All posts by Bond

Sobre el Barça-Betis

Setién , si, es un entrenador que nos gusta por su estilo y tal pero, el de ayer (Nota: 11 de Noviembre), fue el mejor partido que les he visto esta temporada. Sobretodo por errores del Barça.

En mi humilde opinión , ayer debía jugar Rafinha de inicio ( y Messi en el banquillo) . Hubiese existido más presión hacia el contrario y más dominio culé. Con ventaja en el marcador, sacas a Messi y te vas al parón con una victoria.

Ayer, al tener a D10s , balones al crack y que presione Rita ( Valverde debe solucionar eso) . Malcom salió enchufado pero, en modo gaseosa y, Suárez, tuvo uno de esos días espesos en que espera el balón y se lo quita el defensa.

El problema no fue si Sergi Roberto tal o cual ( que también) o si Piqué se fue a lo loco a atacar ( que también) sino que nos superaban las líneas con mucha facilidad por errores en presión desde la delantera que no ocurrieron ni contra el Mierdas ni contra el Inter, sí el día del Sevilla y en Vallecas.

Queda mucho trabajo por hacer y Valverde da una de cal y una de arena.

Las rotaciones

Tema rotaciones. De entrada quizá que dejemos de hacer demagogia ( y no lo digo por el gran post de SegonPal). Una cosa son deportes de esfuerzo físico y otros de esfuerzo físico + contacto, como el futbol.

Harto de oir que con lo que cobran que aguanten , que si yo trabajo tantas horas y que si patatín que si patatán. Hay esfuerzo físico, tensión psicológica, viajes a tutiplen y, lo más importante, esfuerzo muscular y múltiples microlesiones por patadas y golpes que necesitan recuperación.

Los que somos más o menos de la época del autor del post y nos sabíamos alineaciones de memoria, debemos evolucionar con los tiempos.
Hace décadas, se hacían pretemporadas basadas y dirigidas para la preparación física inicial de los jugadores, con concentraciones el lugares de temperaturas frescas para que el cuerpo se vaya adaptando y cogiendo forma para la temporada.

Eso pasó a la historia, ahora hacemos giras americanas y/o asiáticas sin preparación adecuada para seguir ya con títulos importantes a primeros de agosto.
La Liga cada vez empieza antes, con lo que conlleva de esfuerzo a altas temperaturas.

La Copa de Europa suponía un par de eliminatorias contra rivales menores antes del parón invernal para reprender en marzo con octavos o cuartos ( no recuerdo bien). Ahora liguillas de 6 partidos contra rivales de más entidad.

Con la obligación de la UEFA de que la Final de Champions sea el último partido oficial de la temporada, las Ligas ( de demasiados equipos) deben concentrarse en menos tiempo.
La Copa se juega apretadísima en Enero.

O sea, no hay semanas de 1 solo partido en casi todo el año.

Sumemos a eso los partidos y pachangas de selecciones, que se han convertido en una especie de Globetrotters sacadineros. Los equipos grandes, llenos de internacionales, lo notan más.
Sumemos todo esto y entenderemos que, actualmente, son supernecesarias las rotaciones. Esto se debe planificar. Recuerdo hace años ( no sé si en época Guardiola, creo que sí. Y quizá se siga haciendo) que habían unos estudios físicos individualizados de cada jugador para ver los picos de forma y como debían dosificarse.

Pero, hacer rotaciones no es lo que hacía Lucho, cambiar 7 jugadores de golpe en un partido, sino , de forma casi imperceptible ir dando minutos a la mayoría de la plantilla ( para eso debes tener jugadores que, aunque tengan menos calidad que los “titulares”, deben poder adaptarse al equipo sin que este se resienta demasiado).

Pienso que, esta temporada – y puedo equivocarme- hemos mejorado la plantilla y , Valverde, tiene más donde elegir: Veremos como lo gestiona.

Y, algunos jugadores de cantere pueden y deben tener minutos.

El día después

Hoy es de las pocas veces que uno tiene la sensación de perder el tiempo antes de escribir un articulo para el Yoya. Pero, aunque solo sea por el compromiso adquirido hace años, sigo fiel a mi doble cita anual para hablar de los arbitrajes.

Estamos en una temporada muy curiosa , primero por la diferencia de puntos entre Barça y Real Madrid – separados además por otros 2 equipos (Atlético de Madrid y Valencia) de los cuales no acostumbro a seguir los partidos excepto cuando se enfrentan a nosotros o a nuestro maligno rival; y, segundo porque, a pesar de las vergonzosas actuaciones arbitrales de la temporada pasada, el Presidente blanco, Florentino Pérez, tuvo la desvergüenza antes de iniciar el campeonato de quejarse de los trencillas. Como diria aquel, manda huevos.

Quizá sea exagerado por mi parte pero,  tengo la sensación de que, hasta el momento, no les han ayudado como en otras temporadas. ¿Será un “castigo” del estamento arbitral hacia D. Floripondio?.

Ojo, suelten los cuchillos, no me los claven todavía. No pongan en mis palabras ni en mi pensamiento la creencia de que nos han ayudado a nosotros ni perjudicado a ellos de forma que haya esta distancia en la clasificación. Pero si veo aquellos pequeños detalles, sobretodo en algun partido merengue, de que las circunstancias se alían contra aquel que está jugando peor y que va a remolque de los malos resultados, pero más bien ha sido un fifty-fifty. Vamos, que no ha habido el descaro de otros años.

Cierto es, que hay un par de jugadas muy vistosas – sobretodo una- que podrían haber hecho más grande nuestra distancia y que tuvieron gran revuelo mediático. ¿Habríamos ganado en Mestalla y al Celta en el Camp Nou si Iglesias Villanueva ve dentro ese balón de Messi o el linier de Melero López no se equivoca anulando un gol a Suárez?

Pero, si nos remitimos a la última jornada de la primera vuelta, podria haberse decantado la balanza hacia otro lado si no pitan falta sobre Rakitic anulando la posibilidad del 2-0 de la Real en Anoeta o si Undiano señala penalty en la primera parte del Bernabeu por unes claras manos de un defensor “groguet”.

Aunque, a estas alturas, cualquier jugada parezca intrascendente debido a nuestra manifiesta superioridad, permitídme hacer un rápido y no exhaustivo repaso de algunas jugadas que podrían haber supuesto algun mínimo cambio en la clasificación.

