mejor, ya que Dembelé marcó un golazo de los que quedan en la retina del aficionado durante tiempo, robó el balón a Walker-Peters y puso la moto en marcha para llegar al área rival, regatear a los defensas y marcar. 1-0. En el partido también tuvo una gran actuación Cillessen, salvando varios goles claros del conjunto inglés. En los últimos minutos del encuentro, un centro de Kane acabó en las botas de Lucas Moura que remató en el área pequeña para batir al portero holandés, situar el empate en el marcador y conseguir el pase. El Barça consigue igualar el récord del Bayern de partidos consecutivos de Champions sin perder en casa, con 29 y espera rival para octavos en el sorteo del próximo 17 de Diciembre. ¿Quién tocará?

Domingo 16, Levante 0 – 5 Barça (La Liga – Jornada 16)

Victoria contundente en el Ciutat de Valencia con otra actuación de Messi, estelar. El argentino rubricó un hattrick y dio otra asistencia para dinamitar el partido. El Levante tuvo algunas ocasiones aunque un gran Ter Stegen mantuvo la portería a 0 por tercera jornada consecutiva. Luis Suárez y Piqué también vieron puerta y el Barça terminará el año 2018 como líder del campeonato doméstico.

Martes 18, Leo Messi recibe su quinta bota de oro

Lionel Messi siguió pulverizando récords al recibir su quinta bota de oro, un registro nunca antes conseguido por un futbolista, al haber sido el máximo goleador de las competiciones domésticas europeas en la temporada 17-18. El argentino marcó 34 goles que le han servido para alzarse con el prestigioso galardón. Anteriormente lo ganó en las temporadas 09-10, 11-12, 12-13 y 16-17. Felicidades, Leo, y que sean muchos más.

Jueves 20, El Barça ficha a Jeison Murillo

El Barça hizo oficial el primer fichaje de invierno, el colombiano Jeison Murillo. Este central colombiano de 26 años llega en calidad de cedido desde el Valencia (donde apenas ha disputado 270 minutos esta temporada) para reforzar la mermada zaga con las lesiones de Vermaelen y Umtiti. El Barça pagará su ficha y se reserva una opción de compra de 25M de € a final de temporada. Bienvenido, Jeison.

Sábado 22, Barça 2 – 0 Celta (La Liga – Jornada 17)

El Barça despide el año con una nueva victoria sin encajar goles. Abrió la lata Dembelé aprovechando un rechazo del portero del Celta a chut de Messi. El 2-0 fue obra del astro rosarino que ya está a 2 goles de sumar 400 en liga. El partido tuvo poca historia con un Celta que lo intentó aunque topó con un buen Ter Stegen. El Barça arrancará el 2019 como líder y con la obligación de pelear por el título.

Jueves 27, Jeison Murillo presentado como nuevo jugador del Barça

Jeison Murillo fue presentado ante la afición. El central colombiano se mostró muy feliz por el fichaje y aseguró que para él era un sueño y estaba muy feliz, ya que estaba para grandes cosas. Como jugador, se definió como “jugador al cual le gusta dar gusto a la pelota” y esperó ayudar al equipo a conseguir títulos con su experiencia. El jugador reconoció que Valverde es su gran valedor y también destacó que el equipo parece una familia.

El año en clave Barça: Noviembre

Sábado 3, Rayo Vallecano 2 – 3 Barça (La Liga – Jornada 11)

El Barça salvó los 3 puntos in extremis en Vallecas en un partido donde el Rayo fue mejor que el conjunto azulgrana. Abrió la lata Luis Suárez tras una magnífica jugada de Jordi Alba. Todo parecía indicar que el partido sería plácido pero nada más lejos de la realidad, el Rayo se adueñó del partido y empató mediante gol de Pozo. El Barça mostró un bajo nivel en la segunda parte y el Rayo remontó el encuentro mediante Álvaro García. Tocaba remar contracorriente y cuando parecía que los puntos volarían, Dembelé cazó un balón fuera del área y rematando de volea batió a Alberto García para situar las tablas e el marcador en las postimetrías del encuentro. Finalmente el pichichi Luis Suárez confirmó su buen estado de forma con el gol que culminó la remontada y que nos mantiene líderes de la primera división.

