El ojo que todo lo ve

Otro paso atrás pero el próximo seguro que es adelante (por las muelas de mis putos hamsters)

Es difícil hacer análisis estructurales en momentos como estos, más aun cuando son irrelevantes: a día de hoy debemos vivir y morir para ganar en Villareal. El resto da igual. Pero como Lenny no me paga por soltar perogrulladas, veamos cómo podríamos interpretar la situación actual.

Ayer, la verdad, no creo que hiciéramos un mal partido, pero tuvimos una deficiencia enorme: no supimos meterle una marcha más al partido. Tras un inicio pausado y ponderado –con buen criterio por parte de Pep y buena ejecución por parte de los jugadores-, una vez el cronómetro nos requirió buscar soluciones y alternativas no supimos, nos quedamos clavados en ese futbol tan ‘nuestro’.

En general, nos encontramos con una nube de medio centros (Xavi, Toure, Sergio y Keita incordiando) y nadie a quien dar la bola interior. Cierto es que el Inter, sabedor de que nuestros pases diagonales al espacio son mortales, decidió no dejar espacio a sus espaldas, pero nosotros no supimos hallar variantes. En mi opinión se arriesgó poco en el último pase, no se encontraron vías, en gran medida por culpa del horroroso despliegue posicional de Ibrahimovic.

El resto es historia: metimos a dos canteranos para terminar jugando arriba con Pedro, Bojan, y Jeffren más Piqué de palomero. Un gol, un gol legal anulado, y un fallo incomprensible nos observan durante esos diez minutos. Curioso. El tema nos lleva indefectiblemente al famoso verano pasado de Txiqui. Fácil es decir hoy que la plantilla es cortísima, cosa cierta, pero ¿cómo podía Txiqui prever que Iniesta no jugaría nada ni a nada en toda la temporada o las lesiones de Abidal? Sí le afeo no haberse quitado de encima a Márquez y Henry, pero bueno, ‘va com va’.

Y claro, lo de Zlatan. Me parece digno, quizá con un punto freakie y dulce, que tanta y tanta gente me diga que creen en él y que es un crack, aun cuando lo único que ha hecho es empujar una docena larga y fallar varias más. No dudo que si Pep pudiera viajar atrás en el tiempo sabiendo lo que sabe ahora, el movimiento de 9s hubiera sido bien diferente, y quizá con ello la historia. No sé pero, evidencia en mano, es para cortársela. Y no se ven síntomas de mejora, vaya temita tenemos ahí.

Dije no sé dónde hace unos días que me temía que el equipo había llegado tan lejos gracias a Messi, que sin él no estaríamos compitiendo por nada. En cuanto la pulga se ha apagado, el equipo se nos ha venido abajo. Una pena el timing, pero ¿qué más le podemos pedir a Messi?
En definitiva, que hemos caído como todas las veces que hemos participado en la Championes menos tres. No hay que cortarse las venas y debemos dar la presente campaña europea por buena. Llegar a semis excedería mis expectativas generales de forma sistemática, no pasa nada.

Cerremos ya el debate sobre si tal o cual y centrémonos, no en los 4 partidos de LFP que nos faltan, sino en el Villareal exclusivamente. Ese partido es media Liga y no hay márgen para el error. Espero que el varapalo de ayer resulte en un poderosos acicate para, con los ojos inyectados en sangre, asegurar esta Liga tan importantísima. Yo creo que la derrota de ayer dará claras directrices sobre qué debemos hacer en verano y en lo venidero. El equipo está herido y todo riesgo de autocomplacencia debería de desaparecer tras el episodio de ayer. El partido del Sábado es absolutamente vital.

Quizá todo se empezó a complicar cuando empezamos a referirnos al Barça como al “mejor equipo del mundo”.
Recuperemos el uso de Barça, a secas, que tantas cosas nos ha dado.

Un abrazo y arriba esos ánimos,
GF