Ungles i peúngles (per a tirar-se al matu)

Manolo Preciado, entrenador de l’Sporting per quarta temporada, ha instaurat al Molinon una mentalitat de fortí que li ha permès tornar a primera i mantenir-s’hi amb dignitat. Quan juga a fora, l’equip es resigna a esgarrapar el que pot, però a casa defensa cada pilota amb ungles, peúngles i, si cal, ressuscitant don Pelayo, que no en va presidia el més hortera dels escuts històrics del club.
Els resultats de l’Sporting, a mitjan campionat, són de 6 victòries, 6 empats i 7 derrotes, un fals equilibri que amaga la diferència entre l’equip que ha imposat un acceptable 5-3-2 al Molinón, i el que ha espigolat un pobre 1-3-5 a fora.
Amb els gols es repeteix el mateix fals equilibri: el total de 20 a favor i 21 en contra es desglosa en un 11-5 a casa i un 9-15 a fora.

En tot cas, l’Sporting no és un equip atacant, ni a casa ni a fora. L’especialitat patentada és la resistència, defensar el 0-0 a menys que tingui la xamba de marcar; aleshores defensa el golet solitari. Ho fa davant dels equips forts (0-0 amb el Madrid, 0-1 amb un Sevilla que va patir el que no està escrit per conservar l’avantatge del matiner gol de Kanouté) i ho fa també davant dels fluixos: 1-0 a l’Almeria, l’Espanyol, el Vila-real i el Getafe, i 1-1 al Zaragoza.
Un sol dia es va desenfrenar, i curiosament va ser amb el Mallorca, que va d’equip revelació. Li va engaltar un coent 4-1 en un partit on tot li va sortir perfecte, en especial una segona part esplèndida que no s’ha repetit.

El partit serà més pelut del que pronostiquen les apostes (Bet365: Sporting 13,00, Barça 1,16). És un toc d’alerta que un bon analista con Angel Cappa consideri l’Sporting com l’autèntica sorpresa d’aquesta temporada. “Intenta jugar bien al fútbol y tiene chicos jóvenes que aceptan el reto de hacerlo bien”.
Per sort, el dissabte dia 30 encara no haurem sortit de la “cuesta de enero”, que cada any se li travessa a Preciado.

Les enormes dificultats econòmiques de l’Sporting, que el van dur a dos dits de la desaparició, han fet que hagi mantingut gran part de la plantilla que va pujar a primera divisió la temporada 08-09.
La defensa ha estat el punt més reforçat després que l’any passat fos l’equip més golejat de primera, amb 78 gols. Botia, cedit pel Barça, forma ara un tàndem central sòlid amb el francès Gregory.
El mig camp ha quedat tocat amb la venda a mitja temporada de Michel i Andreu. Ni Camacho, ni Matabuena ni Maldonado estan al millor moment. Tanmateix, Castro i Cuevas tenen la capacitat de desequilibrar com a mitges puntes i, de fet ,són els màxims golejadors de l’equip, Castro amb 5 gols i Cuevas amb 4.
El Racing, però, acaba de demostrar que se’ls pot anular. Diumenge, cada vegada que van rebre una pilota es van trobar amb tots els camins tancats. Així mateix li va passar a Carmelo, un bon migcampista que no acaba de ser titular però està en una forma magnífica.
A la davantera és on hi ha el forat negre. La marxa d’Omar no va ser ben coberta. Barral, Moran i el croat Bilic estan defraudant fins el punt que la mareona demana amb insistència el fitxatge d’un davanter, però l’únic bo (?), bonic (?) i barat (?) que ha trobat la directiva és… Lola de l’Espanyol!
El recurs desesperat del final dels partits són les pilotes llargues a Barral que, fins ara, no les aprofita. Amb el partit perdut, Preciado opta per jugar-se-la, per “quemar las naves cuando lo considero oportuno” i així ho va fer davant el Racing, fent debutar el jove Portilla, un nano amb toc i visió de joc que va per a figura, i retirant al defensa Canella per reforçar l’atac amb el croat Bilic. Sense lateral esquerre, Lora, Botía i Gregory es van haver de multiplicar per tapar forats i tallar les contres del Racing.

Guardiola ha de comptar, doncs, amb un partit travat, tàcticament i físicament. El 3-0 de l’anada (amb gols de Bojan, Keita i Ibra) serà un precedent enganyós, al igual que el clar domini exercit. Serà millor recordar els dos lesionats d’aquell dia (Maxwell i Bojan) per saber què trobarà el Barça en un Molinon ple a vessar, que ressonarà amb els crits de la mareona, l’aguerrida afició sportinguista.
No serà un partit de finos estilistas sinó de rudos fajadores. Els Puyol i Piqué menys polits em semblen imprescindibles al centre de la defensa, però no em destorbaria un Chigry amb consignes de bramar com un Chewbacca i llescar com un Darth Vader.
És un dia per concedir el merescut descans rotatori a un dels estressats Iniesta i Xavi, i per col·locar migcampistes amb una bona gardela: Keita i Busquets, sense descartar la reincorporació de la Yaya.
L’Sporting ha cedit alguns penaltis innecessaris, cosa que indica una bretxa a les muralles del fortí. És partit per forçar l’error, per deixar-se de passis i recontrapassis i dictar un pim-pam-pum de Pedro, Ibra i Messi des de totes distàncies, amb pujades de Busquets i Keita per marejar els de Mareo. Bogin-Bojan ja tindrà altres oportunitats, n’estic segur. Henry pot fer pilates per recuperar la forma del segle passat.

