El análisis / Yoyalodije

El futuro de XavIniesta

El tema es si el XavIniesta va a volver a someter rivales como de 2009-2011. Y hay dos factores que, a priori, juegan en contra de esta posibilidad:

– Los años pasan y la actividad e intensidad individual de ambos es difícil que toque ese techo que permitía transitar mejor hacia defensa, presionar antes y mejor, robar más balones, etc.

– Los rivales han aprendido a jugar contra nosotros. Aunque monopolicemos la pelota y suframos muy pocas ocasiones, se juega donde y como el rival quiere (en su campo, concretamente) y sólo genialidades individuales o fulgurantes circulaciones que apenas han sucedido quiebran estas defensas numantinas. Es la evolución del fútbol, se aprende y se mejora a contrarrestar al rival. El gol de Villa fue un claro ejemplo de esto. Nos dejaron llevar la pelota a donde quisieron para facilitar su presión, en la zona adecuada presionaron tres o cuatro a la vez para robar la pelota, en ese momento ya sabían cómo y hacia dónde se desarrollaría el contraataque y, luego, lo finalizaron brillantemente. Fue una obra maestra defensiva de Simeone.

¿Cómo darle la vuelta a todo esto? Uff, menuda pregunta… el Tata tiene muchísimo trabajo y me gusta que no renuncie a nada para sorprender al rival. El Borussia de Dortmund ha sido un soplo de aire fresco y un muy buen ejemplo a considerar a la hora de mezclar el juego.