Yoyalodije

Agradecimiento a los ciudadanos

Quiero dar las gracias a todos estos ciudadanos que siguiendo la doctrina Ansar (a mi me va Vd. a decir cuantas copas me puedo tomar) han salido hoy y presumiblemente los próximos dias, siguiendo la estela que dejaron aquellos padres que el domingo pasado salieron todos a la vez sin mascarillas y haciendo divertidos corros comentando lo mal que lo hemos pasado pero, afortunadamente, ya terminó todo. Esta tarde ha sido espectacular ver como se mezclaba la cola para entrar al Super con las familias (siempre padre, madre y niño(s), biehos con su bastón, las parejitas con sus arrumaco y los esforzados deportistas amateurs. Me han contado a que a primera hora de la mañana se han juntado también los ciclistas y los bañistas, pero ésto no lo puedo asegurar.

También quiero agradecer a los dueños de tantos perros que haciendo uso del pasaporte/salvaconducto que les otorgó el gobierno en el decreto del estado de alarma han ido diseminando el virus no solo en su barrio sino en todos los barrios de Barcelona y supongo que en las otras grandes urbes del estado. Son incontables las miles de horas que dia dia han dedicado a recorrer cada vez mas plazas y calles. Curioso que nadie haya visto ni uno solo recogiendo el zurullo, pero ni uno eh?. Quizás porque el can ya lo habia hecho 4 kilómetros antes o porque como en este barrio nadie les conoce pues que les den. No se ha dado ningún caso de control ni tampoco de ninguna sanción. Han sido y son completamente invisibles para las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Pero sobre todo gracias al gobierno que nos hemos dado entre todos porque que en una audaz e inesperada decisión ha dejado a la responsabilidad !? de los ciudadanos el desconfinamiento que, como todo el mundo esta intuyendo, será un completo éxito para los libegales asesorres del IBEX y que como no puede ser de ninguna otra manera terminará, en unos pocos trimestres, en la inmunidad de borrego que permitirá abrir toda la economia, el fútbol, los toros y olé.

En fin, que desde mi balcón seguiré padeciéndo las sirenas de las ambulancias, pero servidora y los otros ancianos de la escalera hemos decidido seguir confinados hasta que no queden mas imbéciles haciéndo cosas que nunca habrian hecho antes del 15 de marzo. Que que no iremos solos al matadero y agradecemos que tantos se esten inmolando en aras a la causa del ‘yo mas desconfinado que nadie’ y que merced a su sacrificio muchos jubilados podremos seguir disfrutando de nuestra pensión.