All posts by salva

Messi y el mundial

Ya sé que aún es pronto, pero yendo más allá (?) y en clave Messi, estaba mirando el panorama de Argentina de cara al Mundial y es totalmente deprimente. Comparando con el resto de selecciones tiene bastante calidad arriba: Dybala, Agüero, Icardi, Perotti que está haciéndolo bien en la Roma, y ya como último recurso Higuaín y Di María. El problema es que en el centro del campo tienen la más absoluta NADA, los que tienen algo de toque para dar pelotas y no pedradas son Banega y Gago, con eso lo digo todo…

Además hay otra cosa a tener en cuenta, y es que España está en el grupo B y Argentina en el D. Si ambos quedan primeros (Portugal y Croacia son sus principales rivales) se enfrentarían en cuartos (!). Y no sólo eso, sino que Alemania juega en el F e iría en la parte del cuadro que les enfrenta a los campeones del B o el D en semifinales. Incluso me parece más fácil quedar 2º e ir por la parte de Rusia, Francia y Brasil.

En resumen, lo del mundial para Messi está crudísimo, hamijos. Y mira que lo del fútbol de selecciones debería ser considerado hoy en día con la poca importancia que merece, habida cuenta de la diferencia de nivel entre el mejor fútbol de clubes y lo que puede ofrecer futbolísticamente un mundial de selecciones (más allá del ejercicio nostálgico de cuatro abuelos cebolleta y una épica melodramática que por otra parte se puede encontrar en cualquier partido de solteros contra casados si uno le pone suficiente ilusión); pero mientras tanto estaría bien que el mejor jugador de todos los tiempos lo tuviera en su palmarés, ¿no creéis? Al fin y al cabo, cumplirá 31 años entre el 2º y el tercer partido de Argentina en el mundial y quién sabe cómo estará el panorama en noviembre/diciembre de 2022.

Sobre Dani Alves

Sobre Dani Alves, ahora que parece estar de moda (?), no hay que olvidar que la idea de la directiva era traspasarlo al finalizar la temporada 14/15, porque veníamos de la temporada del Tata y del Barça de Lucho pre-Anoeta, es decir, era una decisión populista de las que a ellos les gustan. Ahí es donde “los que entienden de fútbol” debían advertir de que Alves seguía siendo válido, pero claro, esta junta no quiere gente que entienda porque total tampoco les escucha. Punto 1.

Punto 2: a partir de ahí, la sanción FIFA hace que sea urgente retenerlo para la 15/16 y llegamos al “que sí renuevo, que no renuevo” que acabó con rueda de prensa de Dani junto a su representante y a una oferta final de la directiva a la desesperada donde el jugador tenía la sartén por el mango: porque la directiva no tenía otra opción. Y esta es la razón por la que se fue gratis.

Quiero decir que sólo leo críticas al punto 2 cuando tan sólo es la consecuencia del punto 1, que es lo verdaderamente importante porque no sólo afecta al caso de Dani Alves sino a la política de fichajes y cantera del primer equipo. Y ahí los Bartosell, próximamente Cardobartosell, nos han mostrado cómo son de nefastos desde el primer día.

Los mejores de la historia del Barça (reloaded)

(a raíz de este post sobre el tema)

Hay que diferenciar “grandes jugadores” de “jugadores creadores de una época”, en lo cual a veces el mito puede hacer más que la calidad (?). De Hans Gamper, Paulino Alcántara o Samitier sólo sabemos lo que contaban los cronistas de aqyellos días. De los 50 o 60 ya hay algunos registros, pero tampoco tantos, sería como hacer un highlights de youtube donde hasta Geovanni Deiberson destacaba, por lo tanto volvemos a depender de los cronistas. De ahí podríamos rescatar a Luis Suárez y Kubala.

Desde Cruyff jugador hasta nuestros días ya es otra cosa, y más o menos todos hemos visto imágenes y partidos. ¿No creéis que Maradona hizo grandes partidos con el Barça? Lo que pasa es que ninguna de las 2 temporadas las jugó completas y lo pagamos en liga. Lo de Ronaldo durante un año fue muy bestia, pero ojo a lo de Romario, para mí también lo fue. Y el rendimiento estelar de Ronaldinho duró un par de años aquí (después uno muy bueno, otro bueno a secas y un último para olvidar). También añadiría a Rivaldo como estandarte del negro gaspartismo.

Y lo de Messi es tan bestia que opaca a jugadores que en su momento hubieran sido estrellas sin dudarlo. Aquí harán falta unos años para valorar.

Competiciones

Hacer una competición de selecciones como el Mundial tenía sentido en 1930. En 1934 y 1938 se jugaba al estilo de los JJOO, todo eliminatorias y a tomar por saco. En 1950 se puso una fase de grupos, pero solamente para que las selecciones no hicieran miles de kilómetros para jugar un partido solo.

Pues bien, estamos en 2016 y usamos el mismo formato que en 1950. ¿Mucha emoción las competiciones estilo copa? Sí. ¿Fomentan que gane el mejor? Ni de coña, de hecho fomentan la suerte en varios temas que no tienen que ver estrictamente con el fútbol, para empezar el tema “””sorteos”””.

