Barça Atlétic

La olla a presión que es el Mini

El sábado llegó el Elche F.C. al Miniestadi. Un equipo que por nombres hay que tenerle respeto, pero por resultados se observa que aún no tienen la máquina engrasada del todo. Por ejemplo, tienen jugadores como Generelo, Palanca, Kike Mateo, Albacar o David Sánchez, futbolistas que han jugado en primera o tienen gran tradición en segunda. Y un portero argentino, casi nada.

En definitiva, un equipo trabajado y con experiencia, encima es el equipo dónde debutó Di Stéfano como míster. Una prueba de fuego para el Barça B y más aun volviendo de esa goleada en Cartagena.

Incertidumbre a raudales. Al final, victoria del Barça por 2-0 en un partido muy táctico y sobretodo muy bien jugado de forma conjunta por los chavales. De no ser así no quepa la menor duda que el Elche acaba sacando algo positivo como visitante.

Volvió a funcionar el tándem Nolito-Soriano, marcando un gol cada uno. Edu Oriol por la banda derecha del ataque también creó peligro e impidió que Edu Albacar se sumase al ataque de forma cómoda. Sobretodo jugaron muy concentrados en defensa, dónde Bartra jugó en el sitio de Oriol Romeu que dio consistencia defensiva al equipo y amordazaron bien a la media del Elche C.F.

Casi podemos afirmar que el Barça B probó un día antes la defensa de 5 que los mayores hicieron en Madrid. Montoya y Abraham de laterales por bandas en función ofensiva, mientras Bartra, Fontás y Muniesa (gran partido) cerraban el equipo. Sobresaliente en juego, concentración y disposición táctica por parte del B. Queda claro que lo de Cartagena fue un accidente.

Next: Nos toca otra vez en el Mini, contra el Numacia. Volverán muchos viejos amigos como Unzué, Oscar Lopez, Dimas, Ibra(?) o Nano.

Tags: