Yoyalodije

Cocu

Tantos años esperando que nos cruzásemos con el PSV para poder asistir al regreso al Camp Nou de mi jugador del Barça foforito ever, el gran PHILIP JOHN WILLIAM COCU, para que, justo ahora que se produce, esté entrenando en Turquía.

Y es que si algo le reprocharé siempre a Laporta de su gluriós mandato, aparte de hacer pasear por medio mundo cuando el sextete una réplica de la Champions que parecía sacada de la sección de trofeos para colegios del Corte Inglés, es la forma tan injusta (tanto por razones deportivas como extradeportivas) con la que se desprendieron del holandés: seis años titular indiscutible y sacrificado, al jugar muchas veces fuera de su posición; leyenda del club; el extranjero con más partidos disputados hasta la aparición de un tal Messi; y segundo capitán (aunque oficiosamente ejerciese de primero porque Luis Enrique ya no era titular y, por otro lado, se iba a retirar). Pues se marchó como un vulgar André Gomes de la vida.

https://i.imgur.com/twsGfWP…

Pero, si todo lo anterior no fuese suficiente, fue además el único futbolista que aceptó rebajarse el sueldo cuando en el verano anterior, con la llegada de los Laporta Boys, la nueva Junta pidió un sacrificio a los jugadores más significativos para contribuir a la recuperación económica del club, con la promesa de ser renovado la siguiente temporada ¿Adivinad qué emblema de La Masia, el mismo que evitó un gol parando la pelota con el escudo, no quiso rebajarse su megacontrato de galáctico (1.000 millones de pesetas al año) y de jugador franquicia del equipo (así andábamos, era él o Riquelme)? Y que, por cierto, le sonsacó a un desahuciado Gaspart a base de permitir a su entorno que coquetease en la prensa madrileña con la idea de convertirse en el “nuevo Hierro”. Siempre pensé que, en determinados despachos del Camp Nou (el reptil de Rosell, como antiguo hombre fuerte de Nike), la presencia de Cocu estorbaba justo cuando se estaba más cerca que nunca de volver levantar trofeos como la Liga o la Champions (de la cual, el de La Pobla tiene el dudoso (?) honor de ser último que la alzó por el lado equivocado, el que tiene grabados los clubes campeones).
Por algo el centrocampista de la nariz respingona aún llegó al Mundial de 2006 siendo titular de la selección holandesa y, un año antes, se echó al PSV a sus espaldas, con dos goles suyos, para pelearle hasta el último minuto unas semifinales de Champions al todopoderoso Milan de Shevchenko, Pirlo, Maldini y compañía. Mientras, nosotros fuimos a Stamford Bridge a caer eliminados con Gerard de mediocentro defensivo. Y fichamos, solo por ser amigo del Edmundo, a un semiretirado Albertini que ¡Oh sorpresa! de sus seis meses de estancia culer cuatro se los pasó lesionado, aprovechándolos para hacerse amigo también de Puyol y conseguir así que fuésemos, con toda la plantilla, a su partido de homenaje en Milan (!) TÓ-CA-TE-LOS-CO-JO-NES

Y, aunque es compresible que exista una fuerte conexión entre el Barça y el Ajax, no debería resultarnos menos simpaticones los de la PHILIPS, con todos los buenos y entrañables jugadores que a lo largo de la historia reciente les hemos fichado: Koeman, Romario, Popescu, Ronaldo, Cocu , Zenden, Van Bommel y Afellay. Aún recuerdo el resumen de futbol internacional que pasaban por el 33 las noches del lunes, antes o después del programa de anime donde veía a mi querida Ginger Inokuma, y descubrir que en la copa holandesa se podía dar un Ajax-Ajax II, que existía un partido que enfrentaba al NEC y al NAC o disfrutar con los goles de aquella gran pareja atacante que formaron Ronaldo y Luc Nilis.