Yoyalodije

Carta a Leo: El día que no queríamos que llegara, llegó.

Las 4 de la mañana. Aquí sigo, sin pegar ojo. Doy vueltas pero no puedo. Sudores. Impotencia. Nudo en la garganta. No me creo todavía que Leo, MI LEO, ese jugador que quería y quiero con toda mi alma, se pueda ir a un City o a otro equipo que no sea el club de sus amores.
Eres la persona que más detesto del mundo, Josep Mª. Se va por ti, porque está harto de tu incompetencia, de entrenadores mediocres, de mentiras, de promesas sin cumplir y de que año tras año el proyecto que montas sea peor que el anterior. Harto de excusas. Harto de los “y tu más” y de los complejos que padeces históricamente tú y tu junta mediocre y revanchista. Se va porque no aguanta más, porque se le van los años y no hay rastro de proyecto ilusionante. Se va porque es un puto ganador. Se va porque el tiempo juega en su contra.
Te ha mandado un burofax, es cierto y como capitán algunas veces me ha fallado, claro que si, porque aunque a veces parezca un extraterrestre, no deja de ser humano, con fallos, como todos, pero tú deberías saber, pedazo de rata, que lleva años salvándote el cuello, partido tras partido, consiguiendo títulos que por juego seguramente no merecíamos.
Llega un momento que, teniendo la edad de cristo (hasta para eso es DIOS) ha dicho basta y en el fondo la culpa también la tenemos todos nosotros. Los socios por votarte en 2015 (en detrimento de Laporta) los aficionados y los medios de comunicación.. esos medios que tienes a sueldo para que miren a cualquier parte menos a ti. Y si, también hablo de nosotros como aficionados porque con lo de Roma, con lo de Anfield con el bochornoso 2-8, debimos estar ahí para pedir día tras día tu dimisión. Una dimisión que nunca llegó y rápido tapaste con la llegada de tu escudero (Koeman) escudero que aprovechaste para irte (otra vez) de rositas.
Sin duda con el 2-8 ya pasaste a la historia como el peor presidente del Barça, pero con la marcha de Leo te has convertido en aquel presidente ruin y mezquino que se apoltronó en su silla y dejó marchar al mejor jugador de la historia para salvar sus cuentas y su patrimonio.
El covid está destrozando la economía y la vida de muchas personas y tú nos has destruido ese ratito de felicidad, esa desconexión, ese espacio donde veías jugar a Leo y se olvidaban tus problemas. Si, lo adoramos. Posiblemente más que a muchos de nuestros familiares porque con el hemos crecido y hemos vivido muchos momentos que quedarán grabados para el resto de nuestras vidas.
A las titellas como Marçal o esbirros como Freixa les deseo la misma maldad que ellos impregnan cuando hablan de Leo. A estas alturas soltar  topicazos como que el club está por encima de Messi cuando precisamente Messi es parte y esencia de ese club es no tener ni puta idea ni reconocer todo lo que ese hombre ha hecho por todos nosotros, incluido ellos.
Leo, quiero que sepas que yo y el 95% de los aficionados te lo debemos todo y que nunca olvides que te queremos y te seguiremos allá donde vayas. Te has ganado el derecho a decidir, y a irte cuando te venga en gana. Lo único que lamento es que la decisión sea simple y llanamente por unos HDP que no han parado hasta destrozar todo lo que nos hizo grandes.
Si se confirma esta tragedia, conmigo que no cuenten. El Barça pasará a un 2o plano en mi vida y dejaremos a los tuitstar de 15 años (esos que siguen al Barça por moda y no tienen ni puta idea de lo difícil que era ganar campeonatos antes de la era Cruyff) que sigan haciendo “onces” y preguntándose donde colocarán a Griezmann o qué haremos con el dinero que dejaría Messi.  Lo siento pero esa actitud me deja sin fuerzas ni ganas para ver semejante ridículo.
Sigo dolido, y me encuentro muy solo, llorando tu pérdida y asimilándolo como puedo. Era feliz y no lo sabia. El nudo me está matando.  No estaba preparado.
Hasta siempre, enano.