Barça Atlétic

Diga 3-3

El primer partido de la promoción a Segunda se saldó con un empate a tres goles. En la visita al plastificado El Ejido se llevaron de recuerdo un valioso empate que seguro que lo firmamos todos antes del partido. A parte, igual aprovecharon para comprar lechugas y tomates de la gran cantera, verduralmente hablando, de El Ejido. La lástima, por tal como fue el partido, es que la victoria estuvo muuuuuy cerca.

El partido tuvo todos los indicios de acabar con la victoria por parte del Barça Atlétic, pero el Polideportivo no se arrugó mentalmente y tuvieron su premio (de consolación). Primero Benja marca un gol antes del descanso, con lo que duele eso en el rival. Nada, Cañadas empata en el 57′. Ah, vale, pues Victor Vazquez marca en el 65′, 1-2. Nada, con el lío de la roja a Espasandín por doble amarilla, Raúl Sánchez aprovecha para empatar again. Ah sí?! Esperamos a que Benja marque en el 83′ con un hombre menos, 2-3, a cascarla. Ey tranquilos ejionenses, Pichardo (un híbrido entre Pichi y Ricardo) marca el definitivo 3-3 en el 89′.

Sabor agridulce para nuestros chavalines pero con muy buena renta del viaje andaluz. La pega es la pérdida de Espasandín por la tarjeta roja, no vamos sobrados de defensas que digamos. La vuelta en el Mini parte con la ventaja culé del empate pero con tantas bajas en defensa aparece algo de incertidumbre que dará la emoción y tensión necesaria a los jugadores. Por suerte en los juveniles hay buenos recambios.

Luis Enrique y yo esperamos que el que pueda vaya al Mini a dar apoyo a las jóvenes fieras, se lo merecen. Cada vez lo veo más difícil y estoy más acojonadillo, pero pase lo que pase e igual que al primer equipo debemos alegrarnos por la buena temporada y por lo bien que pintan las promesas de la cantera culé en general. Ahora que el primer equipo ya ha cumplido con creces su trabajo el socio que quiera y pueda degustar buen fútbol que vaya a llenar el Mini, que sino nos lo venden chatos. Os dejo la arenga:

Caminero no hay (Rafi) Camino,

sino autopista de peaje,

y aunque venga el Guaje,

Elvis tiene mejor pepino