Barça Atlétic

Autopista hacía el cielo

¿Llevaremos suficiente calderilla para el último peaje? Ahora mismo y después del partido contra el Real Jaén apuesto un “all in” a favor del Barça Atlétic.

El partido fue dominado tanto por los jugadores como por Luis Enrique en la banqueta. No es que el Jaén anduviera cojo, pero erró en la planificación táctica y propició que el juego culé fluyera en su mejor versión. El Barça abrió al máximo sus lineas y el rival cayó en la trampa, aunque los andaluces empezaron en modo defensivo dejaron el suficiente espacio para que los azulgranas tocaran y tocaran el balón a un ritmo letal.

1-0. El primer gol de falta de Thiago, espléndido. Ayer demostró que su definición en la Wikipedia es acertada: “Es un centrocampista de corte ofensivo con mucha personalidad y gran repertorio técnico.” Gracias a que la defensa estuvo otra vez fina, a que Oriol R. se mantuvo detrás cortando balones, con Victor V.-Rueda-Sergi R. combinando y con un Soriano en plan killer buscando espacios y generando jugadas de remate; el hijo de Mazinho se desmelenó y campó a sus anchas por el Mini. Uy, me dejo a Nolito, no marcó pero jugó sin desentonar en el espectáculo.

2-0. Soriano hizó un auto-service, él solito se generó la jugada que acabó en un precioso gol y para alegría de algunos casi se cae el Mini de la explosión de júbilo. Más aún porque después del primer gol y hasta este ya en la segunda parte el Barça pasó sus peores momentos. Nada, un momentito de suspense.

2,5-0. Rueda demostró otra vez que tiene un cacao tremendo. Tiró una falta a trayón, desde bastante lejos que dió en la cruceta de la portería de Gerardo. Me cuentan que está mañana están los operarios revisando las soldaduras porque el balonazo fue brutal. Algún Abanderado de los de Jaén se manchó en ese momento.

3-0. Asistencia Sanitaria Colegial de Thiago a Soriano, que éste remata de forma efectiva. La jugada de Thiago fue de lo mejorcito de la tarde, levantó al público por la demostración técnica. Eso si, debe mejorar la expresión a la hora de dar un pase a lo Laudrup, pareció Jack Nicholson en el Resplandor en ese instante y no queda bien en el slow-motion.

Muy buen partido en global, de los mejores de la temporada y con un juego de lo más parecido al primer equipo. Brillante. Ahora solo a un paso de un hito, de un milagro, como es lograr el ascenso. Y es que con este juego y planificación más no se puede hacer, el premio del ascenso vendrá o no (porque el fútbol es puta) pero el trabajo realizado se merece un Excelente como la casa de un campesino.

En estos momentos en que escribo (escondido en el sótano esperando el bombazo de Carazo) aún no se sabe el rival del último escollo a superar. Lo tienen más a favor el Sant Andreu y el Alcorcón, dos auténticos huesos y más que conocidos está temporada. En los comentarios lo discutiremos a su tiempo.

P.D. – Fue un gozo ver lleno el Miniestadi, como cambia un partido de estar sin público a tener la afición respaldando. Espero, y será así seguro, que sigan los precios populares y que la afición que hiberna durante la temporada dé un empujón final al equipo.

Tags: