Un cambio en el filial

Dentro de las muchas cosas que ha tocado esta directiva desde su entrada, hay una que no tengo claro si es una buena idea o no. Por lo tanto, se saca el tema en la asamblea yoyaire y a ver qué opina el personal.

Desde 2011 el Barcelona, club conocido por su cantera y la formación de jugadores desde edades relativamente tempranas de jugadores de todo el mundo captados por un equipo de ojeadores, ha empezado a invertir dinero en su filial. Esta estrategia de inversión que podríamos denominar wengeriana, aunque, el bueno de Arsene se gasta cantidades mucho más grandes de dinero y le da más opciones a los jugadores desde el primer día.

Si en los últimos años de la directiva de Laporta a duras penas se sobrepasó el millón de euros de inversión por jugadores para el B, la directiva actual se ha gastado unos 14,3 millones de € (lo que se denomina un K9) desde su entrada:

En su primera temporada invirtieron poco, principalmente en jugadores que aportasen experiencia. Fue el año de la vuelta de Tello y Cuenca. Un gasto de 600.000€.

En 2011 se invirtieron 3,5 millones de € en Femenía y Rodri. En el siguiente 5,5 millones de € en Lé, Cá, Araujo, Luis Alberto y Joan Román.

En 2013 Denís Suárez ha costado 2 millones + variables y Nieto 500.000 €. Para la próxima temporada ya se han invertido 2,2 millones en Halilovic que se completan con una buena cantidad en variables.

Parto de la premisa de que estos fichajes se llevan a cabo dentro de un planteamiento formativo. A diferencia de otros equipos como el Arsenal, que ficha jugadores más hechos de edades entre los 16 y los 20 años para meterlos rápidamente en el primer equipo, en el Barça parece que se plantea que pasen 1-2 años en el filial y al siguiente tomen contacto con el primer equipo sin muchos minutos. Vamos, que venir al Barça, dentro de este planteamiento, les supondrá a estos jugadores un periodo de dos o tres años hasta lograr ser jugador del primer equipo con plenas garantías.

De este modo, nos quedamos con una nueva vía que ha abierto esta directiva y con la que es difícil valorar si es un acierto o no porque no acaba de completarse el proceso abierto con los jugadores que se incorporan.

Veamos por donde puede fallar cogiendo los ejemplos de varios de los jugadores fichados para el B en las últimas temporadas con mayores expectativas en cuanto a dar el salto al primer equipo: Luis Alberto, Denís y Halilovic.

luisalberto

Luis Alberto.

Vino cedido por 200.000€. Era un jugador de 20 años y muy prometedor que en dos años sólo había jugado 8 partidos con el Sevilla, la mayoría saliendo del banquillo. El Barça tenía una opción de compra de 4 millones de € y podría llegar a salir por 4 millones más si llegaba a los 100 partidos con el Barça aproximadamente. El Barcelona también se comprometía a darle al Sevilla el 30% de la venta del jugador si ejecutaba la opción de compra.

En el Sevilla B conseguía que metiese goles Rodri, con lo que ya está casi todo dicho. En el Barça metió 11 goles en 23 partidos jugando un poco de todo. Su rendimiento fue notable, siendo uno de los 3-4 mejores jugadores del B. El Barça no ejecutó la opción de compra y el Liverpool acabó fichándole el verano pasado por 8 millones de €.

¿Por qué no continuó Luis Alberto en el Barça?

Se me ocurren dos tipos de factores, deportivos y económicos.

Entre los deportivos cabe destacar la falta de adaptación del perfil de Luis Alberto al 4-3-3 Barça. Es un mediapunta que en su año en el filial jugó de interior, de extremo y de delantero centro siempre aportando sus características más importantes pero costándole cumplir su rol colectivo. Y es que si una cosa hay que tener clara con este jugador es que su nivel técnico es más que suficiente para estar en el Barça. Tiene buen control de balón, una visión excelente, una comprensión del juego suficiente para mantener un buen nivel de circulación y un extraordinario golpeo de balón, tanto tirando a puerta como pasando, lo que le permite jugar a un toque. Sus carencias más importantes son a nivel físico, es grande pero blando y excesivamente lento para jugar en algún puesto de la delantera del Barça. Sus conducciones no rompen líneas y no tiene agilidad como para proteger el balón y girarse en un rol de organizador. Por este motivo ha basado la mayor parte de su juego en decidir rápido y ejecutar rápido. Tras un año en el estilo Barça, seguía sin tener una posición definida.

Los términos económicos del contrato no debían facilitar la compra del jugador para venderle acto seguido al Liverpool ya que, de haberlo hecho, habrían ingresado casi 3 millones de € en poco tiempo. Dicho de otro modo, cubrirían más del 70% de lo que están gastando en fichajes cada temporada.

denis

Denís.

