Yoyalodije

Comparativa con el Gaspartismo

Bon dia, a pesar de todo. Queda un día menos para salir de este estercolero o bien entrar en concurso de acreedores y echar el cierre.

Si bien la comparativa con el Gaspartismo del otro día estaba bien traída por el paralelismo del balance doméstico/europeo, a este punto ya tengo que discrepar. En el largo trienio gaspartiano solo recuerdo una humillación europea, concretamente un 3-0 en Estambul ante el Besiktas. A parte de esa noche, jamás el equipo llegó a arrastrar la camiseta y el escudo de modo tan vergonzoso como anoche, no digamos ya los últimos tres meses incluyendo el 2-8 y ni hablemos del balance que llevamos en las últimas 5 (CINCO) temporadas. Media década encadenando ridículos, que se dice rápido. Recuerdo muy bien aquella eliminatoria contra la Juve del 2003. Contra la Juve de Del Piero, Nedved, Trezeguet, Davids, Thuram, etc. Un auténtico equipazo, de los 3 mejores del mundo de aquella época. Recuerdo una muy digna elimintatoria, en la que, efectivamente, con todo a favor y con un hombre más, y con 1-1 y el equipo volcado al ataque, caímos en la prórroga con un postrero gol de Zalayeta al contraataque. Fue la primera y única derrota tras dos fases de grupos con 11 victorias y 1 empate. Era cuando con Antic, empezaban a destacar un joven Motta en el medio centro y un Xavi adelantado, remontando posiciones en liga de los puestos de descenso hasta la UEFA y desempeñando hasta aquella aciaga noche una Champions casi perfecta en la que ya había debutado un tal Iniesta de 18 años. Mentiría si dijera que las sensaciones eran de optimismo, porque la época evocaba la del Motín del Hesperia, pero visto en perspectiva, la situación creo que era mejor que la actual.

De aquella época recuerdo victorias de prestigio como el 1-3 de Anfield, el 3-0 al Inter, el 4-0 a un por entonces poderoso Leeds y la noche de Rivaldo en San Siro (3-3). Bochornos como los de los últimos cinco años, a parte del mencionado del Besiktas, ni uno. Jamás el prestigio europeo del club en la Champions languideció hasta estos extremos.

Sobre el estado de la institución en aquellos años, no hay que insistir mucho. Cuartos y sextos puestos en la liga, fichando Riquelmes y Saviolas a plazos, con directivas más propias de los 60 que del siglo XXI, etc. En lo institucional, ahí estamos otra vez. En lo deportivo, peor si cabe. Con la cantera devastada y telarañas en la caja y hasta bajo los llambordins,

Lo cierto es que Laporta cogió el Barça del Gaspartismo y dejó el mejor Barça de la historia. Estos cogieron el mejor Barça de la historia y dejaran uno peor que el del Gaspartismo,