Crónica

Comienza la pretemporada

Apenas ha comenzado Mayo y el Barça ya ha entrado de lleno en la pretemporada 2022-2023. Asegurada la Champions apenas faltan apuntar en el calendario qué amistosos se jugarán y dónde. ¿EEUU? ¿Australia? ¿Vuelta a Zuphten, Odoorn y Buintenpost? ¿Se cierran finalmente uno o dos amistosos en Arabia Saudí en Enero a la mayor gloria del bolsillo de Don Gerard? Antes de eso, ya se han confirmado los primeros fichajes –Christensen, Kessie- y suenan otros muchos futuribles. No, Haaland no será uno de ellos. Sin embargo, nada se sabe aún de lo más importante: esa limpia a fondo que necesita el vestuario. ¿Volverán los fichajes fallidos de nombres que es mejor no mentar? ¿Caerán algunas de las vacas sagradas? Para ayudar a responder a estas preguntas se supone que deben servir en parte estos próximos partidos. Pero si son como este ante el Celta, otro equipo ya de vacaciones, será difícil extraer alguna conclusión.

Porque como buen partido de pretemporada, el Barça salió muy desconectado y ofreció una soporífera e insulsa media hora inicial. Cuando el espectador neutral ya aceptaba la invitación azulgrana a cambiar de canal y ver la semifinal de Eurovision -Noruega presentaba su candidatura con “Eat that wolf a banana” -DembeLOL se marcaba una buena jugada y servía el gol en bandeja a Memphis. Ambos, en la lista de posibles bajas, presentan sus fríos números como argumentos para continuar. Tras el partido de hoy, Ousmane, el Múltiple, capaz de gestos técnicos notables al lado de fallos infantiles impropios de un jugador de cuartadivisión, pasa a ser el máximo asistente de la liga con 12 pases de gol. Que su próximo club las disfrute. Mientras, Memphis continúa con su aceptable ratio goles/minutos jugados … para un buen suplente. Auba tampoco parece ser un problema: cumple sobradamente con goles. Sus dos primeros contactos con el balón acabaron en el fondo de la red.

 

Si Ansu se recupera bien, al club más le vale invertir y reforzar otras posiciones más atrasadas. El regalito en el gol de Aspas, cortesía de Araujo y TeLasTraguen confirma esa sensación.No hay que pasar por alto los que podrían ser últimos minutos de Riqui ENP en el club. Mucha gente en las gradas se preguntaba si el chaval jugó alguna vez cuarenta y cinco minutos seguidos. Su mejor opción para continuar puede ser reconvertirse en lateral derecho y hacer una larga carrera ahí. ¿Imposible? Que le pregunte a Sergi Roberto.Y lástima que le anularan el que probablemente sea su último gol como culé. De haber subido al marcador tal vez hoy firmase su renovación.

 

La conmoción de Araujo y la entrada cuasitercermundista de la ambulancia solo sirvieron para aportar algo de comidilla al partido y que este se alargase innecesariamente. El espectador que aguantó hasta el final y que madrugaba al día siguiente se debió acordar más de una vez de la familia de quien programa este tipo de partidos a las 21:30.