L’afició de l’Sporting sap que no guanyarà gaires lligues, però pretén sentir-se un matagegants un parell de dies l’any, i sol aconseguir-ho. El Barça no pot anar de versalleries en un país on les penyes s’anomenen Tírate al Matu, los Güevos Pintos o Los Siete Pulmones, i on posen als formatges noms com Afuega’l pitu.

Pax

A mi edad, y abandonado ya el juvenil fragor de la batalla y las ansias de carnaza, nada me gusta más que las semanas como esta. No hay Copa ni UCL, todo parece tranquilo, los pájaros pían con harmonía.

El tema de la semana es la pre-candidatura del cándido de Godall (que le tapen las palabras ‘TÍTERE PUSILÁNIME’ de la frente con Tipp-Ex), el codazo de Cristina (si no le meten dos partidos no hay -de facto- sanción pues roja acarrea un partido tomáticamente) y la gran cena de germanor de Pep y la plantilla en un restaurante que eligió Estiarte porqué es amigo de no-sé-quien de Manresa y que si tal.

Claro, coño, claro. Mientras en el paupérrimo ‘Esport Club’ de TV3 –ayer estelar Canut, creo que ha tenido un infarto cerebral pero nadie lo ha advertido- entrevisten al chef del restaurante este, analicen si el césped está un poco pelado por el lado de tribuna, o tengan que llenar minutos con alguno de los diecinueve campeones del mundo catalanes de trial indoor, outdoor o acuático, yo tranquilo.

Soy hombre de paz y me gusta asín. Casi veo reflejada la cima de la Pica d’Estats sobre el lago azulgrana de lo tranquila que está el agua…casi parece mercurio… me encanta.

Desmontando Villaratos

De todas las burradas que se han escrito -tanto aquí como allí- sobre la expulsión de Cristiano Ronaldo el domingo pasado, hay un par que se han esgrimido como prueba irrefutable de Villarato y que, en un claro caso de retroalimentación medios panfletarios/club, han llegado a ser presentadas como pruebas atenuantes ante el Comité de Competición (esa panda de enchufados que suele decidir los partidos de sanción jugando a los chinos entre vermut y vermut). Como considero que se trata de argumentos falaces en toda regla, y como soy culé y además carezco de las abdominales de CR9, me permito desmontarlos sin piedad imagino que por odio irracional y envidia malsana, que es lo que dicen en la capital que tenemos todos los que queremos ver expulsado a un jugador de tamaña actitud ejemplar.

Falacia #1: no hay intencionalidad. Perdonen pero para eso existe en el código penal la figura del “homicidio involuntario”. Si usted circula beodo perdido por la Calle Valencia a las cuatro de la tarde a cien por hora y, por un infortunio del azar, atropella a un niño que cruzaba la calle sin mirar le puedo asegurar que le va a caer un puro de órdago. Ya sabemos que cuando se calzó el séptimo cubata antes de entrar en el coche y se disponía a pisar a fondo su intención no era la de acabar con la vida de un chaval de seis años, pero la mala suerte fue que el destino de ambos se cruzara con consecuencias funestas para el infante y, de rebote, para usted. Así de claro: la intencionalidad no es un atenuante en la mayoría de los casos. O mejor dicho, sí lo es: es la diferencia entre los quince años que le echará el juez y la cadena perpetua que le habría caído encima si usted fuera un psicópata asesino en toda regla. O, en el caso de Ronaldo, la diferencia entre ocho partidos de sanción “a lo Pepe” y los dos que el Comité le ha impuesto de salida.

Falacia #2: Messi hizo lo mismo y no lo sancionaron. “Verá, señor juez, es cierto que yo iba a cien cuando me cargué al chaval, pero es que cinco minutos antes había pasado otro a ciento veinte y a ése no lo enchironan”. “Bueno, mire, de entrada en su caso hay un cadáver” -le responderá el magistrado- “y en el otro no, pero es que además resulta que el otro señor se había quedado sin frenos e iba tocando la bocina para avisar a los transeúntes, y por si fuera poco se estampó contra la fuente del Paseo de San Juan unas calles más adelante, que fue la única forma que encontró de parar el vehículo. Sí, le vamos a meter un multazo por no llevar el coche en condiciones, pero de momento eso aún no está penado con la cárcel, que yo sepa”. O dicho de otro modo, la acción de Messi no causó lesión alguna y además las circunstancias eran totalmente distintas: ni sus manotazos tenían la violencia de los de Cristiano, ni tuvo el jugador la voluntad de echar por tierra bajo cualquier medio al oponente para seguir su jugada. Bien al contrario, al final Messi desiste y se para, mientras que CR9 sigue adelante y a todo trapo, pasando de lo que pueda haberle sucedido al contrario.