Lo mismo para la Champions, que empezó en 1954 y lo único diferente son que jueguen varios clubes del mismo país (perfecto) y una fase de grupos que, reconozcámoslo, desde hace algún tiempo sólo tiene emoción si caen 3 equipos de gran nivel (cosa en la que colabora un sorteo demencial).

De hecho los torneos “a vida o muerte” fomentan el fútbol especulativo, no en vano al Barça históricamente se le dan bastante mal.

A mí denme torneos de liga, si después se quiere hacer copa pues se hace y en paz (como sucede por ejemplo en la MLS americana, dan un torneo al equipo con más puntos al final de la fase regular y después hacen eliminatorias por conferencias -hola, Lenny- para coronar al campeón de la MLS Cup).

A la caza

Hablamos de una “interpretación de la norma” que Hacienda re-interpreta a partir de 2014: del 100% del sueldo, se permitía un 15% de derechos de imagen que podían gestionarse como una empresa. Era vox populi que los jugadores tributaban este 15% en el exterior. A partir de 2014 Hacienda entiende que dicho 15% debe tributarse en España y pagar al menos el 35% de impuesto de sociedades (un poco inferior al 47% de IRPF). Repito, una interpretación de una norma.

Hablamos de que Messi re-ajusta las declaraciones de renta que le permite la ley, hasta 3 años antes, para no tener problemas con dicha re-interpretación.

Hablamos de que, aún con ese gesto, Hacienda le exige que pague una multa respecto a sus declaraciones de 2009 y 2010 (cuando Messi tenía 20 años).

Y hablamos de que, con todo lo anterior, se sigue persiguiendo y exigiendo cárcel para Messi.

Vosotros veréis, yo no voy a decir que Messi no tenga que pagar, pero la caza de brujas me parece excesiva y una puñetera vergüenza del supuesto estado de derecho en el que vivimos.

AS-CO.

 

Mirad las 10 mayores empresas españolas lo que tributan en España, mirad los altos cargos políticos (tanto votados como heredados) lo que tributan en España. Coged las cifras de todo lo que podrían tributar si Hacienda fuera tras ellos con amenazas de cárcel, y divididlo por 1000. Seguirá siendo mucho más que la cifra por la que han empurado a Messi, pero sólo él sale en los medios, por lo que sólo él se merece la indignación y la deshonra.

No pueden cortarle una pierna, que es lo que querrían, pero al menos pueden hacerle pagar muchísima pasta y echarle a los leones de una sociedad indignada.

De nuevo: AS-CO.

El Mundial de clubs

Saludos, estimados yoyeros. Hoy os voy a proponer un ejercicio de fútbol-ficción, pero ojo, es un ejercicio difícil que exige una imaginación ilimitada. Se trata de ubicarse en un mundo paralelo donde la FIFA se interese verdaderamente por el fútbol y sus aficionados, facilitando la creación de una competición mundial de clubes interesante para aficionados, clubes y sponsors. Nada de contentar (a cambio de votos) a federaciones serviles, aumentando de manera exagerada los partidos entre selecciones nacionales desde hace unos 30 años, un aumento que no tiene nada que ver con la creación de nuevos países: en Centroamérica sigue habiendo prácticamente el mismo número de ellos, y Canadá se clasificó para el Mundial de 1986 disputando 8 partidos, pero para clasificarse para el de 2014 hubiera tenido que disputar nada menos que 22. Emiratos Árabes se clasificó para el Mundial de 1990 con 9 partidos, para 2014 hubiera necesitado 16 o 18.
Imaginemos, pues, que los partidos de selecciones nacionales se limitan a un nº racional de partidos, y se pueden utilizar fechas FIFA para disputar anualmente una competición de clubes, en lugar de pedir a los clubes europeos que aplacen sus partidos de liga y copa (por no hablar de que la propia UEFA pone a su “representante” un partido de Champions la semana antes, y ni siquiera lo programa el martes para que tenga un día más).
Lo primero que habría que hacer es determinar el tiempo disponible para la competición. Al ser una competición de clubes asumimos que no es necesario que haya un “tiempo de preparación” como en las selecciones nacionales para que los jugadores se acostumbren a estar juntos y se acoplen. Aunque al menos una semana para aclimatarse y superar el jet-lag sí que sería conveniente. Tomemos, por ejemplo, unas dos semanas y media para la competición; lo que nos da unos 24 o 25 días de pausa de otras competiciones, nada excesivo. Ese tiempo da holgadamente para una competición de 16 clubes, con 4 grupos de 4 donde se clasifiquen únicamente los primeros, semifinales y final. Un máximo de 5 partidos en 18 días. Si se añaden unos cuartos de final podrían disputarse 6 partidos en 19 días, aunque el calendario se aprieta bastante.
Lo segundo sería discutir el nº de clubes por confederación. Debería siempre ser susceptible de cambiar en base a rendimiento, pero de momento en 11 ediciones del Mundial de clubes de la FIFA, los europeos han ganado en 7 ocasiones y los sudamericanos en 4. Por lo tanto, el nº de cupos podría repartirse así:
4 UEFA (Europa), 3 CONMEBOL (Sudamérica), 2 CONCACAF (Norte y Centroamérica), 2 CAF (África), 2 AFC (Asia), 1 OFC (Oceanía) y las últimas 2 plazas para el anfitrión del torneo (si se reclama por una mayor igualdad en los cupos, se podría hacer un Mundial con 20 equipos, en 4 grupos de 5; donde los clubes europeos, que tienen un calendario más ajustado, descansaran en la primera jornada; así los cupos podrían ser, por ejemplo, 4 + 4 + 3 + 3 + 3 + 1 + 2).
Y por último, pero no menos importante, las fechas en las que se podría disputar, sobre todo si se quiere fomentar que cualquier país pueda albergarlo (recordad la polémica con el cambio de fechas del Mundial de Catar de 2022), en ese caso primavera u otoño serían las mejores opciones. Teniendo en cuenta que una condición sine qua non es la disminución de las fechas FIFA para selecciones, el Mundial de clubes podría disputarse a partir de mediados de mayo, justo después de la final de la Champions. O, por ejemplo, hacer una pausa en la temporada a finales de octubre y principios de noviembre. Si no se quiere interrumpir la temporada “europea” podría jugarse a partir del 5 o 6 de agosto, aunque eso interferiría totalmente en la pretemporada.
Dado que participan 2 clubes del anfitrión, permitir un acceso a las federaciones con los clubes más potentes podría ser una buena idea para fomentar el interés global en la competición, al menos en las primeras ediciones. No sé qué condiciones pone ahora la FIFA, pero mucho me extraña que tan sólo Japón o los Emiratos Árabes se lo puedan permitir (no sé si exigen que paguen una parte importante de los premios, pero desde luego tiene pinta de ser algún tema económico).
Resumen-ejemplo: Mundial de Clubes Inglaterra 2015/2016 con los siguientes grupos (he puesto Inglaterra por ser un sitio donde los estadios suelen llenarse, y además me venía bien porque no tuvo ningún representante en semifinales de la Champions anterior 😉 ).
(A) Chelsea, Juventus, Guaraní Asunción, América México
(B) Real Madrid, River Plate, TP Mazembe, Al-Ahli Dubai
(C) Manchester City, Bayern Munich, Guangzhou Evergrande, Montreal Impact
(D) FC Barcelona, Internacional Porto Alegre, USM Alger, Auckland City
FC_Barcelona_Team_2011[1] Messi_with_Neymar_Junior_the_Future_of_Brazil[1] 8._FCB-Estudiantes-final_Mundial_30_-Optimized.v1360168275[1]

