Desagravios en la gloria

En un fin de semana para la historia el Barça saldó cuentas de un porrazo con Sevilla, París y Atenas, nombres hasta ayer asociados a desgracias e infortunios por mor de Duckadham, Vrankovic, Capello y las circunstancias de cada momento. Todo eso y mucho más volteó el fin de semana de los prodigios, que empezó el viernes en París con el solvente desquite ante el CSKA, que continuó el sábado con la definitiva toma de Nervión, y finalizó estruendosamente anoche en un vendaval de juego, orden y pasión frente a un grupo de excelentes baloncestistas que finalizó la final de la Euroliga a 18 puntos de un equipo con mayúsculas. El mejor de Europa. París estaba ya vengada.

Comandados por un Navarro tan excelso en ataque como implicado en defensa y decidido en el liderazgo de los suyos, los azulgranas impusieron su ritmo en el primer tiempo y su temple en el segundo. Tuvo mucho que ver Ricky en lo primero y Sada en lo segundo. Le ofreció Rubio a Pascual toda la velocidad que éste le pedía para desarbolar el cansino ritmo de los griegos, y recibió el míster de Víctor todo el control en ataque que le reclamaba y ese plus defensivo al que tan acostumbrado tiene al Palau y que tanto sorprendió al envalentonado Papaloukas, que a esas alturas mantenía a los suyos en el partido.

A esos minutos de temple se pudo llegar por el cerrojo que puso Fran al tablero azulgrana con cinco estratosféricos tapones en el primer tiempo y por la fenomenal disposición inicial de Pete Mickeal, que se volvió a echar el equipo a la espalda cuando más quemaban las posesiones. Diez puntos casi del tirón de la mejor bisagra del baloncesto europeo no sólo metieron al equipo en el partido, también ejercieron de elemento tranquilizador para sus compañeros. El líder no les iba a dejar tirados. Luego llegó Navarro y Giannakis frunció un ceño que no volvió a su sitio hasta que el partido llegó a su fin y el bueno de Pannayotis felicitó al nuevo monarca de los entrenadores.

Con Navarro y Mickeal al mando de las operaciones cada uno de los jugadores del Barça fueron apareciendo en el partido para ir sepultando las opciones griegas en el envite. Apareció Morris, el hombre de las tres Euroligas en tres años y con tres equipos distintos (Maccabi, CSKA, Barça), para tomar el relevo intimidatorio de Vázquez primero y sentenciar el partido con un triple después. También NDong y Lorbek, que cerraron el rebote y se multiplicaron en la defensa de Schorchanitis y Bouroussis, dos pívots que venían campando a sus anchas por las zonas de la compeiticiónen el primer tiempo.

Por fuera Sada adelantaba en la rotación a Lakovic, más dado a las remontadas a triplazo que va y viene que a mantener el estado de las cosas, Grimau se fajaba en cada rebote, en cada defensa en cada intangible, y Basile iniciaba y finalizaba su partido final soñada con dos triples marca de la casa. El baloncesto saldó anoche la deuda que tenía con el palmarés de Basso, el último tirador.

Minutos antes de que la bocina diese por finalizada una de las mejores Final Four de los últimos años, de que Ricky cortase las redes de la gloria, de que Grimau se preñara de balón, de que Navarro se bañara en lágrimas, de que en el rostro del relajado Morris atisbáramos ciertos síntomas de emoción, de que Mickeal mostrara el orgullo del trabajo bien hecho, de que Ndong enloqueciese en las alturas y de que el concertista Lorbek entonara el canto de los campeones por segundo año consecutivo, antes que eso, Pascual tuvo un detalle de campeón con Lakovic y Trías. Suyo fue el esfuerzo durante la temporada y suyos fueron también los últimos segundos de la final contra los griegos. Atenas estaba también vengada.

Sevilla lo fue un día antes. No es ya el Pizjuan para el barcelonismo ese infausto campo donde un anónimo cancerbero rumano cambió la portería de fútbol por la de hoquei sin que nadie reparase en ello. No tras el aluvión de goles y fútbol que decantaron la Liga a falta de unos flecos castellanos. Sevilla había sido finalmente conquistada. No hay dolor que 24 años dure para el Barça de Guardiola, que lloró como el niño que era en la final de los penaltis y se desquitó de adulto dirigiendo hacia la Liga al mejor y más voraz equipo que el Pep infante, adolescente, joven y no tanto haya aplaudido jamás en el Camp Nou.

Y para cerrar el virtuosísimo círculo en la despedida de Laporta, el Valladolid vuelve a interponerse entre el Barça y el éxtasis un cuarto de siglo después de que una sentida botifarra a los ancestros del Villarato certificara que un penalti acababa de pasar de salvadoreño a salvador por el felino vuelo de su portero más épico, entrañable y recordado.

Llega el Valladolid con Clemente y sin Magico Gonzalez. Le espera el Barça sin Urruti pero con Puyal, que ya anda afinando el grito del culé. Guardiola, t’estimo!