Por tanto, no cuela. Excepto Hannibal Lecter, Jack el Destripador y Adolf Hitler, la gente no tiene mala fe cuando provoca alguna calamidad: ni el que tira la colilla encendida por la ventana de su 4×4 quiere arrasar con fuego la montaña, ni el que pone un Pitbull en el jardín quiere que el animal le arranque los huevos al primer caco que salte la valla, pero las cosas son como son y cada acción nuestra tiene consecuencias. Nuestro deber es acatarlas como personas adultas y responsables que somos. Que conste en acta que no tildo a CR9 ni de homicida ni de pirómano, pero al hombre se le fue la pinza y lesionó gravemente a un contrincante. El árbitro le vio así que mala suerte: roja, a la calle y quince días de gimnasio. Tampoco pasa nada, no hay que electrocutarle ni retirarlo del fútbol para siempre jamás. Simplemente que acate el castigo como un hombre y, si yo fuera Valdano, le montaría un pollo de cuidado a puerta cerrada, porque el día del Almería sí que parecía aquello una agresión en toda regla, y en San Mamés tal vez -sólo tal vez- le sobró el gesto de hacer ver que le tiraba el balón a la cara de un espectador que le increpaba. Que ya van unas cuantas, querido, y me dejo en el tintero las que arrastras de tu época de Red Devil.

Porque ésa también es una diferencia con nuestro Messi. Tal vez la fundamental, mira tú por dónde. Y la razón principal por la que nuestro jugador sale ovacionado de la mayoría de los campos en los que juega, mientras que el portugués despierta pasiones digamos que “encontradas” en el mejor de los casos. Food for thought, my friend.

Resumen de la jornada en las ligas europeas

PREMIER LEAGUE: Rooney dispara al Manchester United

Memorable actuación de Wayne Rooney en la 23ª jornada de la liga inglesa. El ariete inglés fue el autor de los 4 goles de el partido que enfrentó al Manchester United contra los tigres del Hull City, y que finalizó con el marcador de 4-0 a favor de los red devils. Con este resultado, el United le arrebata al Arsenal la 2ª posición de la tabla con 50 puntos, y Rooney pasa a encabezar, de una tacada, la lista de máximos goleadores en Inglaterra y en la lucha por la Bota de Oro con 19 tantos.

Por su parte, el Arsenal, disputó el partido que, a priori, debería haber sido el más interesante de la jornada contra el Aston Villa, pero defraudó a propios y extraños al cosechar un pírrico empate a 0, lo que le hace descabalgarse de la cabeza de la clasificación y le deja 3º con 49 puntos. Mientras, el Chelsea derrotó por 3 a 0 a un inofensivo Birmingham, con un doblete de Frank Lampard y otro gol de Malouda, y se situa primero en la tabla con 51 puntos, y un partido menos.

En otros encuentros destacados, el Liverpool de Rafa Benítez volvió a demostrar que no está en su mejor momento de forma, tras ceder un empate a 0 frente al modesto Wolwerhampton, y se descuelga definitivamente de la lucha por el liderato, del cuál le separan ya 12 puntos.

SERIE A: El Inter se lleva el derbi milanés

Golpe de autoridad del Inter de Milán en San Siro. El conjunto neroazzurro venció por 2-0 al Milán de Ronaldinho, con goles obra de Diego Milito (“cappo canonieri” con 13 en la actual campaña, 5 más que su compañero en ataque, el camerunés Samuel Eto’o) y Pandev, que ya acumula 2 goles en sus 4 participaciones. Así, los de Mourinho cogen aún más ventaja y siguen líderes con 49 puntos, a 9 puntos del propio Milán, 2º clasificado con 40 puntos, pero con un partido menos que el equipo interista.

En el otro partido destacado de la 21ª jornada, la Roma venció en Turín por 1-2 a la Juventus. El gol para los de la Vecchia Signora fue obra de sempiterno Alessandro Del Piero, mientras que por parte de la Roma los tantos fueron obra de su capitán Totti y Riise. Los romanos siguen 3º en la clasificación con 38 puntos, mientras que los juventinos bajan a la 6ª posición con 33.

BUNDESLIGA: Bayer y Bayern, en cabeza

En la Bundesliga todo sigue igual tras la 19ª jornada.

El Bayer Leverkusen mantiene el liderato de la competición con 41 puntos (y ninguna derrota en su casillero), al imponerse 0-3 al Hoffenheim. Los tantos del equipo de la aspirina fueron obra de Hyypiä, Kroos y Barnetta.

Por su parte, el Bayern de Munich, segundo clasificado con 39 puntos, ganó al Werder Bremen a domicilio, por 2-3, en el que fue el partido más destacado de la jornada. Los goles del conjunto de Bremen los marcaron Hunt y Almeida, mientras que los del equipo bávaro fueron obra de Müller, Olic y Robben tras magistral lanzamiento de falta (con resbalón y caída de Van Gaal incluidos al celebrar el gol de la victoria). Con éste tanto, el habilidoso extremo suma 5 en el presente campeonato.

De menos suerte gozó el tercer equipo en la lucha por el título, el Schalke 04, que acumula 38 puntos, tras el empate a 2 cosechado con el modesto Bochum. Los goles del Bochum fueron de Hashemian y Sestak, mientras que los del Schalke fueron de Sánchez y Kuranyi, que se afianza con 10 goles en las primeras posiciones de la tabla de goleadores.

Del resto de resultados destaca la derrota del actual campeón, el Wolfsburgo, por 2 a 3 frente al Colonia de Lucas Podolski, lo que le hace caer hasta la décima posición de la tabla.

EREDIVISIE: Pinchazo del Twente, liderato para el PSV y Ajax al acecho

Se agrupa un poco más la cabeza de la clasificación en la Eredivisie. Al mano a mano entre PSV y Twente que sostenían al frente de la liga holandesa, se le une un nuevo “invitado” de excepción: el Ajax de Martin Jol.

El equipo de Amsterdam venció por 1-0 al AZ Alkmaar, con gol de Van der Wiel, en el partido más destacado de la 19ª jornada, lo que le permite mantenerse en la 3ª posición de la tabla y recortar la distancia con el Twente (0-0, frente al Groningen),
del cual le separan ahora 7 puntos. Fruto de éste empate, se produjo el ascenso al liderato de la clasificación del PSV, que derrotó 3-0 al Nec Nijmegen, con una actuación destacada del delantero sueco Ola Toivonen, autor de dos goles. El PSV es, junto al F.C. Barcelona y el Bayern Leverkusen, el único equipo que sigue invicto al frente de las grandes ligas europeas.

Del resto de marcadores destaca el empate a 1 del Feyennord frente al modesto VVV-Venlo, que le hace descolgarse provisionalmente de la lucha por el título. Como se indicaba, y tras 19 partidos la clasificación queda encabezada de la siguiente manera: PSV con 51 puntos, seguido de Twente con 49, Ajax con 42 y Feyennord con 38.

El juego de las ‘venganzas’

Ahmed Hassan

Ni hecho a propósito: tres clásicos del norte de África en poco más de tres meses, una auténtica delicia para los amantes del mundo del fútbol. Otro Egipto-Argelia, otra vez en campo neutral, ahora con un billete para la final de la CAN en juego. Tanto se había escrito sobre un más que posible Camerún-Costa de Marfil, las dos grandes favoritas del torneo, que pocos cayeron en la cuenta del otro posible duelo que se avistaba en el horizonte de las casualidades. Los Faraones, dirigidos por la leyenda Ahmed Hassan, el hombre de las 170 internacionalidades, se deshicieron de unos Leones Indomables que concedieron demasiados errores. Kameni se tragó dos balones (aunque el segundo no llegara a entrar), posiblemente ‘abducido’ por el mal de los porteros en esta CAN, y Geremi le cedió en bandeja el 2-1, ya en la prórroga, a Geddo. Argelia, por su parte, que hasta la fecha había regalado demasiados argumentos a los que discuten su potencial, mostró su mejor versión ante la gigantesca Costa de Marfil, elenco de solistas maravillosos sin una canción conjunta que valga la pena. Además de las más que notables actuaciones de Meghni  y, sobre todo,  de Matmour, siempre quedará para el recuerdo el gol de éste último tras el 2-1 de Keita, en un final loco que llevó el encuentro a la prórroga, y siempre quedará para la duda qué hubiera sucedido en la tanda de penaltis si el árbitro y su linier no hubieran anulado un gol legalísimo de Kolo Touré en el minuto 122.

 Así es que, sin olvidar el otro partido por la final, el Ghana-Nigeria, el duelo de la África Negra, para muchos la verdadera finalísima es el Egipto-Argelia (jueves, 20.30h, Eurosport), un enfrentamiento que hace tres meses se tiñó de violencia llevando a ambos países a una crisis diplomática. En el recuerdo balompédico, la eliminación de Argelia del Mundial de Italia 90 por parte de los Faraones y la venganza de los Zorros del Desierto del pasado mes de noviembre. Egipto, posiblemente la mejor selección de todo el continente, busca el tercer título consecutivo. No están ni Zaki ni Abou Trika, pero sí Ahmed Hassan, la brújula egipcia en busca de su cuarta CAN, el mito que ante Camerún superó, con dos goles incluidos, la cifra de 169 partidos de Hossam  Hassan (quien marcara el gol que dejó a Argelia sin ir a Italia en 1990), un veterano curtido en mil y una batallas que quiere llevar a los suyos otra vez a lo más alto de África, allí dónde él está y de donde ya no bajará jamás, por algo es una leyenda.

argelia

El silencio de los corderos

Viendo el revuelo que se ha montado con el tema Cristiano Ronaldo y su expulsión en el partido ante el Màlaga, me doy cuenta de que cada día conozco menos el Reglamento del futbol. Llevo casi 40 años – desde mi adolescencia – disfrutando del espectáculo del deporte rey e intento analizar  las jugadas para hacer una valoración lo más objetiva posible. Desde aquellas épocas de Estudio Estadio, con Pedro Ruiz y  el invento de la moviola para diseccionar aquellos lances más conflictivos de los partidos, la opinión de algún ex-colegiado que te explique claramente el reglamento,servía de ayuda al aficionado para discutir, con más conocimiento de causa, ante el hincha rival cuando llegabas al trabajo los lunes.

