Yoyalodije

Flipando con la opinión de la culerada

Estoy flipando un poco con la opinión generalizada en la culerada últimamente, respecto a algunas noticias recientes.

Primero, sobre la venta de Coutinho, que parece que estemos regalando a Ronaldinho Gaucho en su prime… efectivamente, lo que vamos a recibir por él es poco. Pero vamos, que ahora parece que se estuviesen peleando por él todos los grandes del continente; y que yo sepa, su destino es un equipo de medio pelo, que es donde le corresponde estar.
Porque no; Coutinho no ha sido NUNCA un crack cuyo problema en el Barça fue que no tenía una posición definida. El problema de Coutinho en el Barça fue que, sencillamente, no tenía el nivel no ya para ser una pieza importante aquí, sino siquiera para tener un papel destacado. A nivel estrictamente deportivo, la operación más surrealista de la historia; porque con DembeLOL aún se podía entender pagar semejante barbaridad por quizá el futbolista joven con mas potencial de Europa, y Griezmann era campeón del mundo siendo el jugador más destacado de su selección. Pero es que Coutinho no era ni un top 20 mundial… y por no ser, no era ni el mejor futbolista de un Liverpool que no era el claro aspirante a todo que es ahora. De locos.
Si se han enganchado 20 kilos, 20 kilos más de los que esperaba. Más un ahorro importantísimo de una ficha escandalosa e inmerecidísima, y sobre todo; perder de vista a uno de tantísimos elementos tóxicos y auténticos losers de los que por desgracia siguen (y me temo seguirán) abundando en el Barça.

La otra cosa que me sorprende es la cantidad de viudas que tiene Frenkie De Jong entre los culerdos. Un auténtico fracaso en todos los sentidos de la palabra, como fichaje; carísimo y cuyos buenos partidos de blaugrana se pueden contar con los dedos de la mano de una tortuga ninja. Futbolista excelso que aquí parece un pulpo en un garaje; ni entiende ni tiene aptitudes para el juego de posición, y para colmo parece haber sido contaminado con ese aura loser tan en boga en nuestra plantilla. La posibilidad de sacar 80 kilos por él me parece tal bendición, es de esas cosas tan buenas, que hasta que no se materializan tienes esa inquietud interna de que todo se pueda ir al carajo. Ojalá se concrete mejor hoy que mañana. Ni a nosotros nos hace falta él, ni a él le hacemos falta nosotros.

En fin, que bienvenidas sean estas dos salidas, y ojalá tras estas vengan muchas más. De esto ya tengo mis serias dudas; sobre todo teniendo en cuenta que el primero que parece no estar dispuesto a prescindir de según qué rémoras es el propio mister. Demencial.