El Barça se adelantó en el marcador en algun partido con alguna jugada polémica, ante Betis, Espanyol, Eíbar y Málaga, aunque, seguramente, son partidos que hubiese ganado igualmente por superioridad futbolística. El más polémico fue el primer gol – al inicio del partido ante el Málaga- en el cual González Fuertes no ve que Digne controla el balón fuera del terreno de juego. A partir de ese tanto, el Barça sesteó hasta que hizo el 2-0 en las postrimerías del encuentro.

También hemos sufrido algún que otro perjuicio, como 2 penaltys no señalados ante el Sevilla o la dureza de la UD Las Palmas permitida por Munuera Montero. Al ser partidos en los cuales acabamos consiguiendo los 3 puntos, tampoco me parece oportuno extenderme demasiado.

Y, como les hablaba antes de algún pequeño perjuicio contra el Real Madrid, pienso que el partido donde el arbitraje les fue más en contra ocurrió en el Wanda Metropolitano, donde empataron a 0 goles. Fernández Borbalán le perdonó la expulsión a Savic en la primera parte por una durísima entrada a Kroos y, poco antes del descanso, hay un claro penalty de Lucas a Sergio Ramos. Incluso le rompió la nariz al defensa andaluz.

Pero se equilibró la balanza en algún otro partido. En el empate del Levante en el Bernabeu  tenemos falta de Ramos al marcar el 1-1, se apoya con ambos brazos en el hombro del defensor . Pero, en ese mismo partido, Hernández Hernández, podria haber señalado un par de penaltys – dudosos y discutibles, eso sí- a favor de los de Zidane.

También los blancos podrían haber perdido en San Mamés ( empate sin goles) si Mateu Lahoz señala un penalty de Carvajal a Raúl García en la primera parte.

Con esto daría por finalizado este pequeño repaso arbitral de la primera vuelta de esta temporada, resulta algo aburrido polemitzar del tema cuando podemos presumir de solidez del equipo y de inmejorables resultados.

Buscando al señor GoodVAR

Aunque, a estas alturas y con el campeonato perdido, apetezca poco repasar las jugadas dudosas de la temporada, me veo en la obligación, como cada temporada, de hacer este recopilatorio, personal y supongo que subjetivo, de algunas jugadas que podrían haber cambiado el curso de la Liga.
Al final de la primera vuelta ya hice un post sobre los arbitrajes en los partidos de Barça y Real Madrid ( sí, aquellos equipos que se dice – sin ningún estudio objetivo- que no se pueden quejar).

Si recordamos un poco ese post , veremos que hay un gol mal anulado a Piqué en el empate contra el Málaga en el Camp Nou ( en la siguiente jornada nos “regalan” un empate en Donostia anulando injustamente un gol de la Real), un penalti no señalado a Neymar en Vigo y las clamorosas manos de Bruno Soriano en Villarreal. También algún fuera de juego no señalado ( o penalti regalado) de los blancos en goles importantes en partidos de victoria mínima, alguna expulsión perdonada a Ramos. También hubo polémica en el duelo entre ambos en el Camp Nou, como el penalti no señalado de Mascherano a Lucas Vázquez al principio del match. Otro más tarde por manos de Carvajal y, lo que me crea más dudas, la posible falta de Ramos a Mascherano en el gol del empate.
Pero, bueno, de la primera vuelta ya hicimos un exhaustivo repaso en el post mencionado. Vamos ahora a la segunda, que ha sido mucho más polémica y, para mi, escandalosa.

Ya en el primer partido (Jor.20 Hernández Hernández)),se produce la primera polémica en el desplazamiento del Barça al Benito Villamarín. En el Min.81, no se concede un gol a los nuestros que había entrado completamente en la portería. Pero, en la misma jugada, hay un clamoroso penalti sobre Neymar. Hubiese sido el empate a 1, con tiempo para remontar, ya que, pocos minutos más tarde, igualamos el partido.

Unas semanas más tarde, De Burgos Bengoetxea arbitra el partido pendiente- por Mundial de Clubs- del Real Madrid en Mestalla. No influye en el resultado (2-1) aunque le perdona 2 penaltys (uno muy claro por pisotón de Ramos a Munir) al R.Madrid.

En la Jornada 24, Gil Manzano le dio un empujón al Real Madrid en su victoria en Villarreal- en un partido en que perdían 2-0- señalando un penalti, que le dio el empate, por unas manos involuntarias y de rebote. Acabaron 2-3.

En la siguiente, Fernández Borbalán,tuvo un partido movido en el empate a 3 madridista contra Las Palmas en el Bernabeu.

En el primer minuto, anula correctamente un gol a Morata por fuera de juego. Pero, pocos minutos más tarde, gol de Isco que no debió subir al marcador por el mismo motivo.

Al principio de la 2ª parte, expulsa a Bale por 2 amarillas ( la segunda por patada alevosa).

El 1-2 es marcado de penalti por unas claras manos de Ramos.

Con 1-3 en el marcador, anula otro gol a Morata por fuera de juego de Cristiano ( pienso que acierta, pero es la jugada que me crea más dudas).
El 2-3 lo marca CR7 de penalti inexistente por manos involuntarias. (Min 85)

Y, el definitivo empate, viene de un corner que tampoco lo era (debió señalar saque de puerta). Como ven, partido complicado y que los blancos deberían haber perdido.

No me meto en la derrota del Barça en Coruña por falta de buenas repeticiones ( otro elemento a tener en cuenta, el criterio de los realizadores televisivos). Tengo dudas del primer gol del Depor ( no sé si era fuera de juego) y con empate a 0, Suárez se iba solo hacia puerta y F.Borbalán anuló la jugada dudosa (pienso que equivocándose).

En esta misma jornada (27), el Madrid ganó por la mínima al Betis en feudo madridista. Pero, con empate a 0, Mateu Lahoz no expulsó a Keylor Navas por derribar a un jugador bético que se iba solo hacia puerta. Poco más tarde, hubo un posible penalti de Carvajal.

Con empate a 1, anuló una jugada por offside ( estaba en línea) en la que Cristiano acabó marcando y no subió al marcador.

En la jornada 28, Sánchez Martínez concedió el 1-0 al Madrid en un claro fuera de juego de Benzema. Sí,los blancos vencieron 3-0 al Alavés, pero los 2 goles restantes en los últimos minutos con los vascos volcados al ataque.

En la jornada 31, Gil Manzano, aunque hizo un arbitraje horroroso (muy permisivo con faltas de los blanquiazules), no influyó en la derrota del Barça en Málaga por 2-0.
Expulsó a Neymar por dos amarillas ( la segunda una entrada innecesaria que el brasileño podía evitar).