Martes 6, Inter Milan 1 – 1 Barça (UEFA Champions League – Jornada 4)

El Barça logró su clasificación a octavos de final de la Champions con un gran partido en el Giuseppe Meazza. Control del partido, buenas jugadas de posesión, recuperación rápida de balón… pero se fallaron muchísimas ocasiones con un Handanovic protagonista. El gol tardó en llegar, y fue obra de un Malcom que acababa de entrar en el terreno de juego con una buena jugada individual en el minuto 83. Todo parecía sentenciado pero el Barça se durmió en los laureles en defensa e Icardi aprovechó la ocasión en el área pequeña para poner las tablas en el marcador. El Barça se asegura su pase a octavos de final a falta de dos jornadas y todavía habrá que rubricar el primer puesto.

Domingo 11, Barça 3 – 4 Betis (La Liga – Jornada 12)

El Barça pierde 3 puntos en el Camp Nou en un partido histórico para los verdiblancos, pues ganaron en el Camp Nou 20 años después de su última victoria. El Betis fue superior al Barça, llevando el peso del partido, con posesiones largas y determinación. En el día en que volvió Messi, el astro argentino no pudo evitar la derrota. Abrió la lata Junior Firpo aprovechando que Sergi Roberto no estaba fino. Posteriormente el 0-2 fue obra de Joaquín, rematando un balón en el área pequeña. En la segunda parte, Messi marcó de penalti para recortar distancias pero rápidamente Lo Celso puso el 1-3 en el marcador. El Barça siguió insistiendo y Arturo Vidal marcó el 2-3 con incertidumbre porque la jugada se revisó mediante el VAR. Canales hizo el 2-4 que parecía definitivo aunque en el 94 Messi marcó el 3-4 y no hubo tiempo para el milagro. Seguimos líderes del campeonato pero falta mucho por mejorar, especialmente en defensa.

Sábado 24, Atlético 1 – 1 Barça (La Liga – Jornada 13)

El Barça rescató un punto del Metropolitano en un partido aburrido y sin apenas ocasiones. El fútbol defensivo de Simeone se impuso y Valverde no reaccionó. El Atlético se adelantó con un gol de cabeza de Diego Costa, pero en las postimetrías del encuentro Dembelé, que salió desde el banquillo, hizo un chut escorado en banda y batió a Oblak. El francés vuelve a ser decisivo en un encuentro a pesar de las numerosas críticas recibidas.

Miércoles 28, PSV 1 – 2 Barça (UEFA Champions League – Jornada 5)

Termina el mes de Noviembre con una victoria por la mínima en el Phillips Stadium de Eindhoven. El Barça dejó otro partido con más sombras que luces pero le bastó para conseguir de manera matemática la primera plaza de grupo y aguardar a su rival en el sorteo del próximo 17 de Diciembre. No hubo control del partido y el PSV avisó con varios remates al palo. Ter Stegen tuvo un día especialmente inseguro al regalar muchos balones al equipo rival. Dembelé fue de los mejores del partido y asistió a Messi para que marcase otro gol marca de la casa de los que quedarán en la retina, regateando a varios jugadores en el área para colar el balón como un misil por el palo corto del portero. El 0-2 fue obra de Piqué al poner el pie en un chute de Messi que iba fuera. Recortó distancias y puso los nervios el PSV mediante un remate de cabeza de De Jong. Finalmente el partido terminó y el Barça pasa como primero de grupo a octavos por 12ª temporada consecutiva.

El año en clave Barça: Octubre

Miércoles 3, Tottenham 2 – 4 Barça (UEFA Champions League – Jornada 2)

El Barça mantiene su liderato en el grupo de la Champions League con uno de los mejores partidos de la era Valverde en Wembley. El txingurri decidió dar la titularidad a Arthur, algo que era un clamor entre la afición, y el joven brasileño no defraudó con una gran actuación. El partido empezó de cara ya que un gran pase de Messi sobre Alba propició la asistencia para que Coutinho marcase el gol más rápido de la historia de un equipo visitante en Champions. Posteriormente llegó el 0-2 con un golazo de Rakitic de volea desde fuera del área. Todo parecía controlado hasta que Kane mediante una gran jugada individual con varios quiebros batió a Ter Stegen. El 1-3 fue un chut raso obra de Messi, que hizo otro partido fuera de esta galaxia para seguir escribiendo con oro las páginas de la historia del fútbol. Pero no se podía respirar tranquilo, ya que Lamela marcó el 2-3 con un rebote sobre Lenglet. Finalmente Messi hizo el 2-4 definitivo con toda la calma del mundo y el argentino también hizo 2 palos. Es el máximo goleador de la máxima competición continental con 5 goles. Siguiente parada europea, Camp Nou vs Inter.

