Yoyalodije

Parkingeddon parte 4

ADVERTENCIA: EL SIGUIENTE POST ES UN RELATO DE FICCIÓN QUE PUEDE HERIR LA SENSIBILIDAD DE ALGUNOS LECTORES. NO APTO PARA MOULOVERS.

+18 (pim – pum)

[Golpe num. 14 de Pep con su hierro 2. Se percata de que su compañero de juego no está centrado en la partida]

Pep: Et veig molt pensatiu, Tito. Que et passa res?

[Tito sostiene su sand wedge como quien sostiene un paraguas en Bahrein]

Tito: Perdona, avui no estic gaire pel joc.

Pep: Té a veure amb el rendiment de l’equip aquesta temporada? Tú pensa que ja sou a semifinals de la Champions y seguiu primers a la lliga. ¡Es una puta barbaritat!

Tito: No m’ho puc treure del cap. No paro de pensar com fer per solucionar-ho i no em ve res.

[Un tercer hombre haciendo aspavientos norcoreanos con un driver 1 en mano desde lejos se acerca a ellos]

Johan: ¡Pepio! ¡Titio! ¡Qué haséis parados! ¿Y el partida? ¡Yo voy por el setenta y sinco! ¡Sois más lentios que el Callejón del Mourinio!

Pep: Míster, el par del camp està en 72 i la partida s’acaba quan la fiques al forat.

Johan: ¡Este es uno y ya lo sabía, listio! Clarisísimamente os estaba poniendo a pruebo. ¿Y tú Titio, qué dises? ¡Te veo más apagado que el Charlio!

Pep: Està amoïnat per l’estat de forma de l’equip. Jo li dic que la situació en lliga i Champions que tenen és immillorable.

Johan: A ver Titio, A los jugadores, sobre todo a las vacas sagradas, hay que atarlas en cortado descafeinado.

Tito: ¡Sí, home! ¿A sobre els haig de convidar a tots a un tallat?

Johan: ¡Titio! ¡Que no te enteras del películo! ¡Todo buen entrenador sabe que cualquier jugudor es un pirámida!

[Tito, intentando descifrar qué diablos significaba eso, se le queda ojiplático frente a Johan y Pep. Johan por su parte cree haber captado la atención de Tito y prosigue]

Johan: Cuando yo entrenaba le desía a un jugudor: ¡Hásele butifarra a la selesión! Y si el jugudor se negaba, chupaba más banquilio que yo Chupa-chupas.

Pep: Però, míster, tant tú com jo hem estat jugadors i hem jugat amb les notres respectives seleccions. Com privar-los de poder representar la terra on han nascut? Quí som nosaltres per fer això?

Johan: Intonses que jueguen con selesión y que pague bola de Villar. Paga el clubsch, juegan en clubsch. Sino banquilio, descanso para selesión.

Pep: Però míster, això no pot ser. Hi han molts jugadors internacionals. Qué passaría si el Tito els hagués de asseure a tots?

Johan: Este es dos y clarísisimo: Juegas con el segunda equipa.

Tito: ¿Amb els del B?

Pep: Míster, molts dels jugadors dels filials no estan preparats per a jugar al nivel de primera. És més, han de donar un nivel mínim per a poder competir, és a dir, en un equip com el Barça s’ha de tenir la possibilitat de guanyar.

Johan: ¡Pepio, te olvidas del filosofio del clubch! La base y recursios del primer equipio es el cantera. Si cantera no llega al primer equipio, este es tres y bonanuit.

Pep: Però després del treball i esforç que han fet aquests jugadors per l’equip deixar de comptar amb ells seria com trair-los. A més, no tots els canterans donen el nivell.

Johan: ¡Tonteríos! ¡El equipa está por ensimio del jugador! ¡Si uno no da el nivelio, banquilio y a otro! Xavio e Iniesto fueron suplentísimos de Dequio, Van Brummel Colonio y Ronalpinios, y ahora son pilares de la tierra. Si al primer cagada de Bartrio, Montolia y Thiagonalo los mandas de Erasmio no se te consolida ni el Tato. Por esas, al Subi lo hubiera jubilado tras perder la final contra el Milan 430.

Pep: Es que ho vas fer, míster! Al Subi, vull dir, al Zubi li vas dir que ja no comptaves amb ell!

Johan: ¡Pero es que estaba acabadísimo! ¡No paraba peloto ni bajo amenasa mortal! ¡Como si Titio le dise a Alexio que el porterío es eso grande con redes! Este es cuatro.

Tito: Prou ja!

[Silencio]

Tito: N’estic tip ja. Escolteu, no sé què fer encara, però vaig decidir prendre les regnes del primer equip i em correspon a mi decidir què fer. Gràcies per l’intent, però el millor que podem fer ara es acabar la partida.

[Pep y Johan asienten]

Johan: Ok, sigamos partida. Después Charlio nos invitará a comer.

Pep: Però el Charly sabia que veníem?

Johan: Charlio no sabe ni que estamos aquí.

[Riéndose solo, Johan se aleja para seguir jugando]

Pep: Continuem, Tito?

Tito: Sí, a veure si surto del banker.

[Se dirigen al banker]

Tito: Tú amb quí aniràs Pep, amb el Bayern o amb nosaltres?

Pep: Encara no entreno, Tito, encara no.

Continuará?