El penúltimo peldaño

Sevilla, 2 – Barça, 3

Una hora inicial de fútbol primoroso y veinte minutos finales tirando de oficio permitieron al Barça obtener una importante victoria en el Sánchez Pizjuan y dar un gigantesco paso para la consecución del título de Liga.  El equipo azulgrana salió enchufado al césped hispalense desde el pitido inicial y Leo Messi marcaba con la zurda su trigésimo segundo gol a los cinco minutos de partido con un remate a la media vuelta tras buena asistencia de Maxwell. Con la tranquilidad del madrugador resultado a favor el Barça controlaba cómodamente el partido, monopolizando el balón, con Sergio y Keita como esforzados escuderos de un clarividente Xavi quien, a la media hora de juego, asistió a Bojan para que el delantero de Linyola marcase el segundo gol azulgrana. Los hombres de Guardiola, con un Alves hiperactivo y profundo, manejaron inteligentemente el encuentro hasta el descanso, con la salvedad de una extraordinaria intervención de Víctor Valdés a remate de Luis Fabiano, un serio aviso de que el rival era un buen equipo buscando su billete para la próxima edición de la Champions League.

A los diez minutos de empezar la segunda parte las cosas parecían ponerse todavía mejor para el Barça con la expulsión de Konko por doble amonestación y, cumplido el cuarto de hora, Pedro soltaba desde fuera del área un latigazo inalcanzable para un Palop que previamente había salvado un par de remates venenosos de Bojan y Messi.  Con el cero a tres en el marcador el estado de felicidad era insuperable para la parroquia culé porque, además, el Athletic Club empataba a uno en el Bernabéu, resultado que proclamaba al Barça matemáticamente campeón de Liga. Llegados a este punto hay que abrir un paréntesis para quitarse el sombrero ante Pedro: el jugador canario ha ofrecido un rendimiento inesperado y extraordinario, desintegrando a base de goles, trabajo y actitud el escepticismo de numerosos socios y aficionados azulgranas. Ante la dimisión irrevocable de Thierry Henry, la fulgurante irrupción de Pedro ha sido una de las mejores noticias de la temporada.

Y de repente llegó la descomposición más extraña en apenas cuatro minutos: primero Bojan fallaba una clarísima oportunidad a puerta vacía tras un pase en bandeja de plata de Messi  y a continuación el Sevilla, pese a su inferioridad numérica, lograba marcar dos goles que ponían el susto en el cuerpo:  Kanoute eludía a Puyol con un control orientado para fusilar luego a Valdés y, en un despiste monumental y colectivo de la defensa blaugrana,  Zokora sacaba rápidamente una falta y su pase lo aprovechaba Luis Fabiano para acortar distancias y desenterrar el fantasma de Sobis, que planeó amenazante sobre el Sánchez Pizjuán. Mientras tanto el Real Madrid tocaba a rebato en su estadio en pos de una victoria que acabó siendo goleada y Pep Guardiola bebía agua a sorbos en el banquillo con lógico semblante de preocupación.

Los últimos veinte minutos del partido son, con toda seguridad, una nebulosa para cualquier aficionado blaugrana: nervios, ansiedad, imprecisiones, el reloj que avanzaba lento, un reino por un desfibrilador… Hasta que por fin el árbitro señaló el anhelado final y un generoso suspiro de alivio fue emitido al unísono por toda la masa culé. La victoria del Barça fue absolutamente merecida aunque más sufrida de la cuenta por el puntual cortocircuito en el ecuador de la segunda parte. No obstante convendría guardar la euforia en el fondo de un cajón y las botellas de cava en un rincón discreto de la nevera, porque todavía falta ganar en el Camp Nou a un Valladolid desesperado que luchará por su permanencia en Primera División con el cuchillo entre los dientes. El partido contra el Sevilla fue el penúltimo peldaño: la semana que viene habrá que subir el escalón final, donde esperan los laureles de esta Liga interminable cuya conquista costará la barbaridad de casi un centenar de puntos.

Hoy es el día

Para leer con BSO,Ctrl+boton izq.

Hoy empieza todo. Pero hoy no es un día para analizar al rival, para escribir sobre su juego, sus peligros, sus jugadores. Hoy no daré claves para leer el partido. Todo eso ya lo habrá hecho Pep.

Algunos ya dais la liga por ganada, al Sevilla por superado, sin tener en cuenta que lo que hoy se decide en esta batalla es algo mucho más importante y es el final de un largo y traicionero camino.
Si, hoy es el día en que 11 hombres saldrán al campo para pelear por un sueño, nuestro sueño.
Porque hoy no sólo jugamos frente a un rival, jugamos por algo mucho más grande. Hoy afrontamos la última, la decisiva batalla que nos debe llevar a la culminación de un proyecto, de una ilusión. Si, hoy no sólo jugamos por ganar, sino para mostrarle al mundo que los sueños no se construyen con dinero.

Hoy es el día en que desafiamos a la tiranía de quien quiere arrebatarnos ese sueño, hoy es el día en que, durante 90 minutos, recorreremos el duro,abrupto y oscuro camino que nos debe llevar al título, hoy es el día en que debemos forjar una nueva historia. Y sólo tendremos una oportunidad, porque dentro de muchos años, cuando echeis la vista atrás; el recuerdo de la victoria debe perfumar nuestras almas y el recuerdo de estos días pervivirá en la eternidad.

Hoy finaliza nuestro camino, hoy 11 hombres lucharán por acercarnos al final perfecto, y lucharán porque fracasar no es una opción. Hoy es el día en que 11 hombres deben salir al campo y jugar con todo su corazón, con la fuerza de millones de nuestros corazones. Si, hoy es el día en que la vida nos coloca delante un desafio que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de triunfo. Porque solo así se forja un destino, porque hoy es nuestro día.

Y no será facil porque nos golpearán, una y otra vez, pero tras cada golpe, por fuerte que sea, volveremos a levantarnos con la inquebrantable fe de seguir luchando, de seguir caminando, minutro tras minuto, partido tras partido, hasta el final. Hasta la victoria.

Haz lo que debas ( do the right thing )

Definitivamente, estamos solos, ya no hay ninguna duda, en el borde del precipicio, acompañados por el sonido del eco cuando gritamos ¿hay alguien? como en el chiste de Eugenio. Podemos confiar en el Arcangel San Gabriel o en el Mago Félix, no hay nadie más, pasó un pamplonica perseguido por una manada de Miuras y no se detuvo, el mallorquín que vino posteriormente no nos invitó ni a un mísero bocado de ensaimada, y ahora espera que le llevemos hacia el camino correcto. No vendrá nadie más, no esperen al bilbaino fortachón ni al alegre malagueño, estamos en la más absoluta de las soledades.

Dependemos de nuestras fuerzas y, sepan señores, que no son pocas, lo hemos demostrado en la trampa del Bernabeu y en ese terreno tan peligroso para nosotros llamado “El Madrigal”, superamos ambos escollos con solvencia.

Tras el partido contra el Tenerife, nuestro”sherpa” Pep Guardiola hizo una loa merecida a los jugadores reconociendo los méritos que están haciendo esta temporada, subrayando el esfuerzo continuado que han realizado desde el año pasado. Incluso, en un momento de exagerada emoción, posiblemente causada por la tromba de agua caída sobre su cabeza, dijo al equipo que hiciese lo que le diese la gana, que si querían ganar la Liga que la ganasen y que, sino, daba igual.
Esto no se lo cree ni él, yo tampoco. Este título es mucho más importante que alguno de los que ganamos el año pasado, una de las Ligas más competidas de la historia y que puede ser un torpedo a la línea de flotación del proyecto Florentino.

Estoy seguro, tan seguro como que la palabra “Sugus” es capicua que, en su refugio del vestuario no les transmite este mensaje. Pep quiere ganar esta Liga como el que más y va a plantear el partido del Sánchez Pizjuan como si fuese una final, como las que ganó al Real Madrid por 0-2 y al Villarreal por 1-4. No le dirá a ningún jugador antes de salir al terreno de juego “haz lo que quieras” ( bueno, quizá a Messi, sí) sino que dirá en voz bien alta y con la autoridad que se ha ganado en estas 2 temporadas: “Barça, haz lo que debas.”

Y, recuerda yoyero, que este fin de semana el único equipo que puede ganar la Liga es el Barça.

Novedades en las Ligas Europeas (30 abril – 6 mayo)

Sede Central del Diario Yoya. 9 de la mañana.

– Señores… ésto se acaba – balbuceó Herr Direktor con voz quebrada – nuestra mejor sección, el buque insignia del Diario está a punto de llegar a su fin.
– ¿Cómo? ¡¡Pero ésto es imposible!! – contestaron al unísono los redactores – ¿Que va a pasar con nuestra fiel legión de seguidores? ¿Con nuestras fans despelotadas esperándonos al cierre de la redacción? ¿Sabe usted la de ingresos que hemos generado, la de horas que hemos invertido, la de euros en betfair que hemos invertido?… ay no, eso no. Bueno, la cuestión, que no puede despedirnos así como así!! Exigimos una satisfacción.
– Ésto… no me sean cenutrios. Me refería a que las Ligas Europeas están acabándose, y que la semana que viene cerramos el chiringuito. ¿Cómo lo tienen para pasarse el verano haciendo los resúmenes del Mundial? Gratis. Por supuesto.

********** EURONEWS. BROUGHT TO YOU BY THE DIPLOMAT & ZEPHYR **********

INGLATERRA: The Last. The One. The Champion.

Toca a su fin una apasionante temporada en tierras británicas. La Premier League está a punto de bajar el telón, no sin antes depararnos una apasionantísima última jornada en la que se decidirá quién se lleva el gato al agua. Blues o reds. Ancelotti o Ferguson. Drogba o Rooney. Dos estilos, dos equipos, un sólo vencedor. Show must go on…

Por lo pronto, en la penúltima jornada, disputada a caballo entre sábado y el miércoles, las cosas se mantuvieron igual en lo que respecta a los primeros puestos de la tabla, saldando los dos aspirantes sus encuentros con sendas victorias.
En el partido del líder, el Chelsea, derrotó con solvencia al Liverpool de Benítez, que está a escaso días de poner punto y final a su aventura anglosajona rumbo a tierras lombardas… Vecchia Signora, no sabes lo que te espera. El partido, disputado en Anfield, estuvo carente de ocasiones claras de gol, y éstas cayeron del lado blue: el primer gol, anotado por Drogba tras garrafal y estrepitosa cesión a Reina desde el medio del campo de Gerrard, de la cuál se aprovechó el ariete marfileño para driblar al bufón de la Roja y anotar su 26º gol del campeonato, empatando con Rooney. El segundo lo marcó Frankie Lampard, después de una gran jugada colectiva.

Sabedor de éste resultado, el Manchester United tenía toda la presión, per los de Ferguson no perdieron comba en la caza al liderato y derrotaron al Sunderland en el Stadium Of Light por 0-1, con gol de Nani mediada la primera parte. El partido fue tenso, con dominio red, pero con pocas ocasiones por parte de los dos equipos… a destacar un tremendo error de Berbatov, incapaz de rematar a gol un pase medido de Rooney con la portería vacía.

