Yoyalodije

Continuidad de Koeman, muerte deportiva

Hola, tolilis.

No he visto ni un minuto del primer equipo del Barça en lo que va de temporada, y, por lo que cuentan sus señorías, compruebo que la elección ha sido la correcta. Tampoco esperaba nada distinto, a decir verdad. La continuidad de Koeman fue la muerte deportiva… la salida de Leo fue ponerle los clavos al ataúd… y no ya la continuidad, sino la vendida de culo de Lapo a las vacas sagradas, poniéndolos además como poco menos que héroes del barcelonismo por bajarse sus vergonzantes nóminas, fue el entierro a nivel fosa de las marianas.
Se podrán poner todos los paños calientes que quieran, pero nada, NADA justifica que esta gente siga en plantilla después de protagonizar directísimamente TANTAS humillaciones europeas que uno ya hasta ha perdido literalmente la cuenta. Si no tienes recursos económicos para largarlos, al menos sí que los tienes para dar potestad a quien corresponda para que se pasen el año recogiendo los balones en los entrenamientos y degustando canapés en la llotja en los partidos. Y no sólo no has hecho eso, sino que has hecho todo lo contrario, empezando por darle continuidad a un entrenador que claudicó ante ellos lamentablemente en el tramo final de la pasada temporada. Ahora se dice que Koeman y Lapo son como Harry Potter y Voldemort, y uno no puede vivir si vive el otro. Pero que nadie olvide que quien eligió tomar un ancla como salvavidas fue el propio Jan. Y no; no hay excusa, deportiva o económica, que justifique esta decisión.
También se dice que ‘a esta plantilla la coge un entrenador de primera línea y le saca más partido’. Pues no; básicamente porque un entrenador de primera línea tiene, primero, el status como para elegir la fácilmente cincuentena de opciones deportivas mejores que hay ahora mismo. Y segundo, porque un entrenador de primera línea tiene el conocimiento suficiente como para saber que no debe ‘coger’ esta plantilla hasta que de ella desaparezcan mínimo 7-8 bultos sospechosísimos más; precisamente porque de lo contrario se estaría jugando esa consideración de entrenador de primera línea.

Resumiendo: que estem fotudíssims, nois. De momento, tocará seguir con el macramé…