El partit

Previa FC Barcelona – River Plate: Los 5 grandes del fútbol argentino

 

En Argentina se suele hablar de “los cinco grandes“, al referirse a los cinco equipos más significativos o históricos del campeonato. Para tratar de entender la dimensión futbolística de cada uno, hagamos un ejercicio de malabarismo, intentando buscar su “equivalente” en el fútbol español, lo que quizá ayude a situarlos, futbolísticamente hablando. Pero antes de empezar, es interesante hacer una aclaración fundamental: referirse a un equipo argentino implica renunciar al artículo determinado “el“ o “la”. Ni “el Boca Juniors“, ni “el River Plate“, sino “Boca” y “River”. Una vez asimilado esto, llegará el momento de hablar de “bosteros”, “cuervos”, “gallinas”, “canallas” o “pinchas”.

 

 

  1. Boca Juniors

Dice la leyenda que la mitad más uno de los argentinos son seguidores de Boca. Es, por tanto, el equipo más seguido pero también el que más rivales tiene y, por lo tanto, el más odiado entre las hinchadas rivales (especialmente entre los equipos grandes). Quizá esto ya valdría para decir que su equivalente español sería el Mierdas.  Pero además se pueden señalar otras “coincidencias”:

– Son famosas sus remontadas de última hora, con goles milagrosos, especialmente en partidos internacionales y que por juego no merecían ganar. 

– Su historia y palmarés pesan tanto que no necesita jugar bien ni tener un gran equipo para ganar partidos y/o títulos. Equipos con varios jugadores “mediocres” han sido campeones  continentales a ambos lados del charco vistiendo esas camisetas (la Xempions 2000 del Mierdas o la Libertadores 2003 de Boca son buenos ejemplos).  

– Su historia y palmarés pesan tanto que no necesita jugar bien ni tener un gran equipo para ganar partidos y/o títulos. Equipos con varios jugadores “mediocres” han sido campeones continentales a ambos lados del charco vistiendo esas camisetas (la Xempions 2000 del Mierdas o la Libertadores 2003 de Boca son buenos ejemplos).

– Los aficionados son optimistas por naturaleza. Independientemente de su puesto en la clasificación o del rival de turno, siempre están convencidos de que van a ganar o a remontarle 12 puntos al líder.

– Es el equipo con más títulos internacionales en su país (incluyendo todos)

No se puede dejar de mencionar que el aura que envuelve a este equipo lo complementa su estadio, “la Bombonera”, el cual llegó a entrar en la lista de lugares escogidos votación popular que Argentina presentó como candidatas a las 7 Maravillas del Mundo. 

A los aficionados de Boca se les conoce como los “xeneizes” (genoveses) por la gran cantidad de genoveses que había originalmente en el barrio de la Boca. El barrio sí es referido como “La Boca”, pero el equipo es tan sólo “Boca”. Más despectivamente, son llamados “bosteros” (bosta = excremento de ganado vacuno o similar, muy habitual en los primeros tiempos de inmigrantes en la Boca). Este apodo surgió de un cántico de los hinchas de River tras una época de continuas inundaciones en dicho barrio: “La Boca, la Boca se inundó y a todos los bosteros la mierda los tapó”. En Argentina, el insulto o menosprecio entre personas es muy habitual y aceptado. Es normal que a la gente le pongan un apodo por algún defecto o característica hasta cierto punto despectiva (pulga, rengo, carachata, burrito, lechuga) y que el receptor del apodo lo asuma y lo haga propio. Así que también es habitual que los aficionados de Boca se llamen a sí mismos “bosteros”.

Y por último, otra leyenda que envuelve al equipo: los colores de la camiseta se escogieron tras decidir los fundadores que el equipo adoptaría los colores de la bandera del primer barco que entrase en el puerto de la Boca. Y fue un barco sueco. Queda la duda de saber si lo hubieran cumplido si el barco hubiera sido inglés o brasileño, por poner dos ejemplos.

  1. River Plate

Es el primer equipo en cuanto a títulos nacionales pero sus actuaciones a nivel internacional no han sido tan deslumbrantes en general. Por eso su palmarés continental es bastante inferior al de Boca pese a sus siempre millonarias inversiones. Esto haría que su equivalente del fútbol español sea el Barça, aunque quizá más específicamente el Barça pre-Messi, porque además:

– Necesita jugar bien para ganar partidos y/o títulos: Si el equipo va mal en la liga, difícilmente ganará algo a nivel internacional. Es decir, o doblete o nada.

– Sus títulos internacionales más prestigiosos se asocian a equipos míticos: desde el Dream Team del 92 al River de Franchescoli en el 96.

– Los aficionados, especialmente los más veteranos, son pesimistas por naturaleza. Ni con 15 puntos de ventaja dan una liga por ganada, especialmente si es Boca (o el Mierdas) el perseguidor. 

– Tardó casi 40 años en proclamarse por primera vez campeón continental, perdiendo anteriormente 2 finales, una de ellas con altas dosis de mala suerte y que nunca debió perder (final contra Peñarol en 1966 vs final de los postes de Berna en 1961 del Barça).