Del resto de resultados destacan la derrota del Arsenal frente al Blackburn Rovers, 2-1, lo que combinado con la victoria del Tottenham 1-0 ante el Manchester City, obliga a los de Wenger a ganar en la última jornada para no compremeter su tercera plaza que le da acceso directo a la Champions League de la temporada que viene.

La última jornada de la Premier incluye los partidos decisivos Chelsea-Wigan y Manchester United-Stoke City, todos el próximo domingo 9. ¿Os lo vaís a perder? Los de Euronews no, por supuesto.

FRANCIA: C’est le Champion!! L’OM sacré!!

Pues sí señoras, el Olympique de Marsella, un casi segunda fila en el panorama europeo y un equipo que, en los últimos años no se comía un colín, ha campeonado contra pronóstico en la Ligue1. Y todo con gracias a un rush final apoteósico, y todo hay que decirlo, a una bajada de brazos monumental por parte del Girondins de Burdeos, líder destacado prácticamente tres cuartas partes del campeonato y que al final, tras batacos en Champions y Copa de Francia, se dejó llevar y se queda en blanco. C’est la vié Monsieur Blanc.

En fin, que para llegar a conquistar el título, el OM se tuvo que arremangar en el partido que le enfrentaba al Stade Rennais, y que no pudo decantar a su favor hasta los últimos 15 minutos del partido. 3-1 fue el resultado final, con goles marselleses de Heinze (saludos a Valdano), Niang y Lucho Gonzalez, mientras que por parte del Stade Rennais el gol fue obra de Briand. Final y apoteosis en el Velodrome (Felódrojm bien pronunciado), que no celebraba un título liguero desde el 1992… ¡tela!.

Así las cosas, el resto de partidos sirvieron (y servirán) para decidir quién acompaña al OM en la Champions y quién se va de cabeza a la Europa League: ahora mismo tenemos al sorprendente Lille, que se deshizo con mayor comodidad de la prevista del Toulouse por 0-2, con tantos de Cabaye y Obraniak, y se aupó a la segunda posición de la tabla, puesto que el Auxerre cayó derrotado por 2-1 ante el Olympique de Lyon en duelo directo por la tercera plaza (goles lioneses de Pjanic y Lisandro López, que remontaron el gol inicial de Jelen).

Tenemos ganador, pero nos esperan dos jornadas a cuchillo para decidir los 3 puestos que dan acceso a competiciones europeas.

HOLANDA: ¡Twente is de winnaar!

Habemus campeolón en la Eredivisie. El Twente, otro equipo comparsa hasta hace pocas temporadas y que vagabundeaba por la liga holandesa bajo la sombra de los 3 grandes (Ajax, Feyenoord, PSV), consiguió el campeonato, magistralmente dirigido por Steve McLaren (ex seleccionador inglés) desde el banquillo y con Bryan Ruiz “La Comadreja” como figura más destacada (autor de 25 goles en 35 partidos).
El título se selló merced a su victoria frente al NAC, por 2-0 (Bryan Ruiz y Stoch), e hizo estéril la goleada de su inmediata perseguidor, el Ájax, 4-1 frente al NEC. El equipo ajaccied se quedó con la miel en los labios, pero dejó para el recuerdo otra exhibición de su jugador insignia: Luís “vente pa’l Barça” Suarez, con 2 golitos más para sumar un total de… ¡36!. Un angelito la criatura.

Cabe destacar que se celebra una mini-liguilla entre los equipos 7º a 10º para decidir la última plaza de Europa League, que la disputan Groningen, Utrecht, Roda y Heracles Almelo. No hace falta decir con qué equipo vamos. En los partidos de hoy: Roda 1 – Heracles 1, Utrecht 3 – Groningen 1.

KNVB CUP: Gabri y Oleguer, nacidos para campeonar.

No rozaban metal desde… bueno, Oleguer desde la última Champions con el Barça, y Gabri… Gabri seguramente desde que cogió las llaves de su casa. Ná, es broma, en 2007 campeonaron en liga… En la final, disputada en de Kuip, el Ajax venció holgadamente por 1-4 al Feyenoord, con doblete (otro) de Luís Suárez y de Jong, mientras que el gol del honor fue de un viejo conocido: Jon Dahl Tomasson. Resultado final: 6-1, set, partido y copa para el Ajax.

ITALIA: El Inter gana, sigue líder, y la Roma rabia

Este fin de semana se ha disputado el Lazio-Inter en un clima de festividad por parte de los seguidores de la Lazio (eternos rivales con la Roma). La cosa es como sigue, por cada gol del Inter, fiesta en el estadio. Parece ser que a la presidenta de la Roma no le sentó nada bien, qué le vamos a hacer.

Después de esta introducción aclaratoria, vamos al turrón. El partido no tuvo demasiada historia, ya que el Inter venció por 0-2 y se aseguró el liderato otra semana más. Además, sigue optando al triplete. Los goles del Inter fueron obra de los fuoriclasse Samuel y Motta.

La Roma hizo su trabajo venciendo a domicilio al Parma, por 1-2. Los goles de la Roma, del incombustible Totti y Taddei y el del Parma de Lanzafame (que rima con infame). Así pues, los romanos siguen al Inter y ya sólo faltan 2 jornadas para la conclusión de la Serie A.

Otro partido que pudimos ver es el Milan-Fiorentina, equipo de nuestro amado Keirrison (?) y que no pudo alzarse con la victoria, puesto que el geriátrico venció 1-0 con gol de Ronaldinho de penalti.