Con 1-0 anuló injustamente el segundo al Málaga.

Poco más tarde, sacó fuera del área un claro penalti sobre Sergi Roberto que podía haber sido el empate a 1.

En la jornada 33, Hernández Hernández pita el clásico en el Bernabeu que acaba con victoria culé por 2-3.

En el primer minuto hay un posible penalti de Umtiti a CR. Solo se ve claro a cámara lenta.

Se pidió fuera de juego en el 1-0 pero Ramos está en posición correcta.

Le perdona la tarjeta roja a Marcelo por codazo a Messi.

Le perdona un par de veces, la segunda amarilla a Casemiro

Con 1-2, expulsa a Ramos – merecidamente- con roja directa por entrada a Messi con contundencia y con los pies por delante.

En la penúltima jornada, González González, podría haber expulsado a Digne al principio del partido en la victoria del Barça 1-4 en Las Palmas.

En la misma jornada, Undiano dió validez al primer gol del Madrid contra el Sevilla cuando Nacho saca la falta “pícaramente” a dos metros de distancia de donde se cometió ( algo demasiado habitual en el futbol). En ese partido, que acabó 4-1, se perdonó por enésima vez la expusión a Cristiano por agresión.

Antes de la última jornada, se jugó el partido aplazado del Real Madrid en Vigo contra el Celta. Martínez Munuera estuvo nefasto.

Con 0-1, le enseña la primera amarilla a Aspas por protestar unas claras manos de Varane que no señala ( para mí eran fuera del área, pero falta clara).

Con 0-2, hay un claro penalti de Ramos sobre Aspas, pero el colegiado le enseña la segunda amarilla a Aspas por fingir. O sea, pasamos del posible 1-2 y 11 contra 11 a mantener la venta blanca contra 10.
No siguió el mismo criterio en un piscinazo de Cristiano que le hubiese supuesto no jugar en Málaga el último partido ( la tolerancia hacia el portugués ha sido escandalosa toda la temporada.
También le perdonó – como no- la segunda amarilla a Casemiro.
Ya en la última jornada, De Burgos Bengoetxea, concedió el segundo gol del Madrid en Málaga en fuera de juego. Acabaron 0-2.

Por otro lado, Hernández Hernández en Barcelona, señaló 2 penaltys al Barça contra el Eibar. Uno que no era , que falló Messi y, otro dudoso que supuso el 3-2. Resultado final 4-2.
Como viene siendo habitual, se intentan maquillar las ayudas a los blancos con algunas al Barça en las últimas jornadas , cuando ya no tienen trascendencia.

Ha habido mucha polémica arbitral esta temporada (bueno, en todas. Hay programas que viven de ello exclusivamente).

Pienso, y sé que me dirán que no soy objetivo, que hace años que los arbitrajes se decantan más o menos descaradamente a favor de los blancos. Y, estoy seguro, que no lo hacen con voluntariedad pero el subconsciente sabe que su carrera irá mejor o peor según lo que piten. Y las polémicas de los medios también conectarán más fuertes los altavoces según sea el resultado.

Y, ¿ que debemos hacer nosotros?. Si nos quejamos, nos dirán que lloramos y volvemos al Nuñismo. Si no lo hacemos, seremos unos Pagafantas como el Atleti.

De entrada, hay que volver al camino del buen juego y del futbol dominador. Está demostrado que debemos ser ( y lo hemos sido estos años) mucho mejores si queremos campeonar. Y, esta temporada, se nos han escapado muchos puntos por culpa nuestra, por no competir al 100% en campos de equipos mucho peores que nosotros.

Pongamos como ejemplos la vergonzosa derrota en Málaga o la desidia del partido en el Villamarín, sino hubiésemos sesteado hasta el minuto 75, cuando el Betis marcó su gol, no hubiese tenido trascendencia el gol no concedido.

Y , también, hay que exigir a los estamentos – como dice Piqué- , más ayudas a los colegiados. Y, una de las principales, debe ser el VAR, la videoayuda para que los árbitros puedan revisar jugadas que no tengan claras o ver cosas que se les han escapado mientras seguían la jugada.

Hay que tener mucho cuidado en la implementación de la ayuda videográfica. Buenas realizaciones, rápidez en la repetición y muchas cámaras siguiendo el match. Y, poco a poco, ir mejorando con la práctica esa tecnología.

¿Se acabarán las polémicas? Todas no, pero ayudaremos a que en el futbol se discuta – si es posible- más de las jugadas y aciertos y errores de los jugadores que de los de los trencillas, que deben ser un elemento que pase mayoritariamente desapercibido.
A ver si acabamos,de una vez por todas,con esa desgraciada frase de “los errores arbitrales son la salsa del futbol”. Que se metan la salsa por donde les quepa, solo quiero que se aplique el Reglamento de la mejor manera posible y hablar de futbol.

Todo por un sueño

Poca historia tendría el partido de hoy sin los condicionantes previos y la ilusión – irracional, muy irracional- que marca el partido del próximo miércoles ante el PSG.

Muchas cosas han pasado desde que los franceses nos endosaron un doloroso 4-0 en la ida de Octavos de Final de la UEFA Champions League, un resultado que nos dejó hundidos en el pesimismo, casi con ganas de acabar la temporada y viendo también la Liga casi imposible.

Pero, han bastado unos cuantos resultados favorables de nuestro equipo, una leve mejora de juego – muy leve- y, sobretodo, los pinchazos del Real Madrid cuando menos lo esperábamos, para volver a recuperar las ganas de luchar por todo y vernos capaces de campeonar de nuevo en los títulos domésticos.

Nos plantábamos hoy en el Camp Nou con la incógnita de saber como reaccionaría el equipo al anuncio de Luis Enrique de que dejará el Barça a final de temporada. Salimos de nuevo con un 3-4-3, como en los últimos partidos, dibujo que nos ha funcionado tanto en el Vicente Calderón como en el fácil partido ante el Sporting de Gijón, y que nos sirve de ensayo para intentar la remontada en Champions.

Por si fuera poco enfrentarnos al Celta de Vigo, aunque parezca mentira el último equipo que nos había ganado en Liga, también estaba en el terreno de juego Gil Manzano, el colegiado del escándalo en Villarreal ante el Real Madrid.