Ahora resulta casi imposible, las jugadas de los partidos en los que no participan los 2 grandes, son casi ignoradas y, cuando están de por medio Barça o R.Madrid son analizadas por los medios de comunicación con un forofismo digno de las peñas ultras más recalcitrantes. No quiero decir que antiguamente no hubiesen interpretaciones más o menos sesgadas de jugadas dudosas, la discusión – por suerte o por desgracia- forma parte de la salsa del futbol. Pero lo de ahora es algo vomitivo, cuando ves los partidos en directo, los comentaristas quieren juzgar más rápido que los árbitros que están en el terreno de juego, cuando la ventaja del profesional del micrófono es que tiene unos segundos para ver claramente la repetición y no llevar a engaño al espectador. Pero, una vez visualizada 10 veces siguen surgiendo discrepancias. No ven la misma jugada Andújar Oliver en Radio Marca que Pérez Sánchez en la SER o, antaño, Sergi Albert en TV3, por no hablar de los periodistas que no han pitado nunca un partido y no conocen – aunque deberían – el reglamento.

Por desgracia, tampoco ven la jugada de la misma forma los árbitros en activo,  lo que para uno es penalty, para otro es “piscinazo” del delantero,  lo que un día se interpreta como un amigable diálogo entre jugador y trencilla, otra jornada será castigado  por dirigirse al colegiado de manera ostensible. Por no hablar de los fueras de juego y la aplicación de la ley de la ventaja. Lo único que tenemos claro es que quitarse la camiseta para celebrar un gol es sancionable con tarjeta amarilla ( todos sabemos lo “gravísima” que es esta infracción y lo mucho que altera el resultado de 1 partido) y que, en las áreas, se pueden bailar tangos en cada lanzamiento de esquina.

¿A quien favorece todo esto? En principio a los dirigentes, ya que son los que podrían cambiar algo y, desde la noche de los tiempos, no lo hacen, dejando que la gente descargue su adrenalina contra el tipo del silbato y así ellos están a salvo de cualquier crítica y siguen viviendo a cuerpo de rey. En segundo lugar, a los medios de comunicación, cada día más numerosos y con más paginas y horas de emisión que llenar con polémicas reales o artificiales.

¿A quien perjudica? Pienso que al espectador, ya que asiste a un espectáculo muy gravoso para su bolsillo y que no sabe nunca con que normas será regulado.
Pero, los más perjudicados son el tercer equipo en liza, el equipo arbitral. Tres tíos ( bueno 4, agregando el inútil de la banda cuyo único trabajo es enseñar 1 cartelito de vez en cuando y perjudicar el trabajo de los entrenadores desde el banquillo) que, hagan lo que hagan, en el mejor de los casos serán ignorados y, en el peor, tratados como cuatreros del Far-West.

No digo que no tengan culpa de ello. Ellos contribuyen con su silencio borreguil- antes, por lo menos, hacían declaraciones explicando su visión del partido- a que la rueda siga girando, a cambio de unos emolumentos muy importantes por participar en un hobby, ya que esta no es su profesión, ellos tienen sus trabajos al márgen del futbol.
Pues, cambiemos de una vez el sistema. El deporte ha evolucionado, no se juega ni en los mismos terrenos de juego ni con las mismas botas y balones que a principios del siglo XX. Pues ¿ por qué dejamos que el arbitraje esté anclado en la época del charleston?

Que sean profesionales de plena dedicación, como los futbolistas. Que entrenen bajo las órdenes de preparadores físicos titulados y no cada uno a su libre albedrío. Que se concentren cada semana un par de días para discutir las jugadas, unificar criterios, hacer seminarios con ex-futbolistas y, además, que hagan ruedas de prensa para explicar a los medios de comunicación y, por extensión, al público, como se valoran las jugadas.

Apliquemos también la tecnología de forma que les ayude en su cometido. No sistemáticamente ya que el futbol es un deporte basado en la continuidad y demasiadas interrupciones lo convierten en un espectáculo insoportable. Tomemos ejemplo del tenis, el “ojo de halcón” es utilizado solamente a petición de los jugadores y de forma limitada. Pienso que sería una solución – con algunas variaciones- perfectamente aplicable al futbol. El capitán, o el entrenador, podrían pedir en cada partido 3 o 4 revisiones de jugadas en las áreas ( o fuera de ellas en caso de agresiones o jugadas que comporten expulsiones).

Serían  opciones a estudiar, aunque los que deberían analizarlas, posiblemente, están más pendientes de otras cosas y prefieren que las marionetas que ellos manejan sigan siendo esos corderos que van al matadero cada jornada.

El Real Sporting de Gijon

Parlem d’un equip flexible. Així s’explica que es digués Real Sporting quan manaven els monàrquics, Sporting Gijon amb als republicans o Real Gijón amb als franquistes, no importa. De la mateixa manera, té simultàniament una penya fatxa, els Ultra Boys, i una esquerranosa, el Fondo Norte, no importa.
Tothom hi cap a l’Sporting, com al camarot dels germans Marx. No m’estranya que tingui 200 penyes ni que proclami: ENXAMAS CALEYARAS SOLU!