Así pues, la clasificación después de la 36ª jornada es la que sigue: 1º Inter 76 2º Roma 74 3º Milan 67

COPPA ITALIA: El Inter suma su primer título de los 3

Se disputaba el 5 de Mayo la primera final para el Inter, y la ganó, 0-1 fue el resultado ante la Roma con un verdadero golazo de Milito.

Samuel robó un balón en el centro del campo, pasó el balón al ariete argentino que arrancó desde el centro del campo y él sólo contra 4 se plantó en la frontal del área. Allí soltó un magistral derechazo que se coló al fondo de las mallas.

El partido estuvo marcado por una extrema dureza en las entradas, sobretodo por parte de la Roma. No hubieron ni 1 ni 2 tanganas, sino unas cuantas más. Simulaciones (Materazzi) y todo tipo de juego subterráneo. Balotelli fue objeto de la ira de los romanos, además de ser silbado duramente en el transcurso del partido.

La cosa se calentó más cuando hacia el final del partido y sin opción de jugar el balón, Totti le propinó una fuerte patada a la pierna de Balotelli, por detrás, lo que significó la expulsión para el jugador romano.

Con todo, Mourinho sumó otro título más a su palmarés personal y el Inter también a su palmarés como club, de este modo suma 6 títulos y se convierte en el 4º clasificado histórico como poseedor de Copas.

ALEMANIA: El Bayern ya es virtualmente campeón

Se vislumbra nuevo campeón en la Bundesliga, y no es otro que el Bayern del gran Louis Van Gaal (siempre negativo). El Bayern también opta al triplete igual que los fuoriclasse neroazurros, y este fin de semana vencieron por 3-1 al Bochum. Los 3 goles del Bayern fueron obra de Müller, que tuvo una muy buena actuación. El gol del Bochum fue de Fuchs, jugador que no conocen ni en su casa pero que siempre podrá decir que le marcó al campeón de la Bundesliga y finalista de Champions.

¿Y bien, qué hizo el Schalke? Pues el Schalke le sirve el campeonato en bandeja de oro al cuadro bávaro, porque pereció 0-2 ante el Werder Bremen. Los goles de los músicos de Bremen fueron de Ozil y Almeida.

De este modo, el Schalke sólo podría arrebatarle el título al Bayern si vencen 17-0 su último encuentro.

La clasificación es la que sigue, a falta de 1 jornada: 1º Bayern 67 2º Schalke 64 3º Werder Bremen 60

Llegados a éste punto… LAS PREGUNTAS DE LA JORNADA:

– ¿Puede el United dar la sorpresa y llevarse la Premier?
– ¿Quién será el “pichichi”: Drogba o Rooney?
– ¿Puede el Schalke meter 17 goles en el último partido? ¿Invocarán al espíritu del España-Malta?
– Puestos a repetir triplete, quién preferís: ¿Inter o Bayern?
– ¿Se merece el Arsenal ir a la ronda previa de la Champions? ¿Nos beneficia por el tema Cesc?
– ¿Dará la Roma la campanada?
– ¿Quién acompañará al OM en la Champions? (Lille, Auxerre, OL, Montpellier)
– Calificad con nota numérica la temporada de los campeones: Marsella, Inter, Bayern, Twente, Ajax.

FINALE À QUATRE

Aquí deberíais leer un exhaustivo análisis de nuestro rival de hoy, el CSKA de Moscow pero realmente dudo que se pueda escribir algo novedoso sobre Holden, Smodis, Siskauskas o Khryapas, tampoco os voy a descubrir ahora a nuestros jugadores, pues todos sabemos que esperamos de ellos en un día como hoy, y no voy a perder un segundo en cuestionar si Pascual es el entrenador ideal para el Barça.

También podría llenar el post con un poco de historia, 11 finals fours jugadas y una sola ganada en Barcelona, en el lejano 2003, y un robo escandaloso, ya olvidado, verdad Montero? en el mismo escenario de esta final, el Palais Omnisports de Paris-Bercy.

Así que os dejo con lo que me ha venido a la cabeza cuando he empezado a escribir el post, ahora que esta de moda la motivación con videos y música, creo que esta canción, de un gran culé, debería despertar hoy a nuestros jugadores y animar a los 3000 barcelonistas que han ido a ganar esa copa.

Hoy puede ser un gran día,
plantéatelo así,
aprovecharlo o que pase de largo,
depende en parte de ti.
Dale el día libre a la experiencia
para comenzar,
y recíbelo como si fuera
fiesta de guardar.
No consientas que se esfume,
asómate y consume la vida a granel.
hoy puede ser un gran día,
dúro con él.
Hoy puede ser un gran día
donde todo está por descubrir,
si lo empleas como el último
que te toca vivir.
Saca de paseo a tus instintos
y ventílalos al sol,
y no dosifiques los placeres,
si puedes, derróchalos.
Si la rutina te aplasta
dile que ya basta de mediocridad,
hoy puede ser un gran día
date una oportunidad.
Hoy puede ser un gran día
imposible de recuperar,
un ejemplar único,
no lo dejes escapar.
Que todo cuanto te rodea
lo han puesto para tí,
no lo míres desde la ventana
y siéntate al festín.
Pelea por lo que quieres
y no desesperes si algo no anda bien,
Hoy puede ser un gran día,
y mañana también!

