Crónica

Un Barça de Bic: dos escrituras a elegir

Notas escritas con el Bic de culé ochentero pesimista:

¡Ocho puntos de 18 posibles! ¡A ocho del Real Madrid en octubre! ¡A tres puntos del descenso! ¡Peores números que en la temporada 02/03 con Van Gaal cuando se entró en la Europa League en la última jornada con Antic! Neto, que había cumplido hasta hoy, va y hace una cantada el día que, probablemente, juegue su último partido de Liga. He ahí la importancia de los porteros suplentes: como cuando Pinto hizo perder tres competiciones en dos meses. La cesión de Piqué era puro veneno. El equipo no tiene gol, ya se vio ante la Juventus, que no cerraron el partido hasta el final… ¡Son incapaces de ganar a un rival que luchará por no descender y con 10 durante casi media hora! ¿Y el penalti a De Jong qué? ¿Por qué no lo revisan? Otro partido nefasto del Hombre Gris. ¿Dembelé? ¡Vendelé! Otra vez que vuelve a pegarse un tiro en el pie. Leo sigue atascado psicológicamente, ni marca ni supera lo que pasó en verano. Si va a seguir jugando de mediapunta/mediocentro no hay en la plantilla un delantero que haga los 40 goles por temporada que va a dejar de meter. ¡Pero Ronald! ¿cómo quitas a Ansu? ¡Encima que cuando es su cumpleaños! Este Barry White no tiene nivel ni para estar en el Barça B… Es vergonzoso que De Gea sea titular en la Selección: ¡Pacheco ya!

Notas escritas con el Bic de culé cruyffista optimista

Aún es la jornada 6. ¿Cuestionar a Q-Man? Entonces Rikjaard y el propio Johan no habrían durado ni media temporada. Guardiola empezó perdiendo contra el Numancia y empatando contra el Racing en casa. El equipo volvió a ser mejor en la segunda parte que en la primera: como en Vigo, como en Turín, como en Getafe. Señal de que, físicamente, está mejor. En una plantilla corta de centrales, De Jong confirma que es una posición donde se siente cómodo. ¿Defensa de tres? Johan Seal of Approval. Pjanic como único pivote puede ser capaz de llevar el mando del equipo. Los jóvenes siguen mostrando descaro: Dest, Ansu, Pedri y Trincao tienen que seguir acumulando minutos. Lo importante es que el equipo genere ocasiones, muchas ocasiones. Hasta 21. Y 10 no fueron gol más por mérito de Pacheco que demérito de los delanteros. La exquisita definición de Antoine en el gol tal vez pueda marcar un punto de inflexión. La actitud del equipo es irreprochable. Messi lo intenta todo y hace mover al equipo en ataque: tal vez  simplemente esté atravesando la clásica racha del delantero al que no le entra nada. Cuando empiece a marcar ya no lo miraremos con tanta lupa. Es cuestión de tiempo. Quizá la pandemia crezca a niveles insostenibles y las competiciones se suspendan sine die. Incluso se anulen.