Yoyalodije

Periodistas deportivos

Comentario publicado el 13/06/2017

Pero hay que ver que fuleros, inútiles y mal profesionales son los periodistas deportivos que siguen la actualidad del Barça, salvo alguna pequeña excepción como Oriol Domènech o Toni Padilla (uno viniendo del fútbol base y el otro siendo antes licenciado en Historia). Comenzando por este Albert Masnou que hoy se permite asegurar que el único encuentro entre Cruyff y Messi tuvo lugar en 2012 en una gala de la FIFA, donde no intercambiaron más que un simple saludo:

http://www.sport.es/es/noticias/opinion/unico-encuentro-cruyff-messi-6101199

Si “Nunca, ni antes ni después de esa imagen en Zúrich, hubo un encuentro, ni que fuera casual” ¿cómo es posible que, con un poco de memoria y San Google, exista esta imagen de un sorteo de la UEFA en Mónaco de 2013, en el que Cruyff recibió un cheque benéfico para su fundación, donde los dos aparecen intercambiando más cosas que un simple hola y adiós?

http://i.imgur.com/tJHzk0k.jpg

Si el periolisto tiene cuenta en twinkels, podéis hacerle llegar la imagen. Por otro lado el tal Albert Masnou es conocido por ser el representante del Grupo Zeta que, junto a Santi Nolla por el Grupo Godó, acompañaban al ‘edmundo dantés’ de Les Corts en sus visitas a Qatar. Incluso diría que durante un tiempo existió una especie de SPORT versión qatarí para el público local.
Todo esto me recuerda a aquella alucinante historia que literalmente se inventó y publicó Joan Poquí en 2011 sobre como los dubaitíes, propietarios de Fly Emirates, obligaron al Arsenal (que patrocinaban) a desviar la dirección del cañón de su escudo para que, en lugar de apuntar a la izquierda lo hiciese a la derecha en dirección a los Emiratos Árabes Unidos (?). Cuando en realidad el cambio del diseño del escudo, y por extensión de la dirección del cañón, se hizo en 2002, momento en que al Arsenal lo patrocinaba una compañía telefónica británica (de hecho, aquel año Fly Emirates a quien patrocinaba era al Chelsea (!)). Todo para hacer ver al lector de Mundo Deportivo que, aunque los del Golfo Pérsico podían llegar a esos supuestos extremos con los clubes a los que patrocinaban, eso con los de Qatar en el Barça no pasaría mientras Sandro Tortell estuviese al frente.

Con semejante clase periodística, no es de extrañar el aborregamiento de la masa culer.