El partit

10 razones para ir a Canaletes

Porque es la 7ª liga en las últimas 10 temporadas. Un hecho sin precedentes en la historia barcelonista. Sólo los 8 títulos en 10 temporadas del Real Madrid en la década de los 60 lo superan.

Porque en 87 ediciones del campeonato de Liga, el Barcelona sólo ha hecho doblete en 8 ocasiones. Aproximadamente 1 vez cada 10 años. Que haya sucedido 3 veces en las últimas 4 temporadas hace perder la perspectiva

Porque es el noveno título de Iniesta. Son números a los que ningún jugador azulgrana hubiera soñado con llegar hace apenas 10 años. Para Don Andrés es el último e iguala a Amancio y Santillana. El (ex aequo con Xavi) mejor jugador de la historia de España merecía despedirse con otro título más en su palmarés y con la ovación absoluta de un estadio, que es extensible a todos los que ha pisado en su larga carrera.

Porque es el noveno título de Messi: un paso más en el desafío de superar los 12 títulos de Gento y los 10 de Pirri. Pocos records le quedan por superar a D10S. Si alguno duda que superará éste también, que se atreva a publicar que Messi no lo hará.

Porque se ha dado un paso más en el último objetivo de la temporada: completar una temporada invicta en una Liga de 38 jornadas.

Porque se ha ganado el “derecho” a recibir el pasillo por parte del eterno rival o, al menos, poner en entredicho el famoso señorío blanco si finalmente no lo recibe.

Porque Ter Stegen se ha confirmado como el mejor sustituto de Victor Valdés. Junto a Oblak, el mejor portero de la Liga y entre los 5 mejores del mundo, ahora asume menos riesgos o tal vez, los calcula mejor.

Porque gracias a este gran campeonato y a su (nuevo) triplete contra el Depor, Messi sigue en carrera por su quinta Bota de Oro. No es sólo el mejor jugador de la historia, también es el mejor goleador de la historia.

Porque pese a su (gravísimo) error en la fatídica noche de Roma, Honesto Valverde se gana el crédito para seguir construyendo el equipo que quiere. Sólo hay que recordar en qué momento entró al club (con doblete blanco y la marcha de Neymar), aquella (lejana) Supercopa y donde está hoy.

Y porque como dejo escrito Henry Miller: “Cada momento es especial para quien tiene la visión de reconocerlo como tal”.