Yoyalodije

Mi visión culé

Yo soy seguidor del Barça desde los ochenta. De esa época para acá hemos tenido de presidentes a Núñez, Gaspar, Reina, Laporta, Sandro y Bartomeu. Las mejores satisfacciones fueron en el comienzo de la década de los noventa y desde el 2005 en adelante, hasta hoy podría decir, pues exceptuando algún año que el chasco fue grande, en líneas generales he disfrutado mucho. Sin duda el summum ha sido durante el mandato de Jan, y el peor en el de Joan. Desde el advenimiento del MasterOfUniverse, el holandés volador, el hombre más importante en la historia del fútbol mundial, el Barça es el equipo hegémonico del fútbol. Yo no pienso llorar por las esquinas de la blogosfera por no ganar una champions o por ver cómo el máximo rival las gana con ases bajo la manga. Sólo pido al club que sea fuerte en este mundo de patrañas y que la vereda en que nos dejó el gran Johan no se pierda, que por muchos Luchos o Txingurris o quien sea que le guste tomar atajos o que halla osados Guardiolistas que quieran transitar por las avenidas de los dioses, siempre sepamos donde queda el camino. Los presidentes irán y vendrán y lo mismo, mientras no pierdan la vereda de vista podremos seguir en nuestro camino hacia la gloria. Ni siquiera en los años más oscuros el club se perdió pues de ahí salieron los Carles, Víctor, Xavier, Andrés y Lionel. En la vida lo bueno y lo malo pueden ser el origen de cosas maravillosas o de desastres auténticos, pero no siempre lo maravilloso sale de lo bueno ni los desastres de lo malo, muchas veces es al revés y eso es así sí uno decide que sea así. Cada uno puede hacer mucho para que ocurra esto o aquello, depende de una decisión y las decisiones dependen del ánimo y la mentalidad con que se plantean las cosas.