Pues, ni eso nos frenó. Salimos enchufados y dispuestos a realizar el mejor partido- o el más completo, como prefieran- que le hemos visto al Barça esta temporada. Maniatamos a los gallegos, les robamos el balón continuamente con la tela de araña tejida en un medio campo con Rafinha,Busquets ,Sergi Roberto y  Rakitic. En defensa teníamos solo a 3 jugadores, Piqué,Umtiti y un Jordi Alba que se ha olvidado de sus alegrías atacantes en bien del conjunto.

Y, como no, delante, un Messi estratosférico creando casi todo el juego de ataque ayudado por un inconmensurable y bullicioso Neymar y por un Luis Suárez luchando con la defensa y abriendo múltiples espacios

Aunque al principio nos costó abrir la lata a pesar del asfixiante dominio, no quisimos ni que el árbitro tuviese protagonismo. Por eso, en la jugada posterior a un penalti sobre el brasileño escamoteado por Gil Manzano, Messi hizo el primero llegando desde la frontal del área. El argentino le dio el segundo poco después a Neymar para que marcase un golazo de forma magistral y espectacular y acabar la historia de ese partido llegando al descanso con 2-0.

El Celta tuvo una clara ocasión para entrar en el match pero la enviaron fuera – no chutaron entre los 3 palos hasta casi el final del partido, cuando nosotros ya habíamos metido los 5 goles.

La segunda parte fue un festival, Rakitic metió el tercero a los pocos minutos del inicio – en fuera de juego- y ya todo fue cuesta abajo. Umtiti a centro de Messi metió su primer gol, el argentino su segundo de la noche y, a pesar de que intentaron en diversas jugadas que Luis Suárez marcase, nos fuimos al final con otro resultado que nos clasificaría si se repitiese el miércoles.

Con el partido resuelto, Lucho dio entrada a Iniesta,Mascherano y Denis Suárez para tener concentrados a la mayoría de jugadores en plantilla

No creo en la remontada, el raciocinio me lo impide. Pero el miércoles estaré en el Camp Nou pensando en un sueño, porque solo podemos soñar, pero el Barça de hoy ha despertado al público, un público que vuelve a ver la Liga posible. Y eso, es real, hemos visto a un gran Barça.

Bienvenidos al norte

Tras una durísima eliminatoria de Copa contra el Atlético de Madrid, nos tocaba viajar en Liga a los dominios del equipo con el que compartiremos protagonismo en la Final del título español de KO., el Alavés.

Este desplazamiento estaba marcado por la necesidad de ganar para seguir la estela del líder – solucionada con solvencia- y por una polémica ajena al futbol, una pelea entre presuntos aficionados de un equipo y otro saldada con algún herido y alguna detención. En lugar de combatir estos comportamientos, parece que vuelvan a fomentarse. Pero de esto, ya tendremos tiempo de debatir.

En una tarde fría y lluviosa, salió Luis Enrique con otro 11 discutible y fiel a su manera de pensar y a las rotaciones, evidentemente pensando en el PSG, el martes jugamos en París el partido de ida de una eliminatoria de octavos de Champions que será muy competitiva.

Cuando vimos a Aleix Vidal,Umtiti, Mathieu y Digne en la línea defensiva, algunos nos pusimos las manos a la cabeza.

Pero, más tarde, la sensación del equipo en el terreno de juego no tuvo nada que ver con los últimos partidos que habíamos disputado.

Aprovechando que el posicionamiento de Pellegrino – que también salió con bastantes suplentes debido a la intensidad de su anterior partido de Copa- era similar al del Camp Nou, que tan buen resultado les dió, el Barça dominó desde el principio pero con más intensidad y movilidad.

Nuestro centro del campo, con la vuelta de Busquets, muy bien acompañado por Rakitic y André Gomes, intentaba que llegasen balones al área de la portería de Pacheco.

Neymar, muy bullicioso, era el que más intentaba desarbolar a la defensa vasca, aunque no acababa de acertar en sus decisiones finales.

Tras una posible falta al brasileño, al principio del partido, se produjo una entrada de Umtiti que no tardó Clos Gómez en castigar con amarilla. Fiel reflejo de lo que fue todo su arbitraje, casero por no decir algo más gordo.

Pero hoy el Barça no quería seguir con polémicas arbitrales e iba por faena y percutiendo el área vitoriana con continuidad. Solo faltaba el gol.

Y, a pesar de que la primera gran ocasión fue del Alavés, en un corner a favor nuestro mal cerrado, Theo – triste protagonista del partido de hoy- le gana la espalda a un lentísimo Digne para plantarse solo ante Ter Stegen – gran partido del guardameta-que salva el gol.

En la siguiente jugada, lucimiento de Pacheco en el contrataque y, a partir de ahí, empezó el festival blaugrana.

En una gran combinatoria de nuestra delantera,Suárez, que había estado apagado hasta entonces, fusila al portero local en  posición de 9.

Lo más difícil estaba hecho, abrir la lata y, antes del descanso, en una jugda que parecía que iba a acaba en nada, un balón largo al uruguayo por la izquierda, al cual no llegaba, acaba rebotando en su cabeza por el despeje de Pacheco y acaba a pies de Neymar que hace el 0-2

Pellegrino hizo cambios en el descanso, que en principio parecía más defensivos pero salieron a por todas en la segunda parte. Entre Ter Stegen y la defensa evitaron que los alavesistas recortaran distancias y en una gran contra ( que gran trabajo de transición hizo Suárez en esta segunda parte) Messi marcó el 0-3.

Ahí se acabó todo. En boxeo  hubiese finalizado el combate por KO. Pero debíamos llegar al minuto 90 y los nuestros hicieron 3 goles más. Alexis en propia puerta evitando el segundo de Messi, cañonazo de Rakitic tras un taconazo de Suárez y otro fusilamiento del propio uruguayo hicieron las delicias de la afición.

Entre todo esto, se dio entrada a Alba, Sergi Roberto y Alba para dosificar al equipo y Busquets forzó inteligentemente la quinta amarilla para descansar en casa ante el Leganés.

Lo peor de la tarde vino en los últimos minutos, una dura entrada de Theo a Aleix Vidal – no se señaló ni falta- acabó con el lateral catalán en el hospital en lo que parece, en principio una gravísima lesión de tobillo. Veremos el diagnóstico.

Resumiendo, recuperamos sensaciones, marcamos goles, rotamos a la plantilla y recordamos a los contrarios que estamos vivos y coleando.