Tampoc aconsegueix definir-se entre primera i segona divisió. L’Sporting ha pujat sis vegades a primera, amb successives baixades ineluctables com la mort. No sols és el paradigma dels equips ascensors, sinó també el que hi posa més diversió: el 1961 li tocava baixar a tercera, però se’n va salvar per la renúncia del Condal a pujar a segona. L’any següent va repetir la filigrana de la filigrana: no va baixar gràcies al descens forçat del Sanse, filial d’una Real Sociedad que havia baixat a segona. Oportunitat, oportunisme o pam i pipa al món mundial? No importa. PUXA SPORTING!

Per la part que ens toca (els pebrots), els culés no li perdonem que en dues ocasions, el 1944 i 1964, deixés escapar l’ascens a primera perdent la promoció amb l’Español. Dues oportunitats que podien haver estat decisives en el camí igualment ineluctable dels pericos cap a tenir el millor estadi de la tercera divisió.
Per fer-se perdonar, l’Sporting ens va traspassar tres diamants: en Quini, l’Abelardo i, previ pas per Madrid, desinfecció i desparasitació, en Luís Enrique, un yogurín que no pararà fins fer de la Masia una fotocòpia de l’escuela de Mareo.
I és que l’amor dels sportinguistes per les noves generacions no té límits, com ho mostra que el segon article més venut del seu merchandising sigui el xumet de l’Sporting, seguit a curta distància per la cadena del xumet, en sisena posició.

De vegades s’ha dit que l’Oviedo estava més pròxim del Madrid mentre que l’Sporting ho estava del Barça, però això no va impedir que el 1970 fes un conveni (ja caducat) de col·laboració amb el Madrid, amb dret prioritari sobre els jugadors xixonesos. Flexibilitat se’n diu. No importa.

El que trobo més difícil de perdonar-li és la lletra dels seus himnes. De l’oficial, la frase més brillant és:
“Revive tus laureles y siempre hacia delante,
tu fe nunca decaiga, no debes desmayar. “

No hase falta desir más. Sort que els Ultra Boys centren els conceptes cantant:
“hay que poner un poco
más de huevos, más de huevos”.

La diana preferida de les cançons dels Ultra Boys, però, són els oviedistes:
“Subnormal, subnormal,
subnormal de oviedo, lalalalalalalalalala……”

“Gorriaran, Gorriaran, defensa del oviedo,
muchos hombres quisieran tener,
tu cabeza, tus cuernos, tu mujer,”.

La flexibilitat d’aquests ultres els permet proclamar-se enemics de la violència en tertúlies radiofòniques compartides amb el gran Quini, i alhora citar-se amb els Biris del Sevilla, el passat 13 de desembre, per treure’s el fred amb una batalla campal que es va saldar amb 13 ferits i multes de 60.000 euros a cada un dels 67 ultres identificats.
Ignoro si pagarà les multes l’empresa Internacional Sex-shop, patrocinadora oficial de la penya, a la que li sol finançar els viatges i el material.
No crec que les paguin els àrbitres. Sobretot després d’escoltar els ultres que canten l’habitual:
“No puede ser, esto no es normal,
todos los domingos nos arbitra un subnormal.”

Pues el fumbol es así señora, yo que quiere que le diga

1.    A SUS PIES, PRINCESA

He he, y ahora qué? Entrenos y tal no? Masajito, estiramientos, partidito por aquí, aguantar la bromita en el vestuario del plasta de Piqué por allá.
Pero vale la pena, no? Ni la prensa le toca los huevos.
Porqué… la temporada pasada, llegamos a la final, y gracias a él en gran parte.
Pero esta?  Que jodío el tío. Ya está de vacaciones. Cuatro partidos y a cascarla, tú. Dicen que cuando Pep imparte las charlas, el tío se sienta y agarra un catálogo de viajes de la pila que tiene en su taquilla. Que no sabe si escoger “Monumental Selva Negra”, “Inquietante Indochina” o “Austria a ritmo de vals”, total para lo que va a jugar.
Incluso flota el rumor en el ambiente, de que quiere formar un grupo de rock psicodélico junto a Chigrinskiy llamado “Furgonetas oxidadas van de camino a Louisiana y se quedan sin gasoil en Kentucky”
Pero ep!, buen compañero, ni una mala palabra, ni un mal gesto, y siempre remando a favor.
Eso si, tanto el, como nosotros los aficionados, poniendo velas a la Moreneta, para que no se nos lesione Valdés.

Y es que Pinto, quiero ser como Vd., con esa trenza vikinga, con ese porte, y que coño!, dígame que es lo que estudió, que si volviera a nacer quisiera conseguir el mismo trabajo que Vd.

