El análisis / Yoyalodije

El análisis de la defensa

Visto el transcurso de la temporada y las necesidades defensivas (acuciantes) que tenemos, lo que urge es alguien que sepa jugar adelantado y defender hacia atrás. Creo que ya no es tan prioritario para los técnicos el buen dominio del balón, la rapidez en el giro o la anticipación, como la velocidad de piernas, el hecho de que el perfil sea netamente zurdo y que no se sienta incómodo recuperando metros para corregir hacia atrás.

Como la altura es igualmente una necesidad imperiosa a compensar (y más que altura, vive Piqué, saber ganar la posición para poder hacer lo propio con los balones aéreos), no es fácil encontrar al candidato perfecto que sobresalga por encima del resto. Todos tienen ventajas e inconvenientes.

Ya comenté aquí que para mí la renovación de Adriano, tras dos temporadas en el club jugando 1/3 de partidos, era contraproducente porque mermaba mucho la posibilidad de adquirir ese central-lateral que equilibrase la defensa por el perfil izquierdo debido a la inherente tendencia de atacar predominantemente por la derecha con Alves como activo imprescindible. Al bascular tanto el equipo hacia la derecha en transición defensiva (Piqué actúa numerosas veces de lateral derecho en la cobertura), el central izquierdo y el lateral izquierdo tienen que controlar toda la parcela defensiva restante debiendo (idealmente) cerrar bien el segundo palo, ser contundentes al corte y rechace y actuando con velocidad para recuperar la ventaja del contraataque. Con Jordi Alba, sólo la velocidad le ayuda en estas tareas.Y, si su compañero es Mascherano/Puyol, la contundencia por arriba es nula para balones cruzados y el cierre del segundo palo se complica. Lo dejamos todo al instinto, la anticipación o el fallo rival. Sino gol.

Un Mathieu por Adriano hubiera sido una genial operación (económica y deportiva), para poder utilizarle de lateral corrector en partidos grandes solventando muchos de los problemas de la transición y el retorno de Alves. Con Adriano renovado. Sólo dos escenarios se me ocurren, ninguno de los dos muy alentadores sonando los nombres que suenan:

– No hay dinero para mucho más. El central tendrá que ser de un perfil medio-bajo porque la compra de Neymar ha dejado tiritando el presupuesto para este año. Los Mathieu, Vermaelen, Agger y otras opciones más “exóticas” de precio <= 15M. Además, se confiaría en un canto del cisne de Puyol (retorno del fénix, más bien) tras un parón competitivo de seis meses, para disputar bastantes minutos.

– Ojo a una posible venta de Alves. Aunque la llegada de Neymar no augure nada de ello, la renovación de Adriano, habiendo jugado bien (lo poco que lo ha hecho en esa banda) sí podría dar sentido a una contratación low-cost tipo Mathieu ADICIONAL a la de un central titular. Un central CENTRAL, para que aquí se me entienda. El mismo PSG de nuestro ansiado Thiago Silva está interesado en el bueno de Dani.

Mi opinión personal es que se debería hacer el esfuerzo de INVERSIÓN por el central este año. Y cuando hablo de inversión, me refiero a dejarse la pasta por alguien quien, seguramente, te solucione la papeleta durante más de un lustro. Creo que hay dinero y predisposición, pero los tiempos del mercado son los que son y entiendo que ahora el “postureo” deberá ser el de “no tenemos un chavo” para arañar todo lo que se pueda a la baja.

En este sentido, descartaría al trío anteriormente mencionado por cuestiones de edad y rendimiento a medio-largo plazo. Mi nombre es Eliaquim Mangala. Una bestia parda. Contundencia, intimidación y buen juego aéreo. Sin duda, junto con Vertonghen, el más difícil de contratar.