 

Tener y no tener (más o menos puntos)

Fiel a mi cita anual, al finalizar la primera vuelta de la Liga de Futbol española, llega la primera parte del post sobre los arbitrajes, esta vez complementando el gran artículo de “Irascible Granaíno” basado en el estudio de “Liga Referees”.

Como todos sabéis, estos artículos nacieron a raíz de la denuncia (inventada y falseada) del Villarato, término acuñado por Alfredo Relaño el cual ahora más o menos desmiente y silba disimulando cuando le interpelan sobre ello.

No pretenden mis artículos pontificar sobre las jugadas, en algunas tengo dudas, sino que intento ser honesto y valorar la difícil tarea arbitral, cuando se les mira con lupa, sobretodo si perjudican o favorecen “a quien no deben”.

Empezaré esta vez por jugadas polémicas en las que acertaron – según mi criterio- o,  a pesar de errar, no influyeron en el resultado.

Partidos del Barça

En la primera jornada en el Camp Nou (UndianoMallenco), no nos quejaremos con un 6-2 ante el Betis pero, el empate a 1 visitante viene precedido de una inexistente falta y poco más tarde hay un penalti no señalado sobre Luis Suárez. Para ser generosos con el colegiado, interpretaremos que el uruguayo se frena y provoca la infracción.

En el siguiente partido, en San Mamés( Mateu Lahoz), se señaló una falta de Denis – inexistente- en lo que era un posible penalty ( que conste que tampoco lo ví claro).

Hacia el final del partido con el 0-1 definitivo, el público vasco pidió un penalti de Rakitic sobre Muniaín. Se hubiese equivocado al señalarlo, jugada dudosa pero, lo que no admite discusión es que había falta previa del jugador local.

En la primera derrota azulgrana, en el Camp Nou ante el Alavés (Melero López), se anuló un gol a los visitantes de forma equivocada y se pidieron3 penaltys a favor nuestro que, para ser sincero, yo no pitaría ninguno.

También se pidió penalti por unas manos en el empate ante el Atleti, jornada 5 (Fernández Borbalán) que yo tampoco señalaría.

Hubo mucha polémica con el triunfo en Valencia (UndianoMallenco). Perdonó bastantes tarjetas, incluso podría haber enseñado una roja a Mario Suárez por entrada a André Gomes. Más discutible es la presunta amarilla a Enzo Pérez en una contundente entrada a Iniesta que acaba con el manchego lesionado (a mi entender de forma fortuita).

Las mayores protestas vinieron por el 0-1 y si Luis Suárez- en posición de orsay- tapaba al portero o no. El uruguayo estaba a bastante distancia de la línea de meta y según el Comité Técnico de Árbitros es gol legal.

Se pidió un penalty inexistente de Umtiti y el 2-3 definitivo, en el último minuto, es debido a una pena máxima clarísima sobre Luis Suárez.

Ya en la jornada 19 en el campo del Eibar (Sánchez Martínez) se le perdona la roja directa a Escalante( algunos creen que amarilla) por un plantillazo que lesiona a Busquets. Con 0-3 se equivoca señalando un fuera de juego a Neymar cuando estaba a punto de marcar.

Partidos del Real Madrid

En la tercera jornada en el Bernabeu( FernándezBorbalán) el equipo de casa marca el primer gol en fuera de juego. Como le acabaron metiendo un 6-2 a Osasuna, corramos un tupido velo.

En la siguiente jornada en CornePrat( Hernández Hernández) se le perdona la segunda amarilla a Sergio Ramos – él lo sabía y finge que el balón le va a la cara y no al brazo- . Todavía con empate en el marcador le anula correctamente un gol a Benzema por posición antireglamentaria. El match acabó 0-2.

En la quinta jornada, en el estadio blanco (González González), el 0-1 del Villarreal es marcado de penalti por unas manos de Sergio Ramos.Hacia el final del partido, ya con el empate definitivo, le podría haber enseñado la segunda amarilla al defensa de Camas por un piscinazo( téngase en cuenta que, si le hubiesen expulsado la jornada anterior, no habría jugado hoy).

En otro empate madridista en Las Palmas ( Estrada Fernández), el colegiado acierta en no señalar un penalti por unas manos (involuntarias) y presunta obstrucción a Cristiano Ronaldo, todo en la misma jugada.

En el tercer empate consecutivo en Liga (Martínez Munuera), con el Eibar en el Bernabeu, se anula correctamente un gol a Benzema por offside y le enseñaron amarilla a Morata por un clamoroso piscinazo.

Ya en la décima jornada, en un claro triunfo ante el Alavés en Vitoria (Sánchez Martínez) el empate a 1 que precedió a la goleada viene de un penalti inexistente por manos cuando, a decir verdad, el balón fue a la cara de uno de los defensas que estaban en la barrera.  Con 1-2 en el marcador pitó otro penalti a favor de los blancos  (no me extiendo en la jugada porque lo falló CR7). He puesto este partido en los intrascendentes por el 1-4 final, pero sino pita el penalty del empate…

En la jornada 18 hubo cierta polémica por ser la primera derrota del Madrid en Liga , en Sevilla (Hernández Hernández). Con el empate inicial en el marcador se pidió un penalti sobre Modric, se equivoca no pitando falta, pero era fuera del área.

El 0-1 si vino de pena máxima del portero Sergio Rico sobre Carvajal. Muchos discrepan y dicen que el guardameta toca primero el balón con la mano. Para mí si se debe señalar falta por la excesiva fuerza de la entrada y porque, previamente, el atacante pícaramente había desviado un poco el balón de la trayectoria del cancerbero.

Posteriormente les perdonó sendas amarillas a un defensa sevillista por masacrar el punto de penalti y a Cristiano por darle un balonazo. Al final, se reduce la polémica por el triunfo del equipo local.

 

Pero, si hubo partidos donde la polémica es más importante, donde quizá hubiese cambiado el resultado.

Partidos del Barça

En la séptima jornada, se produjo la segunda derrota azulgrana, fue en Vigo (Vicandi Garrido). No me gusta ensañarme en el tema tarjetil pero, en este caso, eran muy claras las amarillas perdonadas a Hugo Mallo al inicio del partido por sendas entradas sobre Neymar. En mi opinión son de aquellas que deben marcar la línea de la permisividad desde el principio.

El 3-2 del Barça es marcado por un penalti sobre André Gomes, muy claro pero de aquellos que muchas veces quedan en el olvido. Posteriormente otro mucho más claro sobre Neymar – que podía ser el empate a 3- no se señaló. Finalmente el match acabó 4-3.