Juventus 1-3 Barça: Another matrioska history

Quizá no tan evidentes como la final de 2006, pero la final que disputaron la Juve y el Barça el sábado pasado también tuvo, como no podía ser de otro modo, muchísimos partidos dentro del partido. Aquí os pongo un resumen, como siempre subjetivo, de todas las matrioskas que se fueron abriendo y que afortunadamente terminaron con Don Xavi Hernández levantando la Cinquena. Lo haré durante mi segunda revisión del partido: dado que en caliente a lo más que llego es a convertirme en tribunero y quemarlo todo; me gusta revisionarlo posteriormente: aproveché el día siguiente para verlo en teledeporte y ahora mismo me lo he vuelto a poner para escribir este post.

(I) La primera matrioska es obvia: el gol de Rakitic que ponía el 0-1 a los 4’. Antes había habido un chut de Tévez, algo forzado desde el semicírculo del borde del área, aprovechándose del primero de los dos errores de Mascherano al comenzar el partido, se dice que por un problema en sus botas, que se cambió enseguida (el segundo error propició un córner que se sacó sin consecuencias). El gol, como el 90% del peligro del Barça durante el partido, nació de las botas de Messi (el otro 10% nació de la extrema atención que la defensa de la Juve dedicó a Messi). Fue uno de sus clásicos cambios de orientación hacia la banda izquierda, aprovechando que la defensa derecha de la Juve estaba despoblada (él tenía nada menos que dos líneas de 3 juventinos enfrente, en un rango de unos 10 metros, hablamos de 6 jugadores en un equipo de 11). Jordi Alba la toca a Neymár, este se va hacia dentro y toca para Iniesta quien la toca de maravilla hacia Rakitic que llegaba de cara y fusila a Buffon casi desde el área pequeña. Todo pillando a los defensas de la Juve a contrapié, yendo a la derecha desde la izquierda.

