El análisis / Yoyalodije

Youtubeando a Afellay

Ibrahim Afellay, Ibi para los amigos, es el último y flamante fichaje del F.C. Barcelona. Nació el 2 de abril de 1986, por lo que cuenta con 24 años y medio, edad perfecta, según muchos gurús para dar el salto de calidad definitivo y empezar trayectoria en un club grande. Distintas fuentes consultadas varían su altura entre los 184 cm de la web de la FIFA, 183 cm de la Wikipedia y 180 cm de goal.com y la web del PSV remitente de la información a su homóloga blaugrana. Me inclino más hacia estas últimas por apreciación personal.

Es capitán del PSV y este no es un dato baladí. Tiene una gran mentalidad dentro y fuera del campo que le han otorgado tal privilegio. Últimamente el Barça tiene escrito en fuego en su hoja de ruta de los fichajes que el comportamiento fuera del campo debe influir en la toma de decisiones de una forma notable. Y no es de extrañar que el perfil de jugadores que se buscan suelen ser de este tipo: capitanes, con una vida ordenada fuera del campo (casados y/o poco fiesteros) y con bajo riesgo de montar pollos en el vestuario. Cuentan que Benzema no está en el Barça por esto, bajo criterio de Txiki. Gracias en tal caso. Para tranquilidad de muchos, las referencias de Ibi son muy buenas en este sentido. Algunos comentan incluso que reza cinco veces al día. Un querubín.

En cualquier caso estamos ante un jugador físicamente hecho y muy completo. Aumentará la media de altura de la zona ancha considerablemente y es fibroso, tipo Puyol. Da la impresión de no ser tan alto por la envergadura (hola peluche) que posee. Para los amantes del pechocalenturismo, decir que no rehuye el contacto, ya les sabrá a gloria. Es potente, veloz y posee un gran cambio de ritmo del que se ayuda en muchas ocasiones para deshacerse de su rival.

En el apartado técnico se maneja muy bien con las dos piernas, tipo Pedrito y destaca especialmente por su fuerte golpe de balón, recurso que utiliza a menudo cuando frecuenta posiciones cercanas a la frontal del área. Además centra bien con ambas y tiene un buen desplazamiento en largo que servirá para desatascar el juego con un cambio de orientación. Es un buen llegador y quizá esta sea su mejor baza ofensiva: la sorpresa desde segunda línea, pues su físico le permite tener un largo recorrido y hacer numerosos esfuerzos.

¿Qué rol desempeñaría en el Barça? Para ello, hace unos días, me permití esbozar un esquema sobre cómo estoy viendo esta temporada al equipo. Los perfiles clave se comentan posteriormente:


– Un pivote defensivo. Referencia posicional en la presión y la defensa, atento a las coberturas y pieza importante en la salida de balón retrasando su posición entre los dos centrales.

– Un perfil creador y distribuidor que encarna Xavi.

– Dos interiores de banda. El término es contradictorio pero explica sus movimientos. Tanto Pedro como Iniesta se asocian en corto con Xavi para dar continuidad a la jugada por dentro y se desplazan hacia la banda para generar espacios a los hombres de arriba. Pedro lo hace corriendo al espacio y es más directo, mientras que Iniesta utiliza más la conducción del balón y es más pausado. Como véis es un perfil muy especial que necesita de unas cualidades muy concretas para poder desempeñarse bien. Y aquí entraría Afellay, fundamentalmente como rotación de Pedro, pero también de Iniesta si aún deben controlarse los minutos de Thiago Alcántara.

La hoja de ruta está trazada. No gusta al parecer la escasez de plantilla actual y se está trabajando en ello, que diría Josemari. Con Afellay se define más aún el fichaje de Cesc como “sustituto de Xavi” e “imprescindible” a corto, medio y largo plazo. Thiago haría lo propio con el perfil de Iniesta y nada más faltaría definir un refuerzo en el centro de la defensa y otro con el rol de Villa. La cantera y las repescas parecen lo más sensato y económico en el primer caso (Botía, Cáceres, Henrique, Bartra, Fontás), mientras que habrá que soltar otro pico por la plaza atacante. Luis Suárez y Rossi gustan y encajan en el perfil, pero eso ya será harina de un costal de verano.