En la jornada 12 que acabó con empate a 0 en el Camp Nou ante el Málaga (De Burgos Bengoetxea), fue expulsado Llorente de forma correcta por durísima entrada sobre Neymar. En la segunda parte se anuló injustamente un gol a Piqué por fuera de juego inexistente. Se pidió, posteriormente, penalti sobre el mismo Piqué – tengo mis dudas-.

En la siguiente jornada otro empate en Donostia ( Gil Manzano). Ya con 1-1 definitivo, se anula un gol a la Real Sociedad de forma errónea.

En la decimoséptima jornada, vamos a Villarreal (Iglesias Villanueva) donde acabamos sacando un empate in extremis. En el minuto 70 aproximadamente, cuando el Barça perdía 1-0 hay unas manos clamorosas de Bruno Soriano, en el área local, no señaladas.

Partidos del Real Madrid

Ya en la 2ª jornada, un triunfo mínimo ante el Celta en el Bernabeu (De Burgos Bengoetxea) por 2-1 vino acompañado de la polémica. En el 1-0 blanco, había fuera de juego de Morata previo a su gol. El balón iba dirigido a otro compañero, y el colegiado interpretó que no intervenía aunque estaba bloqueando a un defensor.Luego, en el posterior remate, ya estaba en posición correcta.

En el decimotercer partido, también en casa ante el Sporting de Gijón (Hernández Hernández), acabaron venciendo por la mínima . El 1-0 de penalty injusto, Lucas Vázquez se deja caer antes de que haya ningún contacto ( en descargo del colegiado, en directo también me engañó).

Con el 2-1 definitivo, penalti claro a favor de los asturianos, pena máxima que lanzaron fuera.

En el último partido de la primera vuelta, otra victoria mínima por 2-1 en el Bernabeu ante el Málaga ( Gil Manzano) El 2-0 madridista fue marcado en fuera de juego por Sergio Ramos. En el minuto 89 le perdonó la segunda amarilla a Casemiro

He dejado para el final uno de los partidos más importantes, sino el que más, no exento de polémicas.

El Clásico, Barça -1 Real Madrid – 1 (Clos Gómez)

Tuvo un mal arbitraje el colegiado aragonés, y no dejó contento a nadie.

En los primeros minutos, claro penalti de Mascherano sobre Lucas Vázquez no señalado. Avanzada la primera parte se comió otro en área merengue por manos de Carvajal.

En el inicio del segundo tiempo vino el 1-0 de Luis Suárez en posición dudosa. Tras ver 1000 repeticiones soy incapaz de dilucidar si estaba en línea o unos mm.por delante del defensor.

En el gol del empate de Sergio Ramos – casi al final del partido-  se puede intuir tras muchas repeticiones una pequeña zancadilla del autor del gol sobre Mascherano. El madridista está en una posición más adelantada que el argentino ambos en carrera y es casi imposible que el árbitro lo vea en directo.

 

Una vez acabado este repaso, incluso yo que iba anotando semana tras semana las jugadas, me he visto sorprendido de la cantidad de polémicas a analizar.

No están teniendo suerte los colegiados, afectados sin duda por la presión que reciben ( sobretodo de algunos medios de comunicación que todos conocemos).

Y, empezado el 2017, han aumentado las jugadas conflictivas y polémicas, tanto en Liga como en Copa del Rey. Esperando algunas ayudas de videoarbitraje( no será la panacea pero, sin duda, de algo servirá) seguiremos discutiendo de arbitrajes y llamándonos exagerados o fifty-fiftystas.

Sol naciente

No, a pesar del título del post y de que nuestros jugadores salieron dormidos, no nos quejaremos del horario, otros días hemos ganado sobradamente jugando al mediodía. Hoy toca quejarse de un gol en propia puerta no concedido y que, seguramente, nos hubiese dado la victoria.

Este gol, esconderá el nefasto planteamiento inicial, que no nos llevásemos ni un balón dividido, que no creásemos , casi, ni una jugada clara en ataque, que estuviésemos a merced del Betis durante 75 minutos.

Salió el Barça – obligado también por las bajas de Iniesta y Busquets – con una extraña alineación en la que sorprendían Mathieu y Digne y, otra vez, Turan como interior.

Victor Sánchez del Amo, el entrenador del Betis, no sorprendió a nadie. Con una defensa de 5 y una fuerte presión, fue empequeñeciendo a un Barça que parecía bien posicionado en los primeros minutos de partido- Pero, fue un espejismo – ¿quizá por el sol que caía en Sevilla?- el Betis tardó muy poco en tomar el dominio del partido. Pérdidas continuas de Rakitic, Denis, Aleix, Digne y un Messi perdido en una maraña en el centro del campo, dejaban la poca profundidad a pies de Turan y de un Neymar que lo intentaba todo pero, sea porque tenía pocos compañeros desmarcados o porque no escogía la mejor opción, todas acababan a pies de los defensores sevillanos.

No se veían jugadas de peligro por ningún bando, aunque los locales, con Piccini, Ceballos, etc,llegaban con mucha más facilidad. Las únicas ocasiones claras fueron un buen chut que mandó a corner Ter Stegen y un buen desmarque de Neymar, que solo ante el portero, mandó al cuerpo de Adán.

Piqué , mal ayudado por sus compañeros de línea, se ganó una merecida amarilla, al frenar un peligroso desmarque.

En los últimos minutos, parecía despertar el Barça y todos nos aferrábamos al eterno discurso de que los contrarios se cansarán y machacaremos tras el descanso – como en Villarreal y tantos otros días- pero, fue otro espejismo.

En el segundo tiempo, salió el Betis a por el partido y nosotros, todavía en la cama porque es domingo por la mañana, seguíamos perdiendo balones otorgando la posesión del balón a los locales que iban ganando profundidad hasta que nos metieron el miedo en el cuerpo con dos chuts peligrosísimos, uno al travesaño y otro al palo de Rubén Castro.

Se mascaba la tragedia y, en esta segunda parte, no aparecía ni Neymar. Luis Enrique solo había cambiado a Andre Gomes – lo situó de mediocentro- por Denis Suárez y, con esto, adelantó a Rakitic.

Pero, no sirvió de nada, el Betis siguió atacando y, cuando menos nos convenía, cuando ya quedaba poco tiempo y empezábamos a ponernos nerviosos en el sofá, llegó el gol verdiblanco, en el minuto 75.

Solo nos quedaban quince minutos para remontar, incluso el empate – que no merecíamos – era un mal resultado.