Desde el Barrio Rojo: Eddy Hamel

Cada 5 de mayo se conmemora en Holanda el Día de la Liberación, fecha en la que el país se liberó del yugo de la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Y un día antes, cada 4 de mayo a las ocho de la tarde, toda la nación guarda respetuosamente dos minutos de silencio en sentido homenaje a los héroes de la Resistencia y a todas las personas muertas durante aquel conficto bélico, muchas de ellas deportadas y asesinadas en campos de exterminio. Son dos minutos de un silencio profundo, doloroso, estremecedor, que paraliza literalmente el país: los metros y los tranvías interrumpen sus trayectos, los cines encienden las luces y detienen la proyección de las películas, las banderas ondean a media asta en todos los edificios… Los pueblos que pierden su memoria están condenados a repetir sus tragedias. Y este pequeño país a orillas del inclemente y hostil Mar del Norte no está por la labor de olvidar.

Edward Hamel fue un ciudadano estadounidense de origen judío que nació en Nueva York en 1902 y que emigró a Holanda siendo todavía un adolescente, estableciéndose en Amsterdam, donde quedó seducido por un emergente deporte llamado fútbol. Entre los años 1922 y 1930 Hamel defendió la camiseta del Ajax durante 125 partidos, ocupando la demarcación de extremo derecho. Tras retirarse como futbolista en activo fue entrenador de un equipo judío de la ciudad llamado HEDW y siguó jugando con los veteranos del Ajax. En aquella época Amsterdam albergaba a 140,000 personas de origen judío, descendientes en gran parte de la comunidad sefardí que se estableció en Holanda a partir del siglo XVI huyendo de la amenaza de la Inquisición española.

El destino de Eddy Hamel empezó a teñirse de fatalidad el 10 de mayo de 1940, cuando las tropas hitlerianas invadieron Holanda. No se conocen noticias de cómo fue su vida cotidiana en aquella Amsterdam capitulante y ocupada por el ejército nazi hasta el día que fue arrestado por la policía alemana por no llevar consigo ninguna identificación. Hamel tenía la nacionalidad estadounidense y, si hubiese podido entregar su pasaporte norteamericano a las autoridades nazis, hubiera sido intercambiado por prisioneros de guerra alemanes, pero ya era demasiado tarde: el 18 de enero de 1943 Hamel y otros 700 inocentes fueron metidos en vagones de carga y transportados hasta el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau.

Tras unos meses de penosa supervivencia en aquel infierno tan horrible como real, Hamel formó parte de un proceso de selección supervisado por miembros de las SS. Los prisioneros eran desnudados y sometidos a una exhaustiva revisión médica: si, finalmente, el prisionero era considerado apto para los campos de trabajo se le indicaba que se situase en la fila de la derecha. Desgraciadamente a Hamel, que sufría un doloroso absceso en la boca, le señalaron la fila de la izquierda. El 30 de abril de 1943, con apenas cuarenta años de edad, Eddy Hamel perdía la vida y el alma en una cámara de gas y un crematorio del mayor campo de extermino engendrado jamás  por la monstruosa locura nazi.

En las graderías del coqueto estadio Amsterdam ArenA se pueden ver hoy en día, en cualquier partido, muchas banderas con la estrella de David mezclándose con los propios emblemas del Ajax. Son símbolos que forman parte de la memoria colectiva, como los dos minutos de silencio cada 4 de mayo, como el castaño que podía ver Ana Frank desde el desván de su refugio y que, aunque enfermo, todavía hoy sigue en pie. Una memoria forjada en hierro que se resiste a olvidar el trágico destino de personas dignas como Eddy Hamel, cuya historia merece ser contada.

El Sevilla Fútbol Club

L’any 1890 ja hi ha constància que uns germans Welton tenien un Sevilla Football Club per a l’entreteniment de la colònia anglesa de la ciutat. Oficialment, però, el Sevilla FC es va fundar el 1905 amb un president andalús, don José Luís Gallegos.

Va dominar el panorama andalús durant molts anys, com ho mostren les 15 Copes d’Andalusia guanyades abans de la Guerra Civil. En la competició espanyola, en canvi, els resultats van ser discrets; no es va estrenar a primera divisió fins la temporada 1934-35, en la que el Sevilla, a més, va guanyar la Copa (3-0 al Sabadell).

Durant la guerra, el president Ramón Sánchez Pizjuán va evitar que els jugadors sevillistes anessin al front, en va fitxar altres dispersos i va mantenir l’equip actiu amb més de 80 partits per tota la zona nacional. No és d’estranyar, doncs, que la postguerra li provés. Amb la davantera dels stukes, letal com els avions de la Legión Condor, va guanyar l’estranya Copa del 1939 a Montjuïc davant del Rácing del Ferrol (6-2) i va emprendre la lliga 39-40 com una moto, fotent-li un 1-3 al Madrid, un 8-0 al Santander… Va perdre el títol per un empat a l’última jornada, però va estrenar la temporada següent amb un esgarrifós 11-1 al Barça, un infaust 29 de setembre, al que seguiren un 10-3 al València i un 8-3 a l’Hércules que va venjar l’empat amb que els alacantins l’havien deixat sense la lliga anterior.

L’empenta duraria fins l’any 1945, quan el Sevilla va guanyar l’única lliga de la seva història, i el 48, quan va sumar una Copa més.

Amb la celebració del cinquantenari es va pensar de substituir el vell estadi Nervión per un de nou, que es va inaugurar el 1958 al costat mateix, amb el nom del mític president Sánchez Pizjuán, que havia mort dos anys abans.