(II) Entramos después en una fase en la que el Barça se siente cómodo con el balón y toca con tranquilidad, mientras la Juve se defiende con intensidad y sale en contadas ocasiones al contragolpe. A destacar algunas jugadas: A los 8’, un centro de Neymár (tras otro cambio de orientación de Messi), toca en la mano de Evra, el árbitro no pita nada y en el contraataque Arturo Vidal lanza alto desde la línea del área grande tras un pase de Morata desde la derecha. “Curiosamente” esta jugada no provoca ninguna reacción ni ningún comentario en la caverna (hola, Chapi), pero sí una jugada parecida a los 67’, que más tarde comentaremos. Al minuto siguiente, Messi deja para Neymár quien, viniendo desde la izquierda, busca posición de chut desde fuera del área y se le va alto por muy poco. A los 13’, Messi da un nuevo pase en diagonal para la entrada de Neymár al borde del área pequeña, quien no alcanza a tocar la pelota. Enseguida, recupera de nuevo el Barça y una combinación entre Messi y Luis Suárez en la parte derecha del área acaba con un chut de Dani Alves que despeja Buffon haciendo gala de unos increíbles reflejos para un portero de 37 años. A los 14’, Arturo Vidal realiza su tercera entrada merecedora de tarjeta en el partido: a los 7’ recibió una amonestación verbal, a los 11’ sí que ve la tarjeta y en este caso se le perdona la expulsión (al igual que a los 21’ donde agarra a Dani Alves tras hacerle éste un caño). Sirva esto como ejemplo al criterio que utilizó el árbitro Çakir durante todo el partido: permitiendo muchísimo el contacto y pensándoselo mucho a la hora de sacar tarjetas. Otra ocasión de Jordi Alba a los 15’ a la salida de un córner botado por Rakitic, el disparo se fue muy alto. A los 19’, una jugada donde la Juve defiende muy fuerte, con dos contactos defensivos en los que la mayoría de árbitros normalmente indican falta, acaban recuperando la pelota, contraatacando y el peligroso centro de Pogba lo acaba enviando Mascherano a córner. A los 24’, en una jugada donde la realización televisiva llega tarde, a Morata le cae un rechazo dentro del área y remata de primeras un poco forzado, el tiro le sale lento y desviado. Al minuto siguiente, Jordi Alba falla al intentar salir con la pelota controlada y Marchisio le da conforme le viene, a unos 25 metros de portería, el tiro va muy desviado. A los 27’, Messi vuelve a cambiar de orientación hacia la izquierda a la posición de Neymár, éste centra y tras un par de rechazos le acaba cayendo la pelota, chuta bastante centrado, fácil para Buffon. A los 39’, Luis Suárez recibe cerca del área, encara a los dos centrales de la Juve y da un punterazo que sale rozando el poste derecho de la portería de Buffon. Al siguiente minuto, Neymár recibe una falta en la frontal del área, el rechazo va hacia Luis Suárez que le da de primeras desde la izquierda, centrado pero fuerte, que obliga a Buffon a desviar a córner. A los 41’ Pogba entra fuerte a Messi por segunda vez y ve la tarjeta amarilla, segunda del partido. La primera parte acaba con un chut de Marchisio a los 44’, lejano y muy centrado que detiene sin problemas Ter Stegen.

(III) La matrioska de la segunda parte comienza de maravilla para el Barça, que se aprovecha de que la Juve abre un poco más las líneas: A los 48’ Buffon saca una mano prodigiosa a un chut de Luis Suárez muy ajustado al palo tras un contraataque que viene después de un córner para la Juventus. A los 51’ Messi hace una pared con Suárez y chuta alto desde dentro del área. También Luis Suárez chuta alto desde dentro del área, escorado a la derecha. Bonucci hace su segunda entrada de tarjeta a los 53’, no recibiendo ni siquiera advertencia. Acabará sin tarjeta. Una presión adelantada de la Juventus y un intento fallido de sacar la pelota desde atrás desembocan en un saque de banda a favor del Barça cerca de su área. Y, tal y como pasó en 2011, una recuperación del rival tras un saque de banda a favor acaba con gol en contra para el Barça. Primera (y única) subida de Lichsteiner en el partido, centro raso que aprovecha estupendamente Tévez para chutar tras media vuelta, Ter Stegen rechaza como puede y Morata sólo tiene que empujar a la red.

(IV) La matrioska más negra del partido para el Barça. El inmerecido empate da alas a la Juve porque el Barça comienza a tener inseguridad para sacar la pelota jugada desde atrás. En el minuto 60’ no pita falta en una entrada de Arturo Vidal (debido al criterio de permitir contacto) a Luis Suárez, la pelota llega a banda izquierda donde Pogba centra atrás, Barzagli intenta cortar el contraataque con una falta de tarjeta, el árbitro pita ley de la ventaja pero después no amonestará al central italiano. La oportunidad más clara para la Juve llega a los 63’, disparo franco para Tévez en el semicírculo del área donde acaba chutando alto. A esto le sigue un pase en profundidad de Iniesta para Luis Suárez dentro del área, detiene atento Buffon. A los 65’ Pogba chuta desde lejos Pogba y Ter Stegen detiene sin problemas. Poco a poco el Barça se va sacudiendo la presión, a los 66’ Arturo Vidal realiza juego peligroso sobre Messi y el árbitro no pita ni falta. Al minuto siguiente Evra centra desde la izquierda y el chileno toca de cabeza muy forzado, no pudiendo rematar. A esto le sigue un saque de banda en cuyo centro caen Pogba y Dani Alves agarrándose entre sí. Diría que Pogba lanza a Dani Alves al suelo y, como se están agarrando, caen ambos. Además, aplicando el mismo criterio que siguió el árbitro durante todo el partido, como me he encargado de recalcar, ese tipo de contactos siempre los dejó seguir. Por lo tanto, no es importante si para Chapi, para Julio Salinas o para mí es penalti, ya que por ejemplo según mi criterio personal Arturo Vidal debía estar expulsado antes del cuarto de hora y con 10 la Juve esa jugada no hubiera existido. Ya saben, cuestión de matrioskas.

