Crónica

In Xavi we trust

He de decir que mi grado de satisfacción con el partido de ayer es alto. Ni en sueños imaginaba que el Barça de Xavi alcanzaría una versión de sí mismo tan reconocible en tan solo dos partidos y un puñado de entrenamientos. La verdad es que dice mucho, tanto de las capacidades del de Terrassa, como del grado de implicación de unos futbolistas que, a decir verdad, personalmente consideraba que en un altísimo porcentaje se la sudaba completísimamente el escudo que lucen en el pecho.

Después, pues el equipo, y más con las bajas que tiene, da para lo que da. Que con Ansu lesionado y el Kun de baja parece que perenne, nuestras grandes esperanzas arriba sean Memphis y DembeLOL, lo dice todo. EL neerlandés me parece un futbolista muy para ser cabeza de ratón en un equipo tipo Lyon, pero ya se la pegó en Manchester y dudo que aquí sea distinto. Le falta finura en el toque y la conducción para ser relevante en el juego de posición, y tampoco es que sea un animal físico y un killer para poder compensar sus carencias (como hacía Eto’o, por ejemplo). Creo que a poco que se fiche a un par de piezas y Ansu tenga cierta continuidad, el rol de Depay pasará a ser totalmente secundario; y el equipo lo agradecerá. Del franchute, ya sobran las palabras: su juego es como echar un Menthos a la Cocacola; muy espectacular los primeros segundos, pero algo totalmente absurdo e inútil. Que sea capaz de desbordar casi siempre y sus jugadas nunca terminen en nada es algo desesperante. Si a esto se unen sus lesiones, la verdad; entiendo entre poco y nada ese interés por renovarle. Que se pire, aunque sea gratis, y tanta paz lleve como descanso dejará.

Pero bueno, quedándose con lo positivo; creo que el equipo seguirá creciendo… y que sólo con acertar con 2-3 fichajes (eso sí, más nos vale hacerlo), con dar la patada a 5-6 bultos sospechosos, y con que se vayan consolidando los jóvenes, a la ilusión que h¡ya vuelve a haber por ver al equipo, se unirán los consecuentes triunfos.

In Xavi we trust.