Com si el camp flamant fos gafe (això asseguraven els bètics), el Sevilla va deixar de guanyar campionats i va lliscar a una dinàmica d’equip ascensor, amb baixades a segona el 1968, 1972, 1997 i 2000, i una altra més que no es va completar, l’estiu calent del 1995, quan Sevilla i Celta devien descendir per sanció administrativa per no haver presentat a temps els avals prescrits en la conversió a SAD. Les manifestacions massives dels afeccionats, amb la penya Biri-Biri al capdavant, ho van impedir. Amb José María García cridant a la ràdio que no permetria que aquests equips baixessin, la Federació va resoldre el bolero saltant-se la llei i ampliant la Primera Divisió a 22 equips, una aberració que va durar dos anys.

D’aquells anys, poques coses es poden recordar: el gol que Paul Breitner va marcar al porter Superpaco a través d’un forat lateral de la xarxa, que l’àrbitre no va dubtar a concedir al Madrid (temp 75-76) i la dupla mortal de necessitat que van formar l’entrenador Bilardo i el jugador Maradona la temp 92-93.

Van ser molts anys d’acumular deutes i despropòsits, molt especialment durant els quinze mesos de la presidència de José María González de Caldas (febrer 96 a abril 97), un promotor taurí (Taurotoro, representant d’Ortega Cano) sense gaire afició al futbol, que en poc temps va reunir la cinquena part de les accions del Sevilla i va accedir a la Presidència. Les relacions amb una Miss España, Sofía Mazagatos (20 anys per als seus 44: Era mi hermano, mi amante, mi abogado…Era todo” ) el van projectar “al candelabro”, un lloc on semblava estar-hi molt a gust.

Amb Antonio Camacho d’entrenador, va seguir una línia ruïnosa de fitxatges extravagants, comissions còsmiques, endeutament desmesurat i desaprofitament de l’excel·lent pedrera sevillista.

Per sort, les accions del Sevilla estan molt repartides i els petits accionistes el van poder expulsar en una assemblea celebrada dies després que Caldas patís un atac de cor. El 2006, la policia el detindria per pressumpta implicació en el cas Malaya de corrupció urbanística a la Costa del Sol. Ja no estava amb la Mazagatos, però s’havia casat a la finca d’Ortega Cano amb una guapa argentina tan jove com l’altra.

El seny va tornar al Sevilla el 2000 amb Roberto Alés. El nou president va heretar un club en fallida tècnica, fins al punt que un dia va pagar bitllo-bitllo de la seva butxaca la compra de pilotes per als entrenaments de l’equip, perquè tots els comptes i caixes estaven a zero.

Va imposar uns criteris que va qualificar de “economia de guerra” i “método alemán”: venda de les estrelles (Tsartas, Juan Carlos, Marchena, Jesuli), austeritat draconiana, fitxatges de cost zero i recurs a la pedrera, amb Joaquín Caparrós d’entrenador i Monchi de director esportiu.

Ramón Rodríguez Vallejo, “Monchi”, havia estat l’etern porter suplent del Sevilla els anys 90. Com a tècnic, va saber muntar una amplíssima xarxa d’informadors a tot Sud-Amèrica que ha rendit uns resultats extraordinaris.

Els jugadors quasi desconeguts, “hombres i no nombres”, van respondre i aquell mateix any el Sevilla va tornar a primera, amb unes xifres espectaculars.

Als dos anys, Alés va cedir el càrrec a Josep Maria Del Niu, un advocat de cor català amb una llarga trajectòria al club. Fill de directiu, les seves intervencions havien estat salvadores quan el recurs contra el descens administratiu i també en la Junta que va forçar la dimissió de González de Caldas.

Administrador estricte com Alés però de perfil més ambiciós, ha creat mitjans informatius propis, ràdio i TV, ha impulsat una política de màrqueting agressiu i ha aconseguit un “salto de calidad” combinant estrangers com Darío Silva, Julio Baptista i Daniel Alves amb una promoció extraordinària de la pedrera, molts dels qual acabaria venent a preus astronòmics per sanejar l’economia del club.

Després de tants anys de sequera, la malastrugança del Sánchez Pizjuán es va trencar (forcs d’alls? conjurs vudú?) i els èxits esportius van tornar amb Juande Ramos, un entrenador capaç d’explicar la tàctica en tants idiomes com calgui.

We go to give the callo

La temporada 2005-06 el Sevilla aconseguia la Copa de la UEFA derrotant el Middlesbrough per 4-0 a Eindhoven. La supercopa d’Europa cauria a Mónaco, derrotant el Barça per 3-0 (marededéusenyor!), amb gols de Direi, Kanouté i Maresca de penal.

L’any següent encara seria millor: a més de guanyar la Copa del Dr. (1-0 al Getafe), va repetir la UEFA a base de tombar l’Espanyol a Glasgow (empat a 2, i tanda de penals guanyada per 3-1). La supercopa d’Espanya va afaitar-la al Real Madrid (1-0 al S.Pizjuán i 3-5 al Bernabéu).

En aquests anys 2006 i 2007, la IFFHS va considerar el Sevilla com el millor equip del món.

Amb sort, enguany afegirà una Copa més a l’historial.

El Sevilla FC compta amb una afició nombrosa, de 42.000 socis, i amb 253 penyes, poc esteses fora de la província. La més famosa és la Biri-Biri, el grup ultra més antic d’Espanya, anomenat així en honor del jugador gambià Alhaji Momodo Njle que, amb un nom així, tenia el bon sentit de fer-se dir Biri-Biri. Es consideren antiracistes, esquerranistes i independentistes, van expulsar del seu interior un intent d’infiltració dels neo-nazis (actual Stukas Sur) i estan agermanats amb els anarcoultres d’altres equips.

