Yoyalodije

La intensidad

Voy a insistir tras una hora de ferriseo (quizá no era tan interesante como a mí me resultaba). INTENSIDAD, señores. La Intensidad hace equipo. El Barça, por unas razones u otras (ni conocemos al vestuario ni podemos ver los entrenamientos), ya no es un equipo intenso. Se ahorra un pequeño esfuerzo cada vez y poquito a poco se ha ido descordinando.

Es que hoy día un equipo intenso te mete más de un kilómetro de diferencia por jugador con respecto a su par. Eso significa llegar antes, replegar mejor o moverse más. Y por mucho toque que haya, si no se acompaña del consiguiente movimiento, el rival se organiza y te anula. Tocar para moverse, para buscar otro espacio, para ofrecer otra linea de pase, no sólo para que se mueva la pelota. El Barça se ha ido “seleccionespañolizando” en el sentido de utilizar la posesión como fin (cansar y no recibir) en lugar de como herramienta (la uso para desarbolar al rival, para agredirle con la pelota). Pero eso sí, sin un doble pivote que anule las transiciones y sin la altura necesaria para estar protegidos a balón parado.

Si hay algo que vamos a necesitar es intensidad, activación, carácter y mentalidad. Por eso Alves, Mascherano, Busquets y Alexis los veo importantes. No me sobraría Puyol aunque desconozco su estado de forma. Y el ímpetu de Bartra, a veces fuente de errores por juventud e inexperiencia sería necesario que se contagiara al resto de la plantilla. Necesitamos tíos que se dejen los huevos, aunque sea sólo por orgullo independientemente del nivel de fútbol que puedan ofrecer (potencialmente enorme, como sabemos).

¿No ven a Ribery persiguiendo al extremo contrario y ayudando a Alaba casi hasta su línea de fondo? ¿No flipan con el desgaste defensivo de Verrati-Matuidi sin balón, pese a ser los generadores del PSG de Blanc? ¿No ven a Diego Costa, Gabi o Koke como no paran de hacer ayudas a sus compañeros como si fuera el último partido? Sí, además de ser muy buenos, trabajan mucho para ayudar y juntar a sus equipos. Por eso funcionan como bloques.

¿Pérdida de excelencia? Es una mera consecuencia del trabajo hecho y la mentalidad actual. Resumiendo: con el balón controlado nos movemos menos; Sin la pelota, también.