Denís llegó al Barça por unos dos millones de € y le costaría al club unos 8 millones si alcanzase los 80 partidos. El City se reserva un derecho de tanteo ante una posible venta y cobraría el 20% del futuro traspaso en caso de no ejercerlo. El Barça estuvo cerca de incorporarle dos temporadas antes pero no logró igualar las condiciones que el City le ofrecía al Celta.

Esta temporada ha sido uno de los mejores jugadores del B con 7 goles y 11 asistencias de gol.

¿Por qué no continúa Denís Suárez en el Barça?

Otra vez, razones de contrato y deportivas.

Denís es, como Luis Alberto, un mediapunta con problemas de adecuación al 4-3-3. También ha jugado de extremo, de interior y de falso 9. En su caso, no hay tantas limitaciones futbolísticas, él tiene un perfil de jugador Barça casi integral, capacidad para combinar, conducción de balón, regate, giro, capacidad para jugar a un toque y es un muy buen pasador. Por aptitudes tendría sitio en la primera plantilla del Barça hoy mismo pero no tiene suficientemente claro el sistema ni lo ha interiorizado. Durante los partidos sólo sabe aportar con el balón y casi siempre desde su capacidad de desequilibrio y de resolver la jugada. Se le ha traído para que progrese como interior y no ha logrado cumplir en ese puesto, rindiendo mucho más cuando debía dedicarse a ronaldinhear desde el extremo izquierdo. Está demasiado acostumbrado a arriesgar con balón y su aportación defensiva también es insuficiente.

Como tenía por contrato subir al primer equipo esta temporada, el Barcelona busca cederle. Parece que será finalmente al Sevilla. Está por ver si el jugador y el Barcelona aceptan una opción de compra.

halilovic

Halilovic.

Ahora llega otro proyecto de gran jugador. Éste ya ha jugado en primera en su país y tiene mucho más reconocimiento mediático. Su traspaso supera los dos millones de € pero incluye variables que podrían llegarle a costar al Barça 15 millones en total.

Es otro mediapunta pero que está totalmente adaptado a jugar por banda derecha. Recuerda al Messi de sus primeros años por su forma de conducir la pelota y porque tiene un tren inferior bastante potente. En este caso viene con etiqueta de crack en ciernes y su contrato también incluye subir al primer equipo el año que viene.

Algunas reflexiones sueltas.

Si la iniciativa de invertir en fichajes para el B que se emprende desde la directiva y la secretaría técnica tiene un objetivo de captación de talento y formación real, creo que deberían cuidar más algunos aspectos:

  • La edad del jugador cuando llega. Luis Alberto vino con 20 años y es muy difícil que un jugador de esa edad se adapte a un puesto tan exigente como el interior del Barça si siempre ha judado de 10 y por libre. Denís llegó con 19 pero con dos años de retraso, ya que estoy convencido de que si hubiese venido cuando se le quiso traer del Celta, ahora mismo tendríamos un interior más en el primer equipo. Con Halilovic parece que se ha hecho mejor, ya que llega con 17, subiría al primer equipo con 18 y tendría minutos de calidad ya con 19-20 años.

  • Contar con un entrenador que realmente diese minutos de calidad a los jóvenes para acortar los plazos ya que es muy difícil que un chaval acepte pasarse tres años a caballo entre el B y el primer equipo sin garantías de ningún tipo. ¿Hubiesen llegado jugadores como Tello y Cuenca al primer equipo sin Guardiola?

  • Actualmente el tiempo que se está invirtiendo en la formación del jugador es de un solo año. Es decir, se están trayendo a gente a la que la segunda división se les está quedando pequeña muy pronto como para cogerle el truco al sistema Barça. Ergo, se podría afinar mucho más la parte del scouting para no traer a jugadores que necesiten tanto trabajo para adaptarse después. Dicho de otro modo, no es lo mismo fichar a Óliver Torres con 19-20 años que a Suso o Denís. Hay perfiles mucho más adaptables.

Un pero importante surge de la posibilidad de que la directiva le conceda más importancia al tener controlados a jugadores y poder sacar un rendimiento económico de estos dada la buena prensa que tienen las inferiores del Barça que a la formación continuada de los chavales que traen. Creo que sería mucho más productivo para el club, por una línea o por la otra, si lo que se pretende es formar jugadores o competir.

Tampoco se puede obviar que uno de los motivos para que varios de estos jugadores no lleguen al primer equipo, al igual que le pasa a algún canterano de mucho nivel como Espinosa, es porque el Barcelona ha pasado una época de excelencia deportiva y máxima competitividad que no ha dejado espacio en la plantilla como para llevar a cabo una regeneración o apuesta por alguno de los chavales. Esto supone una paradoja importante. Mientras se ha puesto cada vez más difícil subir al primer equipo, la directiva ha empezado a invertir dinero en jugadores que se supone que tienen potencial para dar el salto.

Y Ustedes, ¿qué opinan de todo esto?

PD: Iba a incluir a Femenía en el post pero me dio la risa y mis dedos se negaron a teclearlo…