L’afició palangana celebra les victòries a la Puerta de Jerez de la ciutat, per la raó que els pocs socis dels primers temps celebraven les victòries a la cerveseria que allí es trobava, contigua al teatre Eslava.

El Sevilla va comptar amb una secció de bàsquet els anys 60, que va arribar a jugar a primera divisió. En l’actualitat tira per altres direccions; és l’únic equip espanyol que pren part en la cursa automobilística Superleague Formula. A les aigües del Guadalquivir celebra cada any la regata Sevilla-Betis (un club de rem que no té res a veure amb el R Betis Balompié), en la que porta un avantatge de 29-14.

De l’himne del Sevilla val la pena parlar-ne. No de l’oficial, que no val un pèsol, sinó el que va composar el grup de copla andalusa El Arrebato pel centenari del club, una cançó esplèndida que l’afició canta abans de començar els partits i que posa la pell de gallina, amb una tornada que les teles estan fent famosa:

Y es por eso que hoy vengo a verte,

sevillista seré hasta la muerte ,

la Giralda presume orgullosa

de ver al Sevilla en el Sánchez Pizjuán.

Y Sevilla, Sevilla, Sevilla,

aquí estamos contigo, Sevilla,

compartiendo la gloria en tu escudo,

orgullo del fútbol de nuestra ciudad…

Se me pone la pluma de gallina” (Sofia Mazagatos.). Millor que el “Your never walk etc.”, suxuru.

 

Destacables avances en el campo de la urología: como meterse el puño por el culo sin riesgo de dislocarse el hombro (I)

Bueno, tal. 90 minutos más. Un mundo o un flash. Lo que sí sabemos es que el partido del Sábado lo vamos a recordar por el resto de nuestras vidas.

Llevo días intentando explicar nuestro no-tan-alto nivel en función de la suma de rendimientos individuales, en un ejercicio futil pero ¿qué no lo es en este valle de lágrimas que es la vida?

Me salen estos números:

08-09 09-10   Inc/Dec
Valdés 4.5 Valdés 5 11%
Alves 4.5 Alves 4 -11%
Piqué 4 Piqué 4.5 13%
Márquez 2 Márquez 0 -100%
Puyol 4 Puyol 4 0%
Xavi 5 Xavi 5 0%
Iniesta 4.5 Iniesta 1.5 -67%
Messi 5 Messi 5 0%
Krkic 1 Krkic 2.5 150%
Henry 4 Henry 0.5 -88%
Keita 3 Keita 2.5 -17%
Busquets 4.5 Busquets 3.5 -22%
Pedro 1 Pedro 4.5 350%
Milito 0 Milito 3  
Abidal 4 Abidal 2 -50%
Touré 3 Touré 3 0%
Eto’o 5 Ibrahimovic 2.5 -50%
Sylvinho 2.5 Maxwell 2.5 0%
Gudjohnsen 0 Chygrynskiy 0.5  
61.5 56 -9%

Ya sé que está todo en el ojo del observador y que a cada analista le saldrán números diferentes. He calificado ‘contribución’ entendida como tal, en el sentido de rendimiento + minutos + crucialidad, una métrica etérea como pocas. Ni sé qué intento explicar ni estoy seguro de intentar explicar nada. Seguramente con Iniesta ya habríamos pasado por Canaletes, pero amigas, es lo que hay, y poco importa, la verdad.

Se trata de un humilde intento de poner órden al caos de opiniones y visiones desencontradas.

Queden con Ra.

El derrotismo es hereditario, la derrota NO

Me considero un gran culé y en consecuencia o fuera de ella tiendo a pensar siempre lo peor: la Liga la va a ganar el Madrid. Me siento muy jodido al hacer esta afirmación a fecha de hoy y espero ser nuevamente motivo de burla, que no sorna, por defenderla. Como el Pitoniso Pito y todo aquel que se precie de ser un yoyero como Dios manda, me la pela. Si es necesario ya buscaré una estadística que me convenga y me sacaré de la manga algún acierto si me vuelvo a equivocar, pero ahora mismo, me inclino por pensar que si algo puede salir mal, saldrá: el Barça no ganará la Liga.

Tengo pocos argumentos y todos deleznables: cual bola de arena, no se sostienen firmes por demasiado tiempo en ninguna mano sólida. Pero no importa: mi hija ya me advirtió hace un año al volver de Roma: “Saps què Papi, l’any que ve, el Barça no guanyarà res”. Me quedé perplejo. Tan pequeña (9 años) y ya contaminada por mi habitual derrotismo. ¡Ella, que lo ha ganado todo en su primer año de culé! Se equivoca, pensé entonces. Un año después, a pocos días de la pelea final por esta puta Liga, yo me temo lo peor… y ella, en cambio, es más bien optimista.

Quizás la niña haya percibido ya en este tiempo los estímulos del nuevo entorno culé, mucho más positivo y confiado que el que a mí me ha tocado vivir, de lo cual yo me alegro. Pero el caso es que, en aquel momento, me pareció ver en ella la cruda realidad de nuestro gen azulgrana. El derrotismo es hereditario. No obstante, la derrota NO tiene porque serlo. En el fondo, como la niña, todos somos un poquitín asínnnn de capullos. ¡Pero tranquis, esta Liga la gana el Barça, qué cojones! La niña acierta ahora, no antes.