Yoyalodije

El virus y los indicadores

Digamoslo ya: contra este virus (Sars-Cov-2) no tenemos vacuna (ni se la espera en 12/24/n meses) ni remedios paliativos contundentes. Nuestros aliados a dia de hoy son los miles de científicos, investigadores y epidemiólogos que comparten sus hallazgos y el general Verano. Nuestros enemigos, los cretinos (gobernantes y sus votantes de paises poderosos principalmente) y también estos empresaurios chupopteros de rentas cautivas, IBEX-35’style, muy influyentes en el Deep State que nos desgobierna.
Hay otros empresarios, por ejemplo los que decidieron cargarse el ‘MWC’ de Barcelona pero ninguno de ellos tiene el respeto de muchos votantes spanos ávidos consumidores de caca televisiva matutina. Mientras, partidos como VOX van medrando entre la indiferencia (o promoción?) de las élites que nos hemos dado entre todos.

Me centro en el Estado español: no deberiamos olvidar que desde el dia 0 con el confinamiento se trataba de salvaguardar nuestro, en el pasado, modélico sistema de salud. Pues bien esto se ha conseguido por el momento con nota. Creo que no vale la pena perder el tiempo en los nuevos contagiados por varias razones. A saber:
a) La falsificación políticamente, como no, interesada.
b) Los cambios de criterio. Hoy se hacen muchos mas tests que hace un mes, cosa que aplaudo, pero no me sirven para saber la evolución de la pandemia.
c) Los resultados de hoy serian en el mejor de los casos una foto de hace 7-14 dias
Tampoco tienen ninguna utilidad las estadísticas de los fallecidos. Todos intuimos y algunos sabemos que hay muchos mas muertos de los que reflejan las estadísticas. Da igual. Solo cuando termine esta pesadilla habrá estudios serios que nos situarán en la catástrofe humanitaria en la que nos encontramos.
Siempre ha sido así: no puedes ver la realidad si formas parte de ella. Y, o renunciamos a la globalización, yo me apunto, o en términos económicos, que ésta es otra, no remontaremos hasta que no haya una solución planetaria

En mi opinión, ahora y aquí, lo importante es el número de casos que requieren hospitalización y esto si va mejorando de forma silenciosa pero contundente y continuada. Confiemos en que el gobierno se mantenga firme y no ceda a las presiones derechonas que incomprensiblemente estan padeciéndo.