(V) Lo más gracioso de todo y, reconozcámoslo, lo que más ha hecho rabiar a la caverna y lo que es la razón por la que no han dejado de recordar esa jugada, es que en el contraataque del Barça Messi regatea a un jugador de la Juventus en la frontal, entra al área y su disparo seco y raso lo despeja como puede Buffon, Luis Suárez entrando desde atrás sólo tiene que empujarla a la red. 1-2, el Barça de nuevo por delante y una nueva fase de control del Barça ocupa el resto del partido. Minuto 70, tarjeta para Luis Suárez tras falta a Bonucci. Falta de criterio del árbitro que ha perdonado y perdonará entradas bastante peores.

(VI) Al minuto 71, Jordi Alba centra desde la izquierda, Neymár remata de cabeza directamente a su mano y el balón acaba entrando mansamente en la portería. Según al árbitro que se consulte, se ha de dar el gol o no. Está claro que es involuntaria, y está claro que es una “jugada de gol”. Lo primero indica que no se ha de anular, lo segundo hay árbitros que dicen que sí pero entonces ¿dónde está el límite? ¿Si es antes de entrar sí, pero si es un pase de la muerte donde realmente se corta una jugada en la que el delantero sólo tiene que empujar no? Lo siento, eso no tiene ningún sentido. Sea como sea, el partido sigue y el Barça no pasa excesivos apuros. A los 74’ hay un susto en un córner donde Ter Stegen despeja a la cabeza de un defensa y la pelota sale de nuevo a saque de esquina. El Barça lo rechaza, en el contraataque Neymár se resbala cuando lo tenía todo perfecto para rematar y mientras el Barça intenta reorganizar su ataque Barzagli realiza dos entradas, ambas merecedoras de tarjeta. El árbitro pita ley de la ventaja en primera instancia y falta en la segunda, sin tarjeta en base al criterio permisivo que ha seguido durante todo el partido. Messi lanzará fuera la falta.

(VII) 78’, Xavi entra por Iniesta y el Barça controla todavía más el partido. La Juventus tiene poco peligro: en el 79’ Pogba remata muy forzado un córner en el segundo palo y la pelota se le va muy alta. Entra Pereyra por Arturo Vidal. Luis Suárez da un pase atrás de Messi que se acaba resbalando cuando lo tenía todo a favor para rematar desde muy cerca. A los 82’, tras segunda jugada después de córner a favor, Rakitic hace un magnífico pase a Piqué por encima de la defensa que el defensa envía fuera por chutar a romper en lugar de a colocar. Algún día Piqué marcará en una final, es así. En el minuto 83, Pogba agarra a Dani Alves cortando un contraataque y el árbitro tampoco saca la tarjeta amarilla (que hubiera sido la segunda) fiel a su criterio. Al minuto siguiente Luis Suárez remata en semifallo un platanito de Dani Alves desde la derecha y Xavi no llega a rematar el balón que sale botando suavemente. Fernando Llorente sale por Morata, buscando Allegri el juego directo en los últimos ataques a la desesperada de la Juve. En el minuto 86, Bonucci agarra y zancadillea a Luis Suárez cuando iba a buscar un balón largo, éste cae mal y se hace daño en la rodilla. El árbitro vuelva a no pitar falta (y por lo tanto tampoco tarjeta). A los 89’ entra Coman por Evra, y seguidamente Marchisio chuta desde unos 30 metros, muy colocado y Ter Stegen se debe emplear a fondo para desviar a córner. 90+1’, entra Mathieu por Rakitic para defender los balones aéreos, Mascherano formará doble poyote junto a Sergio Busquets. La última ocasión para la Juventus llega a los 90+2’, en un chut de Tévez tras recoger un rechazo después de un balón largo, chut que va muy centrado, a las manos de Ter Stegen. 90+3’, Lichsteiner da una patada a Neymár sin intención de tocar pelota, el árbitro pita falta pero no tarjeta, según el mismo criterio de todo el partido. A los 90+4’, Neymár hace un regate preciosista tras una bicicleta y ningún jugador de la Juve va a tirarlo al suelo para cagarse en su señora madre repetidas veces bajo la mirada impasible del árbitro. 90+6’, entra Pedro por Luis Suárez. Se ha cumplido el tiempo añadido pero el árbitro deja sacar de puerta a Buffon. En un balón dividido, Dani Alves la toca con la mano y recibe una patada de Bonucci, el árbitro no amonesta a ninguno de los dos.

(y VIII) El balón colgado tras la falta lo despeja Piqué a los pies de Messi, quien deja de primeras y en ventaja para Neymár, que sale disparado hacia portería, se deja el balón atrás pero aún puede dejarla a Pedro quien se la deja en buena posición para disparar, marcando el brasileño el 3-1 definitivo a los 90+7’. El árbitro, en una decisión inédita para mí, ni siquiera dejará a la Juve marcar de centro.

