Crónica

El año en clave Barça: Septiembre

Jueves 2, Pjanic cedido al Besiktas

Miralem Pjanić (Tuzla, Bosnia-Herzegovina, 1990) se marcha cedido una temporada al Besiktas turco. El centrocampista bosnio no ha contado esta temporada para Koeman y en la pasada temporada su papel fue discreto con tan solo 619 minutos disputado. De esta manera el Barça se ahorra parte de la alta ficha del jugador. Suerte, Pjanic.

Martes 14, Barça 0 – 3 Bayern (UEFA Champions League – Jornada 1)

Paupérrimo debut del Barça en Champions como era de esperar. El Barça pudo aguantar con defensa de 5 durante 30 minutos pero luego vino la más absoluta nada de un equipo sin alma, de calidad justa y con un entrenador que debería salir más pronto que tarde a tenor de su lectura de partidos y declaraciones inaceptables. Abrió la lata Müller con un chute de rebote en Eric García. El 0-2 y el 0-3 fue obra de Lewandowski. El Barça no hizo ni un chut entre los 3 palos en todo el encuentro por primera vez en toda la historia de la Champions. Debutó Balde y también tuvieron minutos Gavi y Demir, quizás, en la mejor noticia de otra noche aciaga. El barco azulgrana continúa a la deriva.

Lunes 20, Barça 1 – 1 Granada (La Liga – Jornada 5)

Otro partido paupérrimo de este Barça de Koeman que pide el cese de manera desesperada. Un flojo Granada abrió la lata en el minuto 2 tras un remate de Duarte y el Barça estuvo a remolque todo el encuentro con un fútbol primitivo, basado en colgar balones al área y al tuntún durante todo el partido. Araujo, con gran insistencia, pudo marcar el gol del empate en las postrimerías del encuentro para salvar un punto y tras cuajar un gran partido. El Barça está en caída libre y solo ilusionan los jugadores jóvenes. Toca sacudida pronto ante una temporada que va al precipicio.

Jueves 23, Cádiz 0 – 0 Barça (La Liga – Jornada 6)

Otro partido para el olvido de los de Koeman en el Nuevo Mirandilla. El técnico neerlandés llegaba a Cádiz bajo la lupa de afición y junta directiva y volvió a defraudar, con un equipo apático, anodino y falto de ideas futbolísticas. En la primera parte poco se pudo salvar sin apenas crear ni una ocasión de peligro. En la segunda parte, hubo alguna ocasión y el primer tramo de segunda parte se veía otro ánimo, pero Del Cerro Grande acabó con un plumazo mediante expulsión injusta a Frenkie De Jong. A partir de aquí, paso de los minutos de manera aburrida y una gran ocasión que malogró Memphis en el minuto 94. Vuelan otros 2 puntos y Koeman sigue arrastrando a este equipo por el precipicio. ¿Hasta cuándo habrá que aguantar?

Domingo 26, Barça 3 – 0 Levante (La Liga – Jornada 7)

Primera victoria plácida de la temporada en casa, con el segundo de Koeman haciendo las veces de entrenador por expulsión en el anterior partido del técnico neerlandés. Abrió la lata Memphis tras provocar un penalti con una gran jugada. El 2-0 fue obra de Luuk de Jong que se estrenó como goleador con la elástica culé. Tuvimos que esperar a una de las noticias del año, en el minuto 80. El retorno del joven Ansu tras 322 días de lesión. Un retorno que hizo las delicias de la afición ya que a Ansu le bastaron pocos minutos para hacer un quiebro y marcar el 3-0 definitivo ajustando el balón al palo.

Miércoles 29, Benfica 3 – 0 Barça (UEFA Champions League – Jornada 2)

Nueva noche de ridículo europeo y ya van demasiadas. Koeman agotó todo el crédito (si es que tenía) en una lamentable actuación en el estadio Da Luz. El equipo tuvo algunas ocasiones malogradas por un flojísimo Luuk De Jong y otros fallos de otros jugadores. Abrió la lata Darwin Núñez en el minuto 3 y el Barça fue a remolque todo el partido. El 2-0 fue obra de Silva en el minutp 69 y poco después Dest hizo un penalti absurdo que vio el VAR. El mismo Núñez que abrió la lata puso el 3-0 definitivo y sonrojante. Eric García vio la segunda amarilla por un agarrón y acabó expulsado. El Barça firma así su peor inicio en la historia de la Champions con 0 puntos de 6 posibles, 0 goles a favor y 6 en contra y a día de hoy parece una quimera pasar de fase de grupos salvo giro radical. El fin de Koeman, más cerca.