2.    BOOORRROOOOOO!!!

Tenía razón el famosísimo filósofo y pensador Blas del Tordo, cuando dijo que el fúmbol es un deporte, presidido por mafiosos, entrenado por charlatanes y jugado por garrulos.
Por eso mismo, y establecidas tales premisas, es obvio que no escribiré sobre éllos. ¿Qué se habían creído, gañanes?
Lo haré sobre un sujeto, que desgraciadamente no se quién es. Sólo sé que es un animal, un ser que desde hace años tortura al honorable sozi, un psicópata que ha obligado a que ocupe mi localidad justo un minuto antes de que empiece el partido.
Mi teoría, desarrollada tras meses de insomnio, es que la archipérfida bestia que me convierte los prepartidos en un sulfuroso infierno está SORDA o es un despreciable perico.
Si no, de qué, ese volumen atronador para anunciar natillas, bancos, agencias de viaje y tal.
Hoyga!! Si quiero ruido, le digo a mi vecino que haga unas obras y ya está hombre, yastá.


3.    PUES AHORA MISMO NO SABRIA QUE RESPONDERLE

¿Por qué los futbolistas siempre aparecen levantando el pulgarcito, cuando les fotografían pasando la revisión médica, como diciendo hawl!, electrodos a mi, que estoy hecho un toraco?

El periquito, ese ser entrañable

En el imaginario culé más habitual, el perico se perfila como un quintacolumnista del fascio central, quizá incluso como un charnego anticatalán.

Pero no creo que, en general, el perico sea un madridista disfrazado, un trasgo que oculta su negra alma blanca bajo una piel de pluma.

En primer lugar, porque no existe ningún problema para ser directamente madridista en Catalunya, en el caso que uno lo sea. Ningún motivo para disfrazarlo y suficientes foros y antros en los que hacer gala de dicha militancia, amén de una batería amplia de fuego mediático de cobertura.

Y en segundo lugar porque, según mi experiencia personal una gran mayoría de pajaritos son, sí, catalans de socarrel.

Tampoco creo que hoy en día sea relevante apelar a la historia o a los datos de fundación del club de la ciudad satélite en relación al nuestro. Un siglo después de los hechos, a nadie le importa demasiado si la cosa fue fundada por catalanes, por extranjeros o, valga la redundacia, por españoles.

Desde mi punto de vista, habitualmente erróneo (consultar mi clasificación en la Yoyaporra) lo que hace que un ser se haga españolista es, por encima de todo, un claro sentimiento de antibarcelonismo.

¿Causado por qué? En determinados casos puede ser debido a una alergia legítima al poderoso, la animadversión al estamento dominante, rico, bienestante. En ciertos casos incluso, reforzado por un cierto componente anarcoide. Uno ha conocido personas ejemplares, libres y libertarias, pero de sorprendente adscripción plumífera en lo futbolero, a causa de su profundo sentimiento antiburgués, de rechazo político al poder establecido, que muy fácilmente puede ser encarnado en Catalunya por el Barça, si no se repara en su carácter interclasista.

Por supuesto, también se da el caso en que uno se convierte en animal de pluma por tradición familiar, o directamente por simples razones patológicas. Pero sea cual sea el origen de la enfermedad, lo que definitivamente caracteriza al perico es el hecho de ser un organismo al que, por cualquier razón, le cae muy, pero que muy gordo el Barça. El perico, fundamentalmente,  vive a la contra.

El perico, en consecuencia, es un ser que no tiene una identidad propia.

Es esa la razón por la que, dada la notable incapacidad de su club para conseguir victorias propias, o aunque las consiguiera, el pájaro básicamente disfruta con las desgracias ajenas. De hecho, he detectado en el especímen de Cornellá, una aceptación estoica, incluso indiferente, de la propia derrota, incluso de sus periódicos descensos a la categoría a la que pertenecen por derecho propio. De ahí que el llamado tamudazo deba contarse como la máxima  alegría de su historia.

El perico, esa anomalía biológica, está hecho para la derrota del Barça, más que para su (improbable) victoria.

Aunque quizá en eso tampoco se diferencia tanto de como, no se si decir somos, o éramos, nosotros, antes de la presente racha de gloria. No me es desconocido el culé que disfruta(ba?) más de la derrota del Madrid que de la victoria propia.

No descartemos que compartamos más de un gen con esos pajarracos, no lo descartemos. Al fin y al cabo, ambos somos catalanes.

Aunque ellos menos, por supuesto.

El decálogo de Posi II

Estamos en el segundo día de la semana y hay cosas que aun no se han dicho: digámoslas ya.

1.- Tras 19 partidos de Liga hemos conseguido quedarnos con sólo uno de nuestros 19 rivales. Como no tenemos mal gusto nos hemos quedado con el mejor de todos ellos, pero le hemos dado un serio aviso: si vuelves a fallar te sentirás, aunque no lo estés, muerto.

2.- De nuestros partidos con los 19 rivales de la liga debemos ver que: 11 de ellos han sido incapaces de meternos un gol,  6 nos han metido 1 gol, y 2 nos han metido 2 goles. Ah! los dos que nos metieron un par de goles se llevaron 5 y 4 goles respectivamente.

De los 10.080 minutos que tiene la semana poder ver al Barça sólo en 90 se nos hace demasiado corto

3.- El hombre de la jornada ha sido Alves. Cuesta imaginar al barça de los próximos 6 o 7 años sin el portento brasileño. Fichaje de la portera dirán algunos, sí. Pero nuestra portera resulto ser la más convincente de todas y encima hizo el trabajo en silencio.