Matrioskas: partidos dentro de un mismo partido

Por lo general, nos referimos erróneamente a las jugadas clave de un partido: goles, ocasiones claras, errores de arbitraje… Cuántas veces habremos dicho cosas como que perdimos por un gol y el árbitro no nos pitó un penalti en el minuto 25, ese partido hubiera acabado un empate. Un partido es una secuencia de eventos, cada uno es influido por los anteriores y, a la vez, condiciona los posteriores. Un partido es como una matrioska donde cada jugada clave significa abrir una muñeca y ver la del interior.

Como con ejemplos se entiende todo mejor y estamos a las puertas de una final de Champions, voy a ejemplificarlo con un partido repleto de matrioskas, donde hubo muchísimos partidos diferentes dentro del mismo partido: la final de 2006, Barça 2-1 Arsenal. Hablaré de memoria así que quizá me deje algo importante. Allá voy:

1: Doble ocasión de Henry a los 4′. En realidad es una sola, pues la primera jugada provoca el córner tras el que Henry vuelve a obligar a lucirse a Víctor Valdés. El primero es un sensacional control orientado del francés, donde la alta concentración de Valdés para salir rápido hacen que Henry se quedara con poco resquicio por el que meter el balón.

2: Expulsión de Lehmann, 18′. Aquí no se dio ley de la ventaja para el gol de Giuly, sino que se expulsó al portero alemán y Ronaldinho echó fuera posteriormente la falta. La jugada venía provocada por un pase de Ronaldinho (de cuyas botas nació todo el peligro del Barça hasta el 1-1) al hueco para la carrera de Eto’o. Pirès es el jugador que sacrifica Wenger para que entre Almunia.

3: Expulsión perdonada a Eboué, 22′: patada sin balón en el centro del campo del jugador costamarfileño, que estaba caliente (?) por la expulsión anterior. El árbitro Terje Hauge aplicó la 16a Ley Gilip0llas del Arbitraje: no expulsar muy seguido a dos jugadores del mismo equipo.

4: Gol de Campbell, 37′. Eboué sube la banda, Puyol le sale al paso y éste se la tira para irse por velocidad. Puyol comienza poniéndole el brazo, lo retira y en ese momento Eboué se deja caer de una manera tan lamentable que si lo hace Neymár la caverna le obliga a exiliarse. En la falta inexistente, el guante de Henry, un buen bloqueo y un excelente cabezazo de un jugador que ronda el 1’90” hacen subir el 0-1 al marcador.

5: Tiro de Eto’o al palo tras pase de Ronaldinho y magnífico control orientado del camerunés. El Barça no logra reponerse del mazazo pronto y a punto estará de pagarlo con la derrota.

6: Cambio del Barça en el descanso: se va Edmilson, que sin Pirès no tiene a nadie a quien marcar, y entra Iniesta. Se consigue mejor trato a la pelota y más verticalidad (el Barça, de la mano de Ronaldinho, consigue algunas aproximaciones aunque poco claras debido a la defensa numantina de los londinenses).

7: Henrik Larsson entra por Van Bommel, 61′. Lo que dio al Barça la Champions a punto está de hacérsela perder. Eto’o se va a la banda izquierda y el centro del campo del Barça (Ronaldinho, Iniesta y Deco) carece de control. El Arsenal dispone de 3 contraataques en 8′: Gleb tira fuera y Valdés salva providencial ante Henry y Ljungberg. Oleguer paga la desprotección y acaba recibiendo amarilla a los 69′.

8: Belletti entra por Oleguer, 71′. Cambio de Rijkaard a la desesperada, buscando mayor ataque por la banda y en todo caso evitar la expulsión de Oleguer. Wenger también contribuye a entorpecer su transición ofensiva sacando a Cesc del campo por Flamini a los 74′, buscando aguantar los 20′ que quedan. Pronto se arrepentirá.

9: Iniesta busca a Larsson en el área, éste la deja en ventaja para Eto’o quien, entrando en velocidad, supera a Almunia por el palo corto para empatar el partido a 1 a los 76′.

10: El Barça se crece, comienza un asedio constante y a los 81′ consigue el 2-1. Belletti busca a Larsson en profundidad en banda derecha y se lanza al área a lo loco, éste lo ve y le devuelve la pared entre una nube de defensas, el brasileño controla y con más moral que el Alcoyano chuta desde una posición inverosímil, la pelota rebota en Almunia y acaba entrando en la portería. A partir de ahí no pasa nada más destacable que alguna ocasión suelta del Barça y la estéril entrada de Reyes por Gleb.

Gallina de piel: la última matrioska acabó con Puyol levantando la Segunda.

Hay que sejir trafajando, y muy duro, para que tras la última matrioska del próximo sábado nos traigamos la Quinta.

Primer prendrem Múnich, després prendrem Berlín

Me van condemnar a dos anys d’avorriment,
tractant que renunciés a l’estil irrenunciable.
Però ara estic tornant a allò que me feia triomfar.
Primer prendrem Munic, després prendrem Berlín.

Me guie pels senyals del passat,
pel que he sigut des de que vaig nàixer,
me guie per la bellesa de les nostres armes.
Primer prendrem Munic, després prendrem Berlín.

