El ojo que todo lo ve

De integraciones (O la soledad del maraquista)

Hablemos de Ibrahimovic. ‘Tiene que integrarse, asumir el sistema del Barça’ tal y cual.

FALSO.

Ibrahimovic debe asumir que ya no es más que un comparsa del gran solista, el tío trajeado con las maracas al fondo del escenario. Chaca-chaca-chaca-chaca…

Atrás quedan esos tiempos en Milán en que era el puto amo y copaba las portadas. Ahora Ibra no es más que un secundario (¿de lujo?), y eso es lo que tiene que asumir. No es un problema táctico sino de ego. No puede –NI DEBE- competir con Messi, debe aceptar su papel segundón con hombría y poniéndose al servicio del equipo, no al revés.

Su rendimiento en Zaragoza fue demoledor, más aun su actitud general, quedando esta evidenciada en la jugada del tercer gol de Messi en que andaba en un offside de 10m y en que ni amagó en recuperar la legalidad posicional, ante lo cual Messi no tuvo otra que meter un golazo al palo corto. Si Ibra sigue torturándose así terminará chupando banco y con algo de suerte jugará sus últimos 2 años en el Parma (o peor aun en Palma), o sea que bien le conviene sacarse la cabeza del culo, dejar de pisar la bola como un gordo en los solteros contra casados, abandonar los taconcitos –que en exceso sólo evidencian una absoluta falta de recursos-, enchufarse de cara a puerta y dejar de fallar ocasiones clamorosas como si fuera un mísero tonto de la clase en el patio del colegio. Ayer la metió pero anduvo como siempre, y en cuanto a dar alternativas a sus compañeros fue un puto espantapájaros as usual. Por la gloria de mi gato que obviando los temas políticos y las complejidades de vestuario, de seguir Eto’o aquí Ibra tendría 10 minutos por partido.

Hablemos de otros: mención especial para Iniesta, que terminará dando la razón a todo aquel sector del barcelonismo –los malos- que señalaban falta de liderazgo y agallas cuando el partido le exige. Ya lleva 11 meses discretísimos, y decir que se espera más de él no hace justicia a las ponderadas demandas de la grada.

Márquez, el mongolo autista de Michoacán continua on fire. El otro dia en Zaragoza estuvo colosal, casi igualando su legendaria actuación en El Reyno del Sadar en otoño. Le pimplaron dos goles en 5 minutos -el primero de los cuales fue para suicidarse-. Una de las renovaciones más absurdas de la historia.

Henry: su ineptitud, incapacidad y desmotivación sería contestada con mecheros por la grada si no fuera porque tiene 5 compañeros que compiten con él en inoperancia. No sé como enfocar esto sin ser tachado de racista pero ese anómalo es lo peor. Si algo detesto son las lloronas con bigote, y sigo pensando que el pobre tio ese padece de hidrocefalia, se le apepina la cocorota a marchas agigantadas. Ya verán los médicos del club.

Y luego está Messi.

Ya sé que el respetable prefiere repetir que Laporta es el presi con mejor palmarés desde la extinción del Velociraptor pero los temas arriba descritos merecen atención.

Queden con Satán,

GF