Yoyalodije

Ejemplo de negociación en can Barça

Hay que fichar un crack mundial. Por ejemplo, así será la negociación por Mbappé:
Barça: – ¿Cuánto por Mbappé? ¡Deprisa!
Peseyé: – ¿Qué?
B: – ¡Es para mi afición!
P: – ¡Ah! Eh…300 millones.
B: – Vale.
P: – ¿Qué?
B: – Aquí tienes.
P:- Eh, un momento.
B: -¿Qué?
P: – Hombre, ¡hay que regatear!
B: – No no no, tengo que irm…
P: – ¿Cómo que ‘no no no’?
B: – No tengo tiempo…
P: – Pues venga, el jugador.
B: – Pero qué dices, le he pagado…
P: – ¡Infantino!
Infantino: – ¿Qué?
P: – ¡Este pavo no regatea!
I: – ¿No regatea?
B: – De acuerdo, si no hay más remedio…
P: – Eso es. Quiero 300 millones por Mbappé.
B: – ¡Te acabo de dar 300!
P: – ¿Me estás diciendo que este crack no vale 300 millones? No… Vamos, míralo bien, mira qué calidad, este no es de la cantera.
B: – Bueno, venga, te doy 290.
P: – No, no, no, vamos, hazlo bien.
B: – ¿Cómo?
P: – Regatea bien, esto no vale 290.
B: – Pero si ha dicho que vale 300.
P: – Ay dios, ¡qué coñazo! Venga, ¡regatea bien!
B: – Está bien, te doy 100.
P: – Esto ya está mejor. ¡100! ¿Pretendes insultarme, a mí, con un entrenador recién fichado? ¡100!
B: – Bueno, te doy 110.
P: – Ya vas aprendiendo. ¡110! ¿He oído bien? ¡110! A mí me ha costado 120. ¿Es que quieres arruinarme?
B: – ¿170?
P: – No, no, ¡ahora tienes que decir 140!
B: – Bien, te doy 140.
P: – ¿140? ¿Pero qué dices?
B: – ¡Lo que me has dicho que diga!
P: – Ay dios…
B: – Dime lo que tengo que decir, ¡por favor!
P: – Ofréceme 140.
B: – Te doy 140.
P: – ¡Me está ofreciendo 140 por esto!
B: – ¡150!
P: – 170; ni un centavo menos, así me muera.
B: – ¡160!
P: – Eso es. Da gusto hacer negocios contigo. Por simpático, te regalo a Thiago Silva.
B: – No lo quiero, pero gracias.
P: – ¡Infantino!
I: – ¿Qué?
B: – Tranquilo, ¿eh? Tranquilo, tranquilo.
P: – ¿Y los 160 que me debes?
B: – Te di 300, ¿recuerdas?
P: – Ah, sí, entonces, yo te debo 140.
B: – No, no, déjalo, déjalo…
P: – No, espera, debo tenerlos por aquí…
B: – No te preocupes, ¡quédatelos por Thiago Silva !
P: – ¿140? ¿Por Thiago Silva? ¿140? ¿La has visto bien rematar de cabeza? ¡Vale por lo menos 100!
B: – ¡Si acabas de dármelo gratis!
P: – Sí, ¡pero vale 100!
B: – ¡De acuerdo, de acuerdo!
P: – No, no, no, no vale 100, ¡tenemos que regatear! ’10 por eso, ¿en qué cabeza cabe?’ En fin, de así ésos está el mundo lleno.