Crónica

Todo debe seguir igual

Ayer se planteaba un partido incómodo para el Barça, el Levante venía al Camp Nou en posiciones de Champions , con cinco defensas y con la clara intención de emular el Sevilla de Varas que tanto incomodó a los delanteros azulgranas.Pero ayer Cesc estaba de dulce, y en el minuto 3 ya dejó claro a los rivales que ayer no había nada que hacer.

Pese a que ayer Pep planteó una vez más, un equipo muy abierto con Alexis y Cuenca en bandas y cerrado  atrás con tres sprinters, Masche,Puyol y Abidal,  el partido, al final, se abrió por el centro en una jugada en la que, el walking dead , Iniesta sirvió de maravillosa espuela para que el de Arenys, que le pidió prestado el gato a Villa, definiera en un gol que me recordó mucho al que empató a dos el partido en Mestalla.

Una vez abierto el melón, el Barça bajó el pistón hasta que en el minuto 32 el grandullón de Ballesteros atropelló al liviano Cuenca en una clara falta que los comentaristas del plus tuvieron a bien discutir.En fin, lo de siempre. Xavi sacó la falta con su guante de seda  para que, el hombre de la noche “the man of the match” ,Cesc Fàbregas marcara los tiempos demostrando su versatilidad y sobre todo, lo bien que ha aprendido a rematar durante su estancia en Britain.

El partido podía haber terminado ya cuatro minutos después, cuando Cuenca definió como un killer a la izquierda de Munúa y dejando el 3 a 0 en el marcador y así lo vio Pep pues inmediatamente salió a calentar Keita para sustituir a Busquets cuya titularidad en el Bernabéu está fuera de toda duda.

La segunda parte, ya con el malí en la medular sirvió fundamentalmente para que Messi pintara otra raya en la culata de su revolver y que el triatleta Alexis repitiera jugada y gol como el del pasado martes contra el Rayo.

Es evidente que este Barça del Camp Nou, el del 3-4-3 es prácticamente infranqueable, incluso en épocas ciclotímicas como la actual de Messi en la que vuelve a ser terrenal, la contundencia arriba del gran Cesc y  el bienvenido Alexis que se ha apuntado a la fiesta goleadora, hace que, marcar 40 goles y no recibir ninguno en lo que llevamos de Liga parezca algo normal, pero no lo es , créanme.

La asignatura pendiente en esta temporada esta siendo fuera del confort del estadi, donde se han perdido demasiados puntos y donde todas las triquiñuelas valen pues se juega, la mayoría de veces, sobre campos de trigo seco y no de césped. Hay una táctica común anti-Barça, una estrategia que inició Unai Emery en su día y que perjudica mucho al juego de precisión del Barça que requiere de algo que sería obvio en otros deportes, una cancha adecuada para el deporte que se va a jugar.¿ Alguien se podría plantear que Roland Garros se jugara sobre un campo malo de tierra batida modificado para perjudicar a Nadal o Federer? Pero el fútbol es diferente y dicen que los cuidadores del Bernabéu estaban ayer aplicando productos para el ¡crecimiento! rápido del césped. Nos siguen temiendo.

Pep dejó claro ayer en rueda de prensa que no irá a Madrid con tres defensas, actitud muy prudente por su parte, pero entiendo que debe tener muchas dudas en la alineación.Partiendo del fijo Valdés,Alves,Mascherano,Busquets,Xavi y Messi, los otros cinco pueden ser cualquiera aunque ayer Cesc y Alexis le dieron otra razón más para su titularidad contra los blancos por lo que quedarían solo tres posiciones entre Puyol,Piqué,Abidal,Iniesta,Keita,Thiago,Villa y Pedro. Difícil papeleta para Pep, tiene toda la semana para pensar.

Solo quedan seis días para el gran partido, el partido que marcará, definitivamente la tendencia de esta Liga, el Barça necesita salir del Bernabéu con algún punto, o si puede ser con los tres, mejor.No será nada fácil teniendo en cuenta el buen estado de forma de los blancos,que tienen todo el viento mediático a favor, pero hay que recordar  que en los últimos años siempre se ha dado una situación similar y el Barça siempre ha salido victorioso, esperemos que todo siga igual.

 

Las Yoyanotas, ¡A votar!:

http://www.surveymonkey.com/s/HTQN35M