Domingo 7, Valencia 1 – 1 Barça (La Liga – Jornada 8)

Nuevo pinchazo liguero, en esta ocasión en Mestalla. El Valencia abrió la lata en el minuto 2 con un gol de Garay en el que cogió a toda la defensa culé en babia. A partir de aquí tocó remar a contracorriente de nuevo, con un buen Arthur dirigiendo el centro del campo, un activo Coutinho y un Luis Suárez fallón. El empate llegó de las botas del de siempre, Lionel Messi, que hizo una gran jugada y pared con Luisito para batir a Neto con un chut raso. A partir de aquí el Barça lo intentó sin suerte, y Valverde no dio entrada a Dembelé o Rafinha hasta las postimetrías del partido. Con este empate perdemos el liderato, que ahora tiene el Sevilla con 16 puntos. El Real Madrid pinchó en Vitoria 1-0 por lo cual aventajamos a los blancos en 1 punto. En la próxima jornada se disputará el Barça-Sevilla que puede lanzarnos al liderato de nuevo. ¿Lo conseguiremos?

Sábado 20, Barça 4 – 2 Sevilla (La Liga – Jornada 9)

El Barça recuperó el liderato en un partido marcado por la lesión de Messi, que estará 3 semanas de baja tras lesionarse al caer en mala posición y fracturarse el radio del brazo derecho. El primer gol fue obra de Coutinho con un gran chut previa asistencia privilegiada de Lionel Messi. El 2-0 fue obra del astro argentino tras una asistencia de Luis Suárez para que corriese desde el centro del campo, sortease a la defensa sevillista y ajustase el balón al palo con un chut raso. Todo parecía que iba viento en popa hasta que en un balón dividido con Franco Vázquez, Messi cayó y se fracturó el radio. Ter Stegen hizo paradas de ensueño demostrando que es el mejor portero del mundo y el 3-0 fue obra de Luis Suárez de penalti. Sarabia puso el 3-1 en el marcador con un chut desde fuera del área que despejó mal Lenglet con la cabeza. Rakitic hizo el 4-1 con una volea de fuera del área y el 4-2 definitivo lo marcó Muriel. El Barça llegará al clásico como líder.

Miércoles 24, Barça 2 – 0 Inter (UEFA Champions League – Jornada 3)

El Barça demostró que puede jugar bien y sacar adelante partidos sin Lionel Messi. Comandandos por un gran Arthur, al que cada vez se le pone más cara de Xavi, el Barça mantuvo la posesión del balón y jugó con una delantera formada por Coutinho, Luis Suárez y Rafihna. Fue precisamente de las botas del hispanobrasileño que vino el 1-0 tras asistencia del uruguayo. En la segunda parte, el Inter atacó más e intentó atenazar a la defensa azulgrana, pero fue obra de Alba el 2-0, uno de los pocos jugadores que aporta profundidad. El Barça deja la clasificación a octavos encarrilada de manera virtual y llega en buen momento al clásico.

Domingo 28, Barça 5 – 1 Real Madrid (La Liga – Jornada 10)

Resultado histórico en el clásico. El Barça llegaba en un estado de forma mejor que el Real Madrid y así se plasmó sobre el césped. Abrió la lata Coutinho tras una gran jugada de Jordi Alba que asistió. Posteriormente el VAR señaló un penal de Varane sobre Luis Suárez, que el uruguayo ejecutó magistralmente. El 2-1 fue obra de Marcelo para recortar diferencias, pero el Barça demostró que iba a por el partido con el 3-1 de Luis Suárez de cabeza y el 4-1 también del uruguayo en un buen contraataque, rubricando su hattrick. Completó la fiesta Arturo Vidal con el 5-1 tras asistencia de Dembelé. Continuamos líderes y dejamos al Real Madrid sumido en una profunda crisis.

Miércoles 31, Cultural Leonesa 0 – 1 Barça (Copa del Rey – Ida de Dieciseisavos de Final)

El Barça consiguió una pírrica victoria en León sabiendo que todavía queda el partido de vuelta. Ernesto Valverde alineó a suplentes y a jugadores del Barça B como Chumi, Aleñà o Miranda. La ‘Cultu’ fue un digno rival y solo acabamos ganando gracias a un remate de cabeza de Lenglet a asistencia de Dembelé. Todo por decidir en el Camp Nou el próximo 5 de Diciembre.