Yoyalodije

Los hombres que miraban fijamente a las cabras

Erase una vez una carrera de cabras. El objetivo era alcanzar lo más alto de una gran torre. Había en el lugar una gran multitud de espectadores, mucha gente para apoyarlas y animarlas. Comenzó la competición y, como los espectadores no creían que las cabras pudiesen llegar a la cima de la torre, lo que más se oía era: “Que pena, esas cabras no lo van a lograr, no van a poder”. Y las cabras comenzaron a abandonar, excepto una que persistía y continuaba el ascenso en busca del logro.La muchedumbre continuaba gritando: “Que lástima, no lo van a conseguir, es imposible”. Las cabras estaban desistiendo, una por una, excepto aquella cabra tenaz que continuaba tranquila, cada vez más segura. Al final, todas desistieron, menos ella. La curiosidad se apoderó de todos, querían saber que había ocurrido, como logró superar la prueba. Fue cuando descubrieron que…era sorda.

Moraleja: No permitas que personas con el mal habito de ser negativas, derrumben todas tus esperanzas.

Recuerda, hay poder en nuestras palabras y en todo lo que pensamos, por lo tanto, procura ser siempre positivo.

Vale, todo esto es muy bonito (aunque un pelín cursi) y estoy básicamente de acuerdo. No debemos dejarnos llevar ni por el derrotismo ni dejarnos avasallar por los creadores de falsas teorías conspirativas pero, tampoco hemos de dejar de analizar algunas cosas que no van bien.

Los que somos más de la facción de “evaluación continuada” que del grupo de “las notas a final de temporada” vemos que el equipo no acaba de estar del todo atinado, le falta “finezza”. Seguimos teniendo un grupo humano estupendo, con ganas de trabajar y, con un entrenador que intenta no dejar nada al azar pero, en algunos momentos, a pesar de seguir teniendo el control de balón, falta velocidad de ejecución en las jugadas, no se presiona tanto a la defensa contraria y sucumbimos nosotros a la presión de los jugadores rivales errando pases aparentemente sencillos.

¿Están algunos jugadores en baja forma? ¿Tenemos la plantilla corta? ¿Es por culpa de la preparación física destinada a estar al 100% hacia el mes de abril? ¿Nos han encontrado los rivales nuestro talón de Aquiles? ¿Nos afectan las lesiones de jugadores clave? ¿No estamos tan finos por qué nos falta gol? o ¿nos falta gol por qué no estamos tan finos?

Quizá sea un poco de todo, posiblemente sean pequeños detalles, a lo mejor también influyen algunas decisiones arbitrales provocadas por la presión a la que están sometidos los trencillas.

Sigo creyendo a pies juntillas en nuestro equipo y en nuestro entrenador, solo faltaría, estoy seguro de que Pep también se preocupa por estos detalles, los ve y, a diferencia nuestra, también ve las soluciones.

Pero ¿que podemos hacer como afición? Pues, animar a nuestra cabra, la que no abandona, la que persiste la que llegará a la cima antes que nadie, porque sabemos que puede hacerlo, porque ha demostrado que puede hacerlo, porque vemos que quiere seguir haciéndolo.