Yoyalodije

Tengo una carta para ti, mi querido odiado

**** POST ESCRITO A CUATRO MANOS Y DOS P… por Oskarra & Zephyr ****

Año 2054.
Un joven Milán Piqué Mubarak (?) consigue la presidencia del F.C. Barcelona, arropado por los votos de 35.020 socipatitzants (se rumorea que realmente fueron 35.021, pero en un acto de enajenación mental transitoria, cierto votante arrancó de la mesa la urna con los votos y rompió en mil pedazos su voto al grito de “¡¡¡no voy a volver a cargarla, dejadme, dejaaaadmeeeeeeee!!!”).

Mientras, en algún lugar entre Ho Chi Min y Dong Xoai. Túneles del Vietcong…

El suave frúfrú de un batín de seda y unas zapatillas de oso se entremezcla con el más absoluto de los silencios, mientras la llama de un candil ilumina toda la estancia…

Z- Joder, joder, jodeeeeer, ¡que me meooooooooooo!

Ese aullido terrible retumba por todo el túnel, despertando de su profundo letargo a Osk, que dormía plácidamente acurrucado en un sofá orejero frente a una lumbre ya en ascuas, musitando una mezcolanza de humedades e improperios:

O – Puto Z, es la tercera vez que me despiertas con tu incontinencia. – dijo reajustándose la manta en las pantorrillas – ¿Quieres ir a ver al urólogo ya? A ciertas edades hay que dejarse meter el dedo por el Ohio… aunque en tu caso… bué…

Un suspiro desahogado llega desde el fondo, (a la derecha, obviamente).

Z- Calla ya, viejo cascarrabias, y hazme un hueco en tu sofá, que me he desvelado. ¿Qué te apetece leer? – dice Z mientras se dirige a la biblioteca de los túneles – a ver… “Benvinguts al món real, imbècils”…no, demasiado conocido y previsible. Mmm…este de “2010, odisea descendente muy despacio” ¿¿qué te parece?? “F.C. Barcelona for dummies, by Alexander Balins”… Vale…deja de gruñi…ep, hostia, ¡para!.. ¿qué es esto que ha caído?…parece una carta… para… Alexis¿? o_O

Sus manos temblorosas despliegan un papel, que con el paso del tiempo ha degenerado hasta un símil de pergamino.

“Te escribo estás líneas con el único fin de desquitarme.
Nada va a cambiar, tanto para los que eras lo peor lo seguirás siendo y para los que eras un potencial único lo seguirán pensando tras leer esto, pero ante todo quiero dejarte clara una cosa porque te quiero.
Y esa cosa es que te odio con la misma fuerza.”

Z- Coño que visceral, parece interesante…¿¿es tuya??
O- Es de la memoria colectiva.
Z- Barroco de los cojones. Sigo…

“No te sorprendas. Es bastante lógico. Recuerda lo que hiciste en tus dos primeras visitas al Bernabeu. Te measte a Marcelo sin sudar con 3 entrenos, destrozaste a los mejores centrales del mundo en el 1-3. En fin, me explico, y perdona si lloro.

En resumen te odio porque en su día pensé que darías aquello que empezábamos a echar en falta en 2011 y bien que te quise por hacerlo a ratos. Lo veía cada día, en cada lance.
En esa forma tan particular que tenías de moverte, girar, caerte, levantarte, chocar e insistir me hacían ruborizarme, adorarte al tiempo que odiaba cada vez que lo hacías y otros te machacaban como el nuevo saco de boxeo tribunero.
“Travelo chileno, paquete, patapalo, Malexis… ” Solo sabían atacarte con vejaciones, dejando bien a la vista que, por mucho que les importunases, tu guerra no era con ellos sino para ellos. Quisiste al club, te quisieron,” Cachai, Cachai”…no te entendían una mierda, pero te admiraron como al que más. No juzgues a tus detractores, no está hecha la miel para tal.
Esa fuerza incontrolada, ese ímpetu y ganas me enamoraban a cada jugada pero sin evitar que me separara de ti por cada sobrecarga muscular que tenías, por cada declaración humilde e incauta ante la jauría que te iban detrás para hacer chanzas.
Que en la defensa de ti estábamos dos o tres y no eras constante, te lesionabas, fallabas lo infallable pero seguíamos queriéndote. Porque el corazón no finge.
Algunos dijeron que nos perdiste la Champions del 2010, la del Bernabeu, que fallaste mucho. No ven la cantidad de ocasiones que generaste tú. El dedo, la luna, la fobia y la filia.
Te odio porque de lo buen profesional que eres aguantaste todo un segundo año de cuarto delantero del todo injustificado cuando tu competencia ni entrenaba y se cambiaba el esquema por ellos y tu lo respetaste, por eso te amo. Compromiso con un colectivo.
En un entorno decrépito y viciado seguías siendo ingenuo, puro y entusiasmado. Como para no quererte. Y de nuevo odiarte al ver como callabas ante las titularidades de camaradería del vestuario cuando el entrenador está débil o no está.
Te quiero con locura por cómo decidiste adapatarte a nuestro D10S desde que llegaste con tu sacrificio, nada de discursos vacíos. Sin embargo, no puedo dejar de odiarte por no ser más tu mismo, con más confianza con balón, como en la Roja (la auténtica) dónde eres el Jugadoraso que todos vemos en ti.
Y como el Boomerang, el Interviú no, el australiano (?) cuanto más te lanzaron más fuerte volvías. Segundos palos, robos, presiones, trabajo bajando balones…eres tan completo que cada pequeña falta que te veo parece un mundo. Y lo es para ti.
Empezaste el año en el disparadero y como si estuvieras en Tocopilla, en la calle o el descampado de tierra que tanto conoces, peleaste cada balón como si fuera un Mundial hasta ser el máximo goleador humano del equipo y estar en el podio de rendimiento de la temporada. Hundiste al Mierdas con una jugada imposible, rompiendo la cintura del MejorcentraldelmundoVarane, y colándesa sutiiiil a un tronco de altura. Pero te volví a odiar por seguir siendo un juvenil, perfecto profesional y aceptar la suplencia por mercadotecnia.
Mi chico te odia por irte con una rubia con pinta de la costa Este de los USA. Yo tampoco.
El mundial te empezó a devolver lo que ya sabías e hizo una imagen perfecta: eliminado en octavos, marcando y liderando a tu equipo, pero fallando al final en juego y en penaltis. Y todo tu país orgulloso de ti y los tuyos ¿Es poético este deporte o no?. Recoge los frutos allí donde te quieran, en Chile, en Londres o en las trincheras barcelonistas.
Y por siempre te odiraré (mos) porque te marchas dejando más enamorado a todo el mundo que nunca. Porque la bocas que te insultaban se hacen un nudo para tratar de alegrarse de tu marcha con lo que queda. El Emirates te adorará, ven en tí al nuevo Henry…
Que te vaya de lujo perro nuevo.
Cachai

Z – La… madre… del… cordero… – susurró Z entre sollozos – qué profundidad, qué pasión entre líneas, qué feeling, jodido doble vietnamita de Sergi Bruguera.
Es que, pensándolo bien, tal vez su marcha no nos fue del todo cómo pensaban los genios del marketing y ponentes de Esade, ¿recuerdas?

O – Como no lo voy a recordar… Suárez, que nos duró hasta el primer mordisco en la yugular de Pepe, la vuelta del helmano, aquel brasileño de nombre impronunciable que se trajeron como el nuevo Neymar, o ¿era el nuevo Pelé? Bojan Krkic Segundo. El final del hombre perro. Me apena tanto.
No sé Zeph, han pasado tantos jugadores en su lugar, pero nadie ha conseguido ocupar su lugar en el imaginario azulgrana. ¡Y en el barco de Alexislovers! que en breve no cabremos.

El reloj de cuco del túnel marcó las tres de la mañana con su imperturbable repiqueteo.
Una ligera brisa acarició las piernas de Osk haciéndole estremecer.
Los USA seguían con su eterna ocupación.

Z- Oye tía, pues habrá que ir para Amsterdam a ver a Lady Mermelade, el no ya lo tienes. Me ha dicho que sigue en su apestosa oficina, pero que se ha colgado un póster desplegable tamaño King Size de Cachai y me muero por verlo. ¿Sería suya la carta?

Una mirada perdida. Un segundo suspendido en el aire como una eternidad. Una lágrima resbalando por la mejilla. Un suspiro imperceptible. Un sentimiento. El adiós.

O- Sí… seguramente…