Y, el Barça – por verse con el agua al cuello o por replegarse el Betis- empezó a achuchar la portería de Adán.

Incluso desde el banquillo, a la desesperada, se hicieron los cambios de los 2 laterales titulares, S.Roberto y Alba, por Digne – su partido ha sido una broma- y Turan, dejando a Aleix Vidal en punta por la banda derecha.

En estos minutos pasaron muchísimas cosas, la más importante fue un clamor a favor del videoarbitraje con un gol fantasma en propia puerta del Betis – había entrado un metro y ni árbitro ni asistente lo vieron ( ¿sol y sombra?)- . Era el empate a falta de 10 minutos. Posteriormente hubo una jugada similar, pero en este caso no cruzó la línea.

Con el Barça volcado al ataque, un jugador local se quedó solo ante Ter Stegen – paradón del portero, que hizo un buen partido- y, finalmente, en el minuto 89, la única conexión del match entre Messi y Luis Suárez acabó con el empate del uruguayo.

Con solo 3 minutos de añadido ( con muchos cambios y dos atenciones médicas a Ter Stegen) no hubo tiempo para más.

Ahora, seguimos pendientes de los tropiezos del Real Madrid ( y Sevilla) y molestos como el día del Estadio de la Cerámica.

Que el gravísimo error de Hernández Hernández no nos distraiga de las rectificaciones que hay que hacer ante el nefasto juego ofrecido en el Benito Villamarin iluminados por un sol de injusticia.

Tambores lejanos

No se nos suelen dar bien las visitas al estadio de Anoeta, llevamos muchos años sin ganar allí, hace dos temporadas estuvo a punto de ser la tumba deportiva de Luis Enrique como entrenador del Barça y, este año, sacamos un mísero punto de milagro. Nuestra última visita en Copa del Rey también acabó con un empate a uno , el cual hizo buena la ventaja de la ida y nos clasificó para la Final.

Por si esto fuese poco, esta visita en la competición del KO, venía  con una polémica añadida, ajena a nuestro Club. Los donostiarras se quejaban de que, ni la Liga de Futbol Profesional,  ni la Real Federación Española de Futbol , ni, sobretodo, los canales de TV, habían hecho caso a sus ruegos de poner el partido en otra fecha o, en su defecto, a otra hora. Ello es debido a la celebración de su Patrón, San Sebastián y a la Tamborrada que se produce después de la copiosa cena del día anterior, o sea, la noche del partido.

Con toda esta polémica, por lo menos, se ha difuminado otra, la arbitral, ya que, González González es un trencilla que no gustaba nada en Donostia debido a su arbitraje en la anterior eliminatoria entre donostiarras y culés en el Camp Nou ( amen de otra actuación contra el Real Madrid). Que conste también que, al Barça tampoco le apetecía encontrarse con dicho árbitro.

Luis Enrique había dejado en casa a Ter Stegen – dando por hecho que el portero de Copa va a ser Cillessen- y, sorpresivamente, también a Aleix Vidal al que no ha premiado tras su buen partido ante la UD Las Palmas.

Salió el Barça con la alineación de gala, con los 2 únicos cambios de Umtiti por Mascherano (curioso sabiendo que el argentino no puede jugar en Eibar por sanción) y Digne por Jordi Alba.

El guión, en principio, fue el de siempre una Real bien posicionada y muy presionante con Carlos Vela atacando por banda y William José incrustado y muy “molestón” por el centro. Incluso reclamó un no-penalty a los 2 minutos de juego. El Barça intentaba desembarazarse de ese empuje de la Real aunque le costaba tener el dominio del balón. Incluso un error de Umtiti – uno de los pocos que tuvieron nuestros centrales- nos costó un chut , mal dirigido por encima del larguero, de los blanquiazules.

Poco a poco,con la contundencia de Busquets, el control de Iniesta y un gran Messi incrustado en el centro del campo, fuimos tomando el dominio del partido.

A los 19’, un pase largo de Umtiti,  hacia la banda izquierda, llega a Neymar el cual, muy solo, se interna en el área,le hace un quiebro a Elustondo y este le derriba claramente Penalty claro que el  brasileño se encarga de transformar. Lo más difícil, avanzarnos en Anoeta, estaba hecho.

A partir del gol, poco movimiento hubo cerca de las áreas. Batalla centrocampista entre pérdidas de Illarra, Iñigo Martínez, Busquets y Rakitic que no consiguieron que se crease ningún problema ni a Rulli ni a Cillessen. Partido muy táctico en esta primea mitad que ganó Lucho dándole mucha movilidad a un bullicioso Suárez y dejando las bandas a Sergi Roberto y sobretodo a Neymar que hizo un excelente partido.

Un mal arbitraje – que no enseñó ninguna tarjeta por falta hasta el minuto 92-  creó ciertos problemas por mala aplicación de ley de la ventaja y  no amonestando cuando era necesario. En el minuto 42, tras una falta clara de Illarramendi que podía ser merecedora de tarjeta, le acaba enseñando amarilla a Messi por perder tiempo. El argentino estuvo muy nervioso hasta el descanso donde Carles Naval tuvo que separarle del trencilla.

La segunda parte fue muy distinta, sobretodo por el cambio de André Gomes por Iniesta ( el de Fuentealbilla tenía problemas musculares). El partido se convirtió en más veloz debido a que no existía el metrónomo del albaceteño para controlar el tempo, aunque los locales no tuvieron ninguna ocasión clara, excepto en una falta en que Zurutuza se quedaba solo ante puerta, hacía un mal control y González González señalaba fuera de juego inexistente.

Al convertirse en un partido más de ida y vuelta que en la primera mitad, la calidad de los jugadores del Barça se imponía

y, tanto Neymar como Suárez se acercaron con peligro al área donostiarra. En una de estas jugadas, el brasileño chutó fuera por poco y, en otra, tras dos salidas de Rulli a los pies de Suárez y Neymar, acabó con amarilla para el autor del único gol del partido.

Los donostiarras, estuvieron más pendientes de forzar las segundas amarillas a nuestros cracks que de otra cosa.

Hay una jugada muy clara, falta de Rakitic a Yuri, Messi coge el balón, le pregunta al árbitro si va a pitar, cuando este le dice que sí, el argentino le cede el balón a Illarra. El vasco, inmediatamente suelta el balón sobre Messi para pedir la expulsión por no dejarle sacar. Sin ningún motivo.

