Crónica

Análisis de plantilla

Parece que el Barça cierra plantilla para esta temporada, mínimo hasta la ventana de invierno. De centro del campo para arriba queda:

Busquets-Samper; Rakitic-Vidal; Arthur-Denís; Rafinha-Aleñá; y la indefinición de la posición final de Coutinho que aún desconocemos. En la delantera quedan: Messi-Suárez, Dembelé-Malcom y Munir.

Si utilizásemos un 433 (tras el grupo de UCL y vistas las decisiones de Valverde hasta ahora, parece menos probable que se extienda tanto su uso), sería lógico contar a Coutinho arriba y considerar posiciones dobladas en la delantera. Aún así habría 8 centrocampistas para 3 posiciones. Sin embargo, con 442 serían 9 jugadores para 4 posiciones. Numericamente encaja mejor, ¿verdad?

Tras esto no puedo evitar hacerme la siguiente pregunta (llamadme malpensado): ¿Es posible que el 433 haya sido una pequeña trampa”, un engañabobos (junto a las portadas asegurando un medio de élite europea), para tenernos entretenidos/ilusionados hasta el cierre de mercado? Ahora que ya empieza la competición, no hay margen de maniobra y todo es inevitable, la realidad práctica es la que es: una plantilla más configurada para el 442 donde Suárez es irrenunciable y donde la falta de profundidad (en tal esquema y por lo que implica y ha implicado) sigue siendo alarmante.

Así que, decido evaluar un poco los números para ver si dicen algo en estos dos últimos años en cuanto a confección de plantilla. La realidad es que esta temporada se ha vendido por 82M y se ha comprado por 126M, dejando un saldo de 44M que corresponde aproximadamente con lo que normalmente se presupuesta para fichar. Como ven NO he incluido a Paulinho en estas cuentas.

Procediendo igual en el año pasado, veremos que Coutinho y Dembelé costaron lo que se ingresó por Neymar y, que el saldo entre Semedo, Deulofeu, Mina y Marlon, por un lado; y Mascherano y Tello por otro nos da unos 50M que vuelve a corresponderse aproximadamente con lo presupuestado para fichar cada temporada.

Así que afinando un poco más, podemos ver que, justamente Paulinho, el hombre que nos falta, fue adquirido por 40M y hay un compromiso de venderle un año después por 50M; esos 10M de diferencia no deben andar muy lejos de lo que costó su salario. Es decir, que casi que podemos concluir que se fichó a Paulinho porque iba a ser relevante en una plantilla con 442 como querían Segura-Valverde y porque no había más dinero en caja para fichar a nadie de nivel en su perfil por lo que tuvieron que recurrir a “fórmulas imaginativas”.

Visto así, el año II de Valverde y la Junta que lo fichó, puede enfocarse desde un perspectiva algo distinta:

– La parte técnica con Segura y el propio Txingurri, partidarios de formar plantillas en torno al 442 con predominancia de centrocampistas
de corte físico + Suárez-Messi como argumento ofensivo; argumento capaz de dominar Liga y Copa, eso sí con el asterisco de unos rendimientos de Real Madrid y Atlético por debajo de lo normal en cuanto a puntuación. Pero ello no quita que el argumento ofensivo del Barça siga siendo el Suárez-Messi; sobre todo Leo, claro.

– La parte ejecutiva, con una Junta débil en el mercado; incapaz de atraer o retener a los mejores trofeos (Neymar-Griezmann), más
preocupada por no gastar más de lo presupuestado; y decidiendo siempre a cargos y personas alejados del modelo que le precedía (Segura, Soler, entrenadores que no comulgan con el juego de posición…). Las excepciones o concesiones (García-Pimienta, tantear al hijo de Cruyff, vender a Arthur como Xavi y vuelta al modelo); tienen más que ver con apagar fuegos, calmar ánimos y el postureo que con la convicción de esas decisiones.

– La parte mediática, fundamental para controlar la opinión pública, pastorear debates y construir relatos afines que tapen las realidades;
travistiendo operaciones como las de Paulinho, que parece más una cesión encubierta “al modo chino” (money laundering), o inventando fichajes que nunca se pensaron ni llegarán porque, bien no hay capacidad económica (grifo seco), bien no están en el ideario de los mandatarios técnicos.

No sé si me ha ido mucho la olla, ya me diréis. Al hilo del post; obviamente no hay relevos porque no hay modelo que relevar; hay un modelo que están transformando completamente (si no lo han hecho ya). En 4 años se han fichado 22 jugadores (de los cuales apenas 1/3 parece q va a cuajar) y en el B más de 30 en menos de 3 años. Arthur tiene más pinta de ser un recurso puntual para recurrir a él en escenarios concretos, que la base de un discurso en la que se basa el juego. Vidal y Rakitic van a tener mucho más peso que él esta temporada.

Are sí, another brick in the wall.