M’agradaria saber què se sent essent resultadista,
sense preocupar-se del com ni del perquè,
però quan ho has tastat no pots assaborir cap altra cosa.
T’ho vaig dir, t’ho vaig dir, t’ho vaig dir, jo ja ho he tastat.

M’estimaves com un perdedor, però ara te preocupe perque m’has vist guanyar.
Saps com parar-me, però has de sacrificar tant…
Quantes nits vaig pregar per això, perque el meu treball comencés a funcionar.
Primer prendrem Munic, després prendrem Berlín.

No m’agrada el seu negoci de la mentida repetida,
ni l’estramoni que subministren a la gent,
no m’agrada vore els meus germans enganyats.
Primer prendrem Munic, després prendrem Berlín.

M’agradaria saber què se sent essent resultadista,
sense preocupar-se del com ni del perquè,
però quan ho has tastat no pots assaborir cap altra cosa.
T’ho vaig dir, t’ho vaig dir, t’ho vaig dir, jo ja ho he tastat.

Te done les gràcies pels regals que me vas enviar,
lloances enverinades i rates pusil·lànimes.
Això m’ha enfortit l’esperit, ara estic preparat.
Primer prendrem Munic, després prendrem Berlín.

Recordeu-me, jo vivia pel futbol,
Recordeu-me, el ventilador de merda que vau encendre
ja està en marxa i tots s’han embrutat.
Primer prendrem Munic, després prendrem Berlín.

=================
Versión en castellano:

Me condenaron a dos años de aburrimiento,
tratando que renunciara al estilo irrenunciable.
Pero ahora estoy volviendo a lo que me hacía triunfar.
Primero tomaremos Munich, después tomaremos Berlín.

Me guío por las señales del pasado,
por lo que he sido desde que nací,
me guío por la belleza de nuestras armas.
Primero tomaremos Munich, después tomaremos Berlín.

Me gustaría saber qué se siente siendo resultadista,
sin precuparse del cómo ni del por qué,
pero cuando lo has probado no puedes saborear ninguna otra cosa.
Te lo dije, te lo dije, te lo dije, yo ya lo he probado.

Me amabas como un perdedor, pero ahora te preocupo porque me has visto ganar.
Sabes cómo pararme, pero tienes que sacrificar tanto…
Cuántas noches recé por ello, para que mi trabajo comenzara a funcionar.
Primero tomaremos Munich, después tomaremos Berlín.

No me gusta su negocio de la mentira repetida,
ni el estramonio que suministran a la gente,
no me gusta ver a mis hermanos engañados.
Primero tomaremos Munich, después tomaremos Berlín.

Me gustaría saber qué se siente siendo resultadista,
sin precuparse del cómo ni del por qué,
pero cuando lo has probado no puedes saborear ninguna otra cosa.
Te lo dije, te lo dije, te lo dije, yo ya lo he probado.

Te doy las gracias por los regalos que me enviaste,
alabanzas venenosas y ratas pusilánimes.
Eso me ha hecho fuerte el espíritu, ahora estoy preparado.
Primero tomaremos Munich, después tomaremos Berlín.

Recordadme, yo vivía para el fútbol.
Recordadme, el ventilador de mierda que encendisteis
ya está en marcha y todos se han ensuciado.
Primero tomaremos Munich, después tomaremos Berlín.

La FIFA y sus arcaicismos (I): El sistema de cupos

El sistema de cupos

En los últimos tiempos, desde la FIFA se ha ido fomentando la participación en los Mundiales de equipos de continentes de menor tradición futbolística. Por ejemplo, en el Mundial de España 1982 participaron 24 equipos y el reparto fue: 14 de Europa (UEFA), 4 de América del Sur (CONMEBOL), 2 de África (CAF), 2 de Asia (AFC) y Oceanía (OFC) y 2 de América del Norte y Centro (CONCACAF). Mientras que el reparto de cupos para los 32 equipos del Mundial de Brasil 2014 ha sido: 13 UEFA, 5 o 6 CONMEBOL (4 o 5 + el organizador, que ahora se cuenta aparte), 5 CAF, 4 o 5 AFC, 3 o 4 CONCACAF y 0 o 1 OFC.

Como vemos, bien sea por razones futbolísticas (de cara al desarrollo del fútbol en esos continentes) o bien razones políticas (votos para presidencia de la FIFA) u otras, es un hecho que la ampliación del nº de equipos apenas afecta a Europa (-1) o a América del Sur (+1 o +2), los países con mayor tradición, y en cambio el resto de continentes aumentan mucho sus cupos proporcionalmente: esto puede ser obvio desde un punto de vista numérico (dado que el nº de cupos era mucho menor) pero es difícilmente justificable desde un punto de vista futbolístico: de los 16 finalistas del Mundial de España’1982 a Sudáfrica’2010, 11 son europeos y 5 sudamericanos (5 y 3 títulos). Y sólo un equipo de otros continentes logró meterse en semifinales: Corea del Sur en 2002.
Por si esto fuera poco, recientemente el presidente de la UEFA, Michel Platini, aseguró en una entrevista que propondría aumentar a 40 el nº de equipos del Mundial, con el fin de aumentar todavía más el cupo de los países de menor tradición: http://www.theguardian.com/football/2013/oct/28/michel-platini-40-team-world-cup-russia.

