Yoyalodije

La hipoteca dejada por Neymar

Lo preocupante no es que se fichara a Neymar (enorme jugador), sino que se hipotecó la política deportiva de casi cuatro años a su fichaje. Conforme avanza el tiempo pagamos más las consecuencias (línea defensiva completa, centro del campo). Parece que esto no necesita una mano de pintura únicamente.

Y a todo esto, el núcleo conservador del vestuario, sin problemas, mientras acumulan minutos, visibilidad e internacionalidades. En este sentido, Las palabras de Piqué son el primer paso para el “Mientras matemáticamente sea posible, vamos a luchar por ganar la Liga”. Mal síntoma ahora que se empieza a decidir la temporada.

Pero es que claro, uno hace un pequeño análisis de la plantilla de 25 miembros y se observan algunas cosas:

  • Puyol, Montoya, Song, Afellay, J2S, Cuenca, Tello, Oier, Sergi Roberto. Son 9/25 jugadores testimoniales y sin relevancia. Ojo, un 36% de la plantilla.
  • Bartra es el único que aspira a quedarse y tampoco tiene los minutos que merece. Por otro lado Pinto es única y exclusivamente de Copa y cumple razonablemente bien; pero sólo tiene un contexto. Tenemos ya 11/25. ¿Donde está la competencia real aquí?
  • Sumen que se va Valdés (12), que se debe superar el Xavisistema (13) aunque no haya nada mejor ahora mismo porque no se ha tenido ni la valentía ni la continuidad en la valentía para desarrollarlo.
  • Alves(14) cumple 31 años a final de temporado y Mascherano(15) cumple 30. Ambos empiezan el ocaso de su carrera e irán disminuyendo su rendimiento. De hecho, ya empiezan a dar señales de ello mostrando una irregularidad notable. No parece insensato planificar su relevo, ni mucho menos.

Pues bien, tras esto y sin entrar en más detalle ni en evoluciones tácticas tenemos 15/25 en situación “poco óptima” o “poco dada al mejor rendimiento”. ¿Se piensa competir así al más alto nivel? ¿¡¡Y durante casi tres años!!? Volvemos a la cuestión del inicio, sobre lo condicionante del fichaje de Neymar; Lo cual nos deja otra segunda cuestión fundamental y de vital importancia: ¿Tiene el Barça capacidad financiera para la renovación radical que necesita o va a costar varios años volver a ser lo que se quiere ser?

Yo honestamente pienso que sí. Pero no en el contexto actual. Más tras las últimas noticias que corroboran con otra acción más la inutilidad de la Junta y la incoherencia constante en la que caen. Para el equipo, para el club, lo mejor sería la convocatoria de elecciones y aprovechar este terreno de cambio para afrontar la renovación que el equipo necesita y los aficionados llevamos pidiendo a gritos más de dos años.

Are sí, another brick in the wall.