Esta jugada, provoca la pañolada en la grada y las protestas en medios de comunicación al final del partido. Eso sí, no se quejan de que Illarra no tenga amarilla hasta el tiempo de descuento ni de que William José les pegue patadas a Busquets y a Umtiti en la misma jugada en el área de Cillessen.

El cambio de Denis Suárez por Rakitic nos devolvió el control de un partido en el cual tuvimos muy poco sufrimiento.

Antes de finalizar, hubo la típica jugada en que Piqué se acerca al área contraria y acaba chutando hacia el brazo de un defensa que acaba en corner.

Buen resultado en la primera parte de la eliminatoria. Los vascos vendrán el próximo jueves al Camp Nou con sus tambores de guerra ( guerra que ya han comenzado con múltiples quejas). Esperemos que no celebren la Tamborrada en diferido.

El mejor

Los partidos del Barça de Luis Enrique empiezan a jugarse desde la convocatoria de la mañana anterior al match hasta que vamos viendo el cariz del equipo a medida que pasan los minutos.

Sobretodo esta semana, que ha sido movida tanto a nivel del entorno del Club como en términos futbolísticos. Veniamos de un domingo aciago en el cual, a pesar de no haber jugado mal en Villarreal, no conseguíamos vencer y el Real Madrid ampliaba su ventaja en la cabeza de la clasificación justo antes de la obligación de remontar la eliminatoria de Copa ante el Ahletic de Bilbao. No ayudaron tampoco las declaraciones de Oscar Grau hablando del sentido común y del volumen de masa salarial al ser preguntado sobre la renovación de Messi, de D10s, del MEJOR – así, con mayúsculas- ni las del pobre Pere Gratacós que ha acabado pagando los platos rotos de forma extraña.

Por suerte, se solventó con buena nota la eliminatoria ante los del bocho y, deportivamente, las aguas no salieron de su cauce.

Pero, volviendo al tema de las convocatorias del mister, Luis Enrique dejó en casa a Piqué y Sergi Roberto de manera que nos podía parecer incomprensible.

Y la alineación ante el equipo canario también nos extrañó y dio un poco de miedo a los que habíamos aventurado que para ganar a Alavés y Málaga no hacía falta el 11 de gala. Lo habíamos predicho y nos equivocamos de manera estrepitosa. Por eso, al ver a Neymar, Rakitic e Iniesta en el banquillo y una alineación con Ter Stegen-A.Vidal-Umtiti-Mascherano-Alba (en defensa), A.Gomes-Busquets-Rafinha ( en el centro) y Messi-Suárez-A.Turan ( en punta) no teníamos confianza ciega; y menos ante un equipo como la UD Las Palmas el cual acostumbra a cuajar buenos partidos , les gusta el futbol de posesión y parecía que nos podían crear problemas si no estábamos finos como en la mayoría de partidos de esta temporada.

Pues no, señores, hoy el Barça ha salido concentrado al 100% y a ganar el partido desde el primer minuto.

Los de Luis Enrique han querido tener el balón desde que el colegiado silbó el saque inicial y, cuando lo perdían – casi siempre en zona defensiva amarilla- efectuaban una presión asfixiante que los de Quique Setién no supieron capear en ningún momento. Messi en la banda derecha y Arda Turan algo más retrasado, ayudaban muchísimo en las coberturas y contribuían a achicar unos espacios que ya eran mínimos debido al planteamiento de ambos equipos con las defensas muy avanzadas. No sé como se veía por TV pero, en el Camp Nou y desde una posición algo elevada, observábamos un rectángulo de más o menos 30 metros cuyos lados eran ambas líneas defensivas.

Esto, teniendo jugadores rápidos y con visión de juego como los cracks del Barça, conseguía que los azulgranas creasen un montón de jugadas de peligro en superioridad numérica que, con un poco más de acierto, nos hubiésemos ido al descanso con una goleada de escándalo.

Ya en los primeros minutos, un desmarque por velocidad de Luis Suárez provocó la primera amarilla del partido para Roque Mesa cuando el uruguayo se iba solo hacia el área.

Pero hasta el minuto 13 no vino el primer gol. Pase en profundidad hacia André Gomes, el cual centra en posición de extremo derecho para que Luis Suárez envíe un cañonazo al fondo de las mallas de Varas.

Ya teníamos el primer gol- hoy ni contemporizábamos ni madurábamos- y seguíamos buscando con ahínco la portería canaria. La tuvieron Messi a saque de falta, Rafinha en una jugada por la izquierda que acabó en un centro-chut impreciso y André Gomes que –solo ante la portería- la envió a las nubes de forma incomprensible. A pesar de estos errores, es justo resaltar que tanto Gomes como el menor de los Alcántara hicieron un muy buen partido de intensidad, participación y acierto.

Empezó la segunda parte con una mínima ventaja pero, a los pocos minutos, el Barça se desmelenó. No dejó que los canarios entrasen en el partido – lo intentaban tímidamente, muy tímidamente- y a los 5 minutos de la reanudación, un centro cortito de Rafinha por la izquierda, lo rechaza Varas de forma muy blanda para que Messi – muy atento- marcase el 2-0 ante un equipo al que jamás le había metido un gol.

A partir de ahí, vino el vendaval. Pocos minutos más tarde, otra combinación entre Arda Turan y Rafinha por la izquierda, acaba en los pies de Luis Suárez que recorta a un defensor para fusilar el arco rozando el segundo palo.

Y, finalmente, a falta de 10 minutos, cuando Lucho ya había hecho los 3 cambios (Rakitic por A.Gomes, Alcácer por Suárez y Mathieu por Busquets), un pase en profundidad de Vidal a Alcácer acaba en el gol del propio lateral exsevillista tras buena jugada del exdelanteroché. Gol muy celebrado por una grada que registró una buena entrada de más de 81.000 espectadores.

Manita ante un equipo más bueno de lo que se vió hoy en el Camp Nou que hace albergar esperanzas de futuro en el futbol blaugrana ya que hoy hemos visto un excelente partido del Barça, de lo que llevamos de temporada, casi sin duda, el mejor.

UndianoMallenco: Hizo un muy buen arbitraje en un partido en el cual ninguno de los equipos le creó problemas. Enseñó amarillas cuando tocaba, aplicó con criterio la ley de la ventaja y estuvo muy bien ayudado en las bandas. Si hoy en el Camp Nou hubiesen estado los líniers del miércoles ante el Atletic o el del jueves en Sevilla, quizás nos anulan injustamente algunos de los goles.