4.- El sábado jugaremos contra el Leverkusen de Preciado. Y lo haremos 2 horas antes que nuestro rival. Necesaria victoria. Si el Madrid hace la “machada” de ganar en Riazor, donde no ganan desde tiempos inmemoriales, sin Cristiano, y ven que la distancia sigue siendo la misma se van a desesperar con nuestra infalibilidad. Si no consiguen la victoria empezaran a sacarse los ojos entre ellos y florentino deberá poner la mano en la cartera.

5.- Sorprende que Pedro casi no haya participado en los últimos encuentros. Intento dar una explicación razonable: En la actualidad (y a los números me remito) los hombres con más gol en nuestro equipo son: Messi, Ibra y Pedro. Si pones a los 3 de entrada y en el minuto 60 de partido sigues 0-0 el hombre con más gol en el banquillo es Bojan. Creo que no me equivoco cuando digo que a Pep y a mí nos parece imprescindible tener gol en el banquillo. Si a ello le añadimos que a Messi también lo debes dejar disfrutar cuando las cosas van bien (no sólo cuando te debe sacar las castañas del fuego), que Ibra pasa una mala racha ante portería y que a estas alturas de temporada los minutos que inviertes en Henry te pueden retornar en forma de goles importantes en el tramo decisivo de la temporada ya tienes la respuesta a porque Pedro ha gozado estos partidos de tan pocos minutos. Ya los va a tener muy pronto, tanto si las cosas van bien como si se ponen feas.

6.- No me parece justo analizar los números de un delantero centro en mitad de su sequía goleadora. El calendario es caprichoso y ha querido que su peor momento coincida con la Copa África. Así sus ultradefensores podrán decir que en los últimos partidos está aportando más (asistencias y tal) de lo que nos iba a aportar Eto´o en el mismo tiempo, y sus detractores podrán decir que si con su fichaje se quería mejorar en la época de la Africa Cup apañados vamos. Ni una cosa ni la otra.

7.- Y como el calendario es caprichoso pero la suerte lo es más haría bien nuestro presidente en pensar la fecha de las elecciones sin romperse la cabeza calculando cual es la mejor para los “continuistas”. Dicen que sopesa hacerlas la semana antes de la final de champions, en el último partido de liga. Debe pensar: “ese día celebraremos la liga con todos los fastos y estaremos a una semana de poder ganar la champions en el bernabeu”. Vigila Laporta porque igual en esa fecha el soufflé de la liga ya ha bajado por haberla ganado un par de semanas antes y de la champions igual hace un mes que ya estamos eliminados. Para decidir la fecha cierra los ojos y piensa en tu lema electoral: “Primer el Barça”. Y a partir de ahí equivócate o acierta pero pensando que lo haces por el club.

8.- Después de 25 victorias palmamos en basket en el último segundo. Intrascendente derrota que debe activarnos de cara a la Copa. Somos los mejores, no somos invencibles.

9.- ¿Hablan de Cristiano? La respuesta del barça debe ser dejar que hablen, tomemos asiento y asistamos al espectáculo como convidados de piedra. La de la supuesta prensa barcelonista? Pues no iría mal hacer un poco de sangre pero con un poco más de clase que la que suele utilizar la prensa brunetil, sin mancharnos mucho vaya. Unas cuantas imágenes congeladas en las portadas, repaso de sus acciones con Puyol en la final de champions y tirar de hemeroteca para recordar las agresiones de Pep hace poco o de Juanito hace mucho.

10.– Necesaria doble aparición la semana pasada de Guardiola en nuestra sala de prensa. Dejó  claro para quien lo quiera entender que se queda y que sin ser amigos íntimos está agradecido a Laporta & Txiki por haber apostado por él contra viento y marea.

No nos dimos cuenta pero quizás Guardiola ha cambiado los acontecimientos de los próximos meses. El nuevo presidente ya tiene entrenador por lo que no puede jugar la carta de que Guardiola es más suyo que de los otros. Los candidatos tan amigos de empezar un mercadeo de fichajes reales o inventados se van a topar que cuando empiecen a soltar nombres como Cesc, Silva, Ribery, Kempes o Pato la figura más respetada por el socio (sus electores) responderá desde la sala de prensa que a esas alturas de la temporada hablar de futuros fichajes no es lo mejor para el equipo y que él no ha consensuado con nadie ninguna lista de fichajes. Es decir, quizás para agradar a los electores deberán empezar a hablar de modelo de club y no de nombres. Todos los futuros pre-candidatos y quienes en la actualidad están involucrados en el club actuaron de una manera o de otra en las últimas elecciones del año 2003. ¿Saben quién fue el único que se auto-impuso hablar del modelo de club y no de nombres? ¿Saben quién pasó de anunciar acuerdos con el Manchester United o con Rustu, o con Casillas? Exacto: Josep Guardiola i Sala.

Gracias Pep por hacernos, en esto también, mejores.

Así se ha dicho, que así se escriba.