Crónica

Un partido histórico

Para el ojo no entrenado parecía un partido absolutamente prescindible cuando, en realidad, era todo lo contrario: se trataba de un partido histórico. Si el Barça no perdía, sería la primera vez que un equipo finalizaba imbatido fuera de casa en un campeonato de Liga. Y si perdía, se terminaba la racha histórica y la posibilidad de terminar el campeonato invicto. Así que lo que tenía que ser fue.

Histórico. Más de medio siglo llevaba el Barcelona sin perder contra el Levante. Pero sin Messi, la única garantía que da este equipo es que no se sabe por dónde va a salir. Y sin el genio, capaz de ganar una Bota de Oro sin jugar, se acabó el sueño de ese pseudo-triplete que hubiera sido completar una la Liga perfecta junto a una Copa perfecta.

Histórico. El resultado entre los dos equipos azulgranas. Acaso homenajeando al más ilustre de los jugadores que vistieron ambas camisetas, hicieron buena la frase de “prefiero ganar (o perder) 5 a 4 que 1 a 0”.

Histórico. El hat-trick del joven Emmanuel. Apellidarse Boateng, ser ghanés y jugar contra el Barça parece ser ya una patente de corso para pasar a la historia. Recuerden la ristra de memes para la leyenda que dejó el regate de Messi y la caída sacopatatesca del otro Boateng (Jerome) en aquellas semifinales. La colaboración de la defensa culé en este hat-trick merece su propio párrafo.

Histórico. El hat-trick de Coutinho. El primero con el Barcelona. No valió para nada más que maquillar lo que iba camino de ser una derrota sonrojante. Pero por suerte para él, Luis Suarez decidió lanzar el penalti que supuso el 5-4, porque de haberlo lanzado el brasileño hubiera significado ponerle en las quinielas como parte del pago por Griezmann: marcar 4 goles y que tu equipo pierda solo está al alcance de un atlético. Viven Milinko Pantic y Cristian Vieri.

Histórico. El record de lentitud defensiva de Mina. El anterior record de arrancada de tractor para un defensa barcelonista lo ostentaban ex-aequo Ronald Koeman y Laurent Blanc. Tuvo que llegar el colombiano para arrebatárselo. El problema para él es que apenas posee un miligramo de la calidad futbolística del holandés o el francés. El chiste fácil es que es una “mina” para los delanteros rivales pero tiene poca gracia. Aunque menos gracia tiene lo de hacer fichajes “sospechosos” en la liga brasileña por parte de la actual directiva barcelonista. A los chanchullos de Neymar y la desvergüenza de fichar a un supuesto futbolista como Douglas, se le empieza a sumar este Edwin Congo de la defensa. El próximo en pasar por caja, Arthur.

Histórico. Si la Liga hubiese comenzado cuando el Levante puso como entrenador a Paco López, el Levante sería líder, por delante del Betis y del propio Barcelona. Todos pensaban que la imbatibilidad peligraba contra el Real Madrid cuando el verdadero peligro se encontraba en el Ciudad de Valencia.

Histórico. El próximo partido en casa para los blaugrana será el menos interesante de los últimos 30 años. Cero motivaciones. Mundial en ciernes. Final de la Champions. Se avecina una crónica “histórica”.