Me parece bien que la FIFA busque una “discriminación positiva” para dichos continentes, pero ideas como ésta son desproporcionadas y no hacen sino indicar que el sistema de cupos está caduco y, con el estado (y precio) actual de los medios de transporte, sería posible un sistema de clasificación mucho más justo futbolísticamente hablando: una fase de clasificación intercontinental.

La propuesta: clasificación intercontinental

El Mundial será de 32 equipos. Asumiendo una plaza para el anfitrión, quedan 31 plazas para repartir.

Habrá una fase previa continental de la que se clasificarán 21 equipos de América, 21 de Europa, 21 de África y 21 de Asia y Oceanía. Se juegan 21 grupos de clasificación de 4 participantes (uno de cada zona continental), los 21 primeros de grupo se clasifican para el Mundial, los 20 mejores segundos juegan una eliminatoria entre sí para las últimas 10 plazas.

– América: 10 equipos CONMEBOL y 35 equipos CONCACAF (total, 45 equipos).

– Europa: 53 equipos UEFA.

– África: 54 equipos CAF.

– Asia y Oceanía: 46 equipos AFC y 11 equipos OFC (total, 57 equipos).

Como veis, las 4 “zonas continentales” tienen un nº bastante parejo de equipos. Los métodos de clasificación para los 21 equipos serían elegidos por las federaciones continentales pertinentes. Por ejemplo, los 53 equipos UEFA podrían ser divididos en 14 grupos (11 gr. de 4 y 3 gr. de 3), los primeros se clasificarían directamente (14 equipos) y los segundos jugarían una eliminatoria para clasificarse (7 equipos).

Para que haya menos parones en la temporada de clubes, la fase previa continental se concentraría en un mes a finales de 2012 (dejando junio de 2013 únicamente para la Copa Confederaciones). La clasificación intercontinental se celebraría en poco más de un mes, a finales de 2013.

El ejemplo: Brasil 2014

Tomando como referencia el ranking FIFA de octubre de 2013, se puede hacer un ejemplo de cómo quedaría esta posible fase de clasificación intercontinental. Con Brasil clasificada como selección anfitriona, se haría un “sorteo dirigido” para que los mejores equipos de cada zona continental no se enfrenten entre sí.

G. 1: España, Omán, Guinea, El Salvador.

G. 2: Argentina, Burkina Faso, Kuwait y Turquía.

G. 3: Costa de Marfil, Grecia, Cuba y Tahití.

G. 4: Japón, Honduras, Suecia y Zaire.

G. 5: Alemania, Egipto, Corea del Norte y Haití.

G. 6: Colombia, Nueva Zelanda, Zambia y Eslovenia.

G. 7: Ghana, Costa Rica, Francia y Tailandia.

G. 8: Irán, Portugal, Bolivia y Uganda.

G. 9: Bélgica, Túnez, Catar y República dominicana.

G. 10: Uruguay, Jordania, Togo y Rumanía.

G. 11: Argelia, Ecuador, Serbia y Nueva Caledonia.

G. 12: Uzbekistán, Italia, Canadá y Gabón.

G. 13: Cabo Verde, Inglaterra, Paraguay y Turkmenistán.

G. 14: Estados Unidos, Emiratos Árabes, Senegal y República checa.

G. 15: Australia, México, Ucrania y Sierra Leona.

G. 16: Malí, Bosnia-Herzegovina, Arabia Saudí y Trinidad y Tobago.

G. 17: Suiza, Camerún, Irak y Jamaica.

G. 18: Chile, China, República sudafricana y Dinamarca.

G. 19: Nigeria, Panamá, Rusia y Bahrein.

G. 20: Corea del Sur, Croacia, Perú y Marruecos.

G. 21: Holanda, Venezuela, Libia y Líbano.

Play-off: Honduras – Grecia, Corea del Sur – Uruguay, Irak – Chile, Túnez – Portugal, Uzbekistán – Libia, Costa Rica – Serbia, República checa – Mali, Egipto – México, Turquía – Nigeria, Cabo Verde – Eslovenia.

Consideraciones finales

Alguien podría argumentar, con razón, que una cosa es que los viajes en avión sean relativamente baratos y otra estar llevando a los jugadores haciendo miles de kilómetros alegremente, pensad en los jugadores de los equipos del grupo 18. Hay dos alternativas, la primera es que todos los partidos de un grupo se jueguen en uno de los 4 países, elegido por sorteo (en este caso podrían hacerse tanto 3 jornadas como 6). La segunda sería intentar “imitar” el sistema de fase regular de la NBA y minimizar el nº de viajes necesarios. El calendario para los partidos del grupo 18 podría ser algo parecido a esto:

Octubre 2013:

V18, China-Chile. S19, Sudáfrica-Dinamarca.

M22, Sudáfrica-Chile. X23: China-Dinamarca.

S26, China-Sudáfrica. D27, Dinamarca-Chile.

X30, Dinamarca-Sudáfrica.

Noviembre 2013:

S2, Dinamarca-China. D3: Chile-Sudáfrica

X6: Chile-China.

D10: Chile-Dinamarca y Sudáfrica-China.

V15: Ida play-off.

M19: Vuelta play-off.