Yoyalodije

PUES EL FUMBOL ES ASIN SEÑORA, QUE QUIERE QUE LE DIGA

Este fin de semana hemos asistido a un hecho histórico.
Si. Ha nacido un fenómeno. Lo nunca visto. Ha sido en París.
Porqué las criaturas vienen de París, no?
Ah! Acaso creían que iba a escribir sobre los altos?
Nah! Hombre. Exquisitas plumas ya lo han hecho por mi.
Simplemente dos apuntes:
Estuve 18 minutos intentando convencer a un niño preguntón, que el esloveno Erasmo Lorbez no tiene 50 años.
Y una vez convencido al fin, y con el partido en sus últimos 27 minutos de la basura, me dediqué a contar los “senyoresisenyors” que iba soltando Jordi Roglucosa.
52 contabilicé. Puede mejorar, y llegar a los 80 en una tarde inspirada.

Bueno.
Pues iba diciendo, que permanezcan atentos a sus pantallas porqué está a punto (mejor dicho, a un punto) de nacer, agárrense los huevos los caballeros que el suelo está duro, “la Liga de los 2 campeones y con 2 cojones”, o altramente dicha, la Liga Wennington.
Y por qué Wennington, y no Ruipérez o Fittipaldi?

Sencillo.
Bill Wennington fue un destacado filósofo salido de la Universidad de Oxflops. Y digo salido, porqué era un peligro para la humanidad femenina dejarlo suelto por el campus.
Y Vds. se preguntarán que coño es un campus.
Pues miren, sinceramente no lo sé.
Bueno. Pues en sus ratos de asueto, el tito Bull jugaba en los Bills. O era al revés?, y era un paquetazo del copón, pero en una entrevista dejó una frase para la posteridad:
“El partido más memorable de mi carrera fue aquel en el que entre Jordan y yo, anotamos 57 puntos, 55 Michael y 2 yo”
Bien Billy, estupenda contribución.
Tú no lo sabías pero estabas bautizando un fenómeno que iba a nacer al cabo de 20 años.
El factor Wennington.

Miren, les voy a contar una anécdota.
El año pasado, mi primo Matilde (si, es un tío, que se le va a hacer), residente en L.A., hombre de grandes saldos bancarios y dueño de un pozo petrolífero desde lo alto del cuál le gusta mear, me preguntó si me gustaría acompañarle a una cita con 2 chirliders de los Lakers.

Me puse firmes, y a los 2 minutos ya estaba en la calle Hollywood esquina Beverly Fills.
Resumiendo, hotel de lujo pero los 117 pisos se me hicieron eternos, entre otras cosas porque solo cabían 3 personas en el ascensor, y el primo me dijo que yo subiera a pie.
Total, que al cabo de 5 horas 14 minutos y 7 kilos menos logré llegar a la habitación 11732.
Y ahí estaba Matilde en labores de la cosa coreográfica con ese par de hembras.
Cuando me vio, me dijo que por favor le recogiera los calzoncillos, se los doblara, y se los pusiera encima del sofá.
El problema, es que con la emoción, el tito Matilde los había lanzado al aire, y allí andaban enredados en una aspa dando vueltas en un ventilador del techo a 250 millas por hora.
Pues eso, al intentar cogerlos me seccioné siete dedos y una oreja.
Ya, ya lo sé ¿y el mando a distancia?
Miren, entre nosotros, mi primo Matilde es un ser pervertido y en sus fiestas, le gusta insertarse en su culo cualquier tipo de mando a distancia a su alcance.
Ahí había Dvd, Tv, equipo de sonido y mil aparatos más, pero adivinen que mando utilizó Matil.
Efectivamente, el del ventilador.

Y pensé, coño, ahora que?
Jugamos a Excalibur?

Nada. Acabé en el hospital de la calle Sunset Bulevar, donde los famosos estampan su huella, y pensé, cojones jopasso, tu nunca podrás estampar tu huella porque ya no tienes manos, tienes muñones. Con injertos de calzoncillo Abanderated y aspa de ventilador, pero muñones al fin y al cabo.

Días después me pidió que le acompañara a dar de comer a unos cocodrilos que tiene en una de sus fincas.
Como Vds. podrán comprender y vistos los precedentes le dije que y una mierda, que al menos, quería conservar las piernas y la otra oreja.

Bueno, pues mi primo Matilde lo entendió, y como desagravio, después de aquello iba contando que me cepillé a 2 chirliders de los Lakers, para que estuviese contento, ya que ahora tengo dificultades hasta para rendir culto a Onán.
Bueno, confieso que con la correa de la persiana y unos chicles me he fabricado un artefacto y tal pero…

No, no y no.
Ni Wennington contribuyó a nada en su equipo, y yo ni conseguí una triste foto de las chirlas.

Es por eso que cuando ganemos a los voluntariosos chicos de Zorrilla, y conquistemos la Liga, sólo habrá UN campeón, y ese será el Barça.
A tomar por culo la Brunete, su campeonato moral y sus 98 puntos.
Que no traten de embaucar.
El Madrí como bien se ha dicho, morirá en la orilla, y con la lengua fuera. Y eso jode, amigos. Pero jode jode eh?

No al factor Wennington

La Liga 2009-2010 tendrá UN campeón: El Barça.

Se me entiende la metáfora, no?
Si no es así, tengo más.

Eso si, si vienen los de la foto, va a ir al campo su puta madre, que yo soy muy miedoso.