– River es el equipo de Núñez (barrio de Buenos Aires donde está situado su estadio). Del Barça se dijo lo mismo durante 20 años.

– De los culés azulgranas a las gallinas de River. Los hinchas tomaron un insulto de los rivales como su apodo: trás 18 años sin ganar nada River se planta en la final de la Copa Libertadores en 1966 contra Peñarol y se adelanta por 2 a 0. Los uruguayos empatan en 5 minutos y en la prórroga ganan la copa. Al regresar a Argentina, River juega contra Banfield como visitante y desde la tribuna local se lanza una gallina con una banda roja. Lo que en principio era un insulto, los propios aficionados de River lo adoptarían como su símbolo. Por extensión, al campo de River, el Monumental lo llaman “El Gallinero“. No es el único apodo del equipo, ya que también son conocidos como los “Millonarios” (apodo que empezó en los años 30 cuando en plena bonanza económica fichaban todo lo fichable) o la “Banda Sangre” (por su camiseta con franja roja al estilo del Rayo Vallecano).

  1. Independiente de Avellaneda

Un equipo con más pasado que presente y futuro pero que llegó a ser denominado “El Orgullo Nacional” o “El Rey de Copas” cuando llego a ganar hasta 4 Copas Libertadores de América consecutivas (gesta similar a las 4 Copuropas del Mierdas de Di Stéfano). Sin embargo, de eso hace tanto tiempo que el 90% de sus títulos se consiguieron hace más de 20 años. Sin embargo, arrastra aún el peso de la historia y sigue teniendo muchos seguidores, no sólo en el barrio de Avellaneda, de donde es original, sino en todo el país. Quizá por ello, el equivalente del fútbol español sería el Athletic de Bilbao (muy arriba en la clasificación histórica pero con pocas alegrías para sus aficionados recientemente)

Independediente es conocido como “el Rojo” o “los Diablos Rojos” tanto por los colores del equipo (completamente rojo) como por un “endiablado ataque” con el que contaba allá por los años 20 y 30.

 

  1. Racing de Avellaneda

La “Academia”, apodo con el que se conoce a Racing porque en los años 20 llegó a ganar hasta 7 campeonatos consecutivos con un juego excelso, casi cerró su palmarés en aquellos años. Desde entonces hasta ahora, las tristezas han sido bastantes más que las alegrías. Y por eso, lo que más caracteriza a Racing es su afición, según muchos, la más fiel de Argentina. Algunas voces dirán que la de Boca es más fiel, pero es fácil ser fiel a un equipo que suele ganar: lo difícil es serlo cuando se gana un título cada 15 o 20 años, como viene haciendo últimamente Racing. Más ejemplos de lo que es una afición fiel:

 En 1999, la hinchada de Racing fue capaz de llenar el estadio sin que hubiera ningún partido, sólo para defender al club de la quiebra.

– En 2001 (año del último título, 20 años después del anterior) llenaron dos estadios al mismo tiempo: el de Vélez y el suyo propio (el “Cilindro”) donde se puso una pantalla gigante.

– En 2008, quedaron los últimos en el torneo Clausura: aún así fue el tercer equipo con mayor venta de entradas.

– Figuran en el Guiness de los Records por construir la mayor bandera de la historia que cubría más de una grada.

Un equipo con una afición tan sufrida y tan por encima de lo que normalmente les da el equipo sólo puede ser uno en España: el Atlético de Madrid. El “clásico” con Independiente está a la altura de un Boca-River puesto que ambos son del mismo barrio bonaerense: sus estadios están apenas separados por 3 calles.

  1. San Lorenzo de Almagro

El equipo del barrio bonaerense de Almagro siempre se ha codeado con la élite, con un palmarés mucho más discreto que los anteriores aunque con frecuencia suele disputar el título. Su equivalente español, tal vez fuera el Valencia, con el que compartía hasta hace muy poco el hecho de no haber sido nunca campeón continental y ser el primero de los “cinco grandes” en bajar a Segunda División (El segundo de los grandes en bajar fue Racing y en España, obviamente, el Atlético de Madrid).

Sin embargo, lo más curioso de este equipo fue su fundación: Un sacerdote de nombre Lorenzo Massa, no quería que los chicos jugasen al fútbol en la calle por considerarlo peligroso. Así que “sobornó” a los chicos: les dejaba jugar en el patio interno de la iglesia, a cambio de asegurarse la presencia de los chicos en la misa de los domingos. Y serían estos chicos los que fundarían el club, originalmente bajo el nombre de “los forzosos de Almagro”, ya que iban forzosamente a misa. Más tarde le darían un nombre dedicado a la batalla de San Lorenzo, pero en el que el padre (Lorenzo) Massa tambien tenía su cuota de gloria. No es casual tampoco que, dado que a los curas de la época eran llamados “cuervos” (por su atuendo negro) a los aficionados del “equipo de los curas” se les quedase también el mismo apodo. Otros sobrenombres como “el Ciclón” o “los Carasucias” se corresponden más bien con equipos míticos de la historia del club, aunque igualmente se siguen usando hoy.