Kantinusports

Cuestión de Sex

O de Cesc, según su lengua materna, y Fabregas en su inglesa adopción. La cuestión es hacer del futuro del pretérito canterano otra confrontación de presente. Sea en interna clave electoral o en externa (y sonora) bofetada a un Florentino que sigue más preocupado de torpedear la planificación culé que de liderar la propia.

A saber. El interés blanco por Ribery, que creció tres palmos tras enfundarse el galo la zamarra de Abidal, decrece a medida que la eclosión de Pedro va dejando en simple conveniencia lo que antes fue prioridad. Aumentan las florentinianas ganas de Sex ante el azulgrana cortejo electoral y las de Silva por su evidente perfil Pep, pese a percutir por el flanco de Cristiano, y borrará Villa al Villarato de las portadas blancas tras aparecer anteayer en las azulgrana. Culé veo culé quiero.

El Barça es la referencias mundial y el Guardiolato centra ahora mismo todas las miradas del mundo del fútbol. Le miran con indisimulada admiración las aficiones rivales, con insólitas dudas la propia, con justificado recelo los entrenadores y con división de opiniones la prensa capitalina. Algunos efectivos de Prisa (Paco González, Juanma Castaño y algún despistado más) y la pausa de Segurola aplican cordura y periodismo para rebajar el hinchazón de vergüenza ajena provocado por el azote del villarato, que tiene el seguimiento del grueso de un pelotón que ya divisa una curva cerrada.

Y es que está preparando Laporta con Cesc la de Calderón con CR96, al que primero arrancó un costoso pero inexpugnable compromiso blanco y luego pactó con el ManU al alza con penalizadora cláusula por incumplimiento, lo que aun a día de hoy le da pie a otorgarse la autoría del fichaje con grosera reiteración. Lo que vendría a ser una repatriación con tarifa Arsenal, vamos. Algunos no aprenden de errores tan grandes (Overmars, Hleb) como Petits.

No debe extrañarnos que el mismo presidente que va a dejar a cuatro entrenadores catalanes en las principales secciones del club (Massi dio la clave en la presentación del Xavi Pascual del balonmano Massip al renocer que la primera razón por la que se escogió al nuevo míster fue por ser catalán) esté dispuesto a pagar por otro centrocampista de casa lo que se negó a abonar el verano pasado por un ariete asturiano.

Podemos debatir hasta aburrirnos sobre si la prioridad debe ser un Silva o un Ribery que creen superioridad por la izquierda, un Villa que aporte gol partiendo de banda o un Cesc que adelante a Iniesta (y viceversa), pero no deben caer en el olvido ni el gusto de Pep por la calidad de los mimbres ni su superlativa habilidad táctica para sacar provecho de la polivalencia de sus jugadores. El libreto guardioliano no entiende lo segundo sin lo primero.

Malus track

Javi Chica salió ayer en rueda de prensa para negar que el Español se mostrara excesivamente blando en el Bernabéu. No nos aclaró las dudas a los que ese día no los vimos blandos sino blancos.