Crónica

Conclusiones del Málaga-Barça

Comentario publicado el 08/04/2017

No sé yo. pero esto es un poco como para sacar algunas conclusiones de lo de hoy.

La primera: si tienes un sistema que parece funcionar, y tienes otro que se ha demostrado que ni de pt cñ, igual mantienes el que funciona, aunque tengas que sustituir algún jugador. La cagada de Lucho con la alineación es de aupa, y más cuando por fin dependíamos de nosotros otra vez para ganar la liga

La segunda: todo el sistema inicial ha sido muy deficiente, está claro, y André ni tiene la culpa en el gol, pero ha concedido tantas faltas tontas, no ha transmitido ninguna seguridad de circulación en ningún momento, y lo peor, parecía que le importaba un bledo. Seguía poniéndose de espaldas aguantándola mientras le presionaban en vez de soltarla cuanto antes.

La tercera: Entiendo que ser Neymar en el Barça es mucho mas difícil de lo que muchos aquí quieren ver. La cantidad de patadas que recibe en cada partido, y peor, tener que ver que a sus maltratadores no se les castiga – muchas pataditas de esas rastreras, cuando ya ha dado el pase y el árbitro ya no mira, ni acaban en siendo pitadas – puede poner a prueba la paciencia del ser más contenido. Si jugase en el mier.das, ríete tú de DiMaría la cantidad de penaltis y expulsiones que provocaría Ney.

Pero A) el juegecito de las botas en CADA partido es absolutamente INADMISIBLE. Sólo me lo puedo explicar que tiene el permiso asegurado por contrato, si no, hasta a Lucho se le debería acabar la paciencia alguna vez, dañando tantas veces al equipo de forma directa (la falta de DiMaría en París vino después de una jugada en su zona cuando el estaba a lo suyo otra vez) o indirecta (hoy). Hacerlo de la forma tan descarada hoy en las narices del árbitro cuando se sabe qué criterio nos ponen, era amarilla sí o sí.
Y B) si ya tienes una amarilla, no puedes entrar así al rival NUNCA, por muchas patadas que te haya dado. Ha obligado a sus compañeros a no sólo jugar con diez, sino hacerlo en medio de una remontada, finalmente frustrada, y, para más inri, tres días antres de viajar a jugar en casa del campeón de Italia cuando más bien tocaba guardar fuerzas. Ney tampoco tiene la culpa del primer gol, pero si hay que remontar, nadie puede ir sólo a lo suyo así.
Y si es cierto que luego le haya dicho del todo al cuarto árbitro, igual va a ser el momento para aprovechar su baja y establecer un sistema competitivo en el día a día en el cual su presencia no sea necesaria, sino accesoria e intercambiable.

la cuarta: Los árbitros. Es la peor temporada entre muchas malas y muy malas que recuerdo. Lo de los recaditos y las pataditas impunes, lo de que Masche reciba tarjeta para una acción que no era ni falta cuando Recio ya no debería estar en el campo en el minuto 60, no sé lo que se puede hacer contra ello. Influye en el partido, claro que sí, sobre todo en comparación con la peazo alfombra roja que le ponen siempre al mier.das. Pero eso el cuerpo técnico y los jugadores lo deberían saber ya. En otros partidos también hemos conseguido competir contra los 12. Y parece que tristemente forma parte de lo que es ser del Barça hoy, es David contra Goliath en cada partido, al menos en españa. De momento, la alternativa a competir contra ello es retirarse de la competición. Si lo sabes, lo puedes denunciar – cosa que se hace demasiado poco, y a los que sí lo hacen (Piqué), les meten palos hasta los supuestamente nuestros – e intentar ganar a pesar de ello a la vez, preparándote para ello – tampoco lo estamos haciendo.
Lo de hoy, sin embargo, se explica más con los otros factores arriba.

Perdonen el tochaco.

Ah, y espero un trescuatrotres como D10S manda en Turín.

P.D: Se estaba comentando que el primer gol era ca.-ga´Da de Ter Stegen. Acabo de revisarlo, Sandro dispara desde unos 11 metros (distancia perpendicular hasta la línea de fondo), quizás 12 (como mucho), en línea con la línea del área pequeña (continuándola hacia su posición), o como mucho medio metro más escorado. Eso, desde el primer palo – el “del portero” – te hace un ángulo de ni siquiera 30 grados a la vertical. Ter Stegen puede tapar más el primer palo, sí – y entonces le deja el segundo palo tan abierto que se puede olvidar perfectamente de parar nada si el tiro va allí. Sandro es diestro, así no era absurdo especular que la tirase hacia el segundo palo porque habría sido el tiro más fácil. De hecho, se tira hacia allí primero, y luego intenta volver al palo corto. Desde esta constelación es imposible tapar del todo la portería, “la manta no te llega a los pies si te tapa la cara”, así de fácil. Pudo haber estado medio metro más hacia el palo corto o algo, pero entonces abre la otra opción, y desde allí tampoco queda tanto tiempo para reaccionar, es que es un püt0 penalti!