Yoyalodije

Xavi y su labia

Hay que decir que de momento, parece que el gran valor añadido de Xavi es la labia y saber vender la moto.

Convencer como hizo a pavos como Lewa, Koundé, Kessié o Pablo Torre de venirse aquí, rechazando ofertas mucho más atractivas en lo económico y en lo deportivo, tiene un meritazo acojonante, desde luego. Y más si después se ve lo que se ve y con algunos (como es el caso de Pablo Torre) se hace lo que se hace.

Me recuerda a un pavo que conocí hace años, jardinero (no pun intended), que en ciertos meses del año hacía como de guardés de un casoplón que un matrimonio alemán tenía en un pueblo cercano a Valencia. El tipo aprovechaba que había convencido al señor para ‘rodar’ los 3 ó 4 carracos que tenía aquí (o eso decía; para mí que los ‘tomaba prestados’ sin más) para llevárselos a las zonas nocturnas de moda y pavonearse con ellos; lo que evidentemente le generaba suculentos réditos (ustedes ya me entienden). Lógicamente, la cosa nunca pasaba de una noche o como mucho unos días, pues al final o la chavala de turno tenía las suficientes luces como para darse cuenta de que el pavo tenía de pastoso lo que Busquets de velocista jamaicano, o directamente él se veía obligado a darles boleto al ver que el teatrillo se le desmoronaba.

Espero que el paralelismo con Xavi no sea completo, por la cuenta que nos trae…