Barça Atlétic

Avatar en el País de las Maravillas

Y una vez captada vuestra atención con el título podemos comenzar la crónica del Barça Atlètic.
En serio, asegurada la presencia del play off, estas jornadas son de un sopor inconmensurable, si acaso queda un aliciente, quedar segundo, por aquello de que las eliminatorias te caigan con la vuelta en casa, aunque, visto lo visto los dos últimos años en la Champions uno no sabe ya que es mejor. Pero en fin, siempre se dice que hay que ser competitivos hasta el final.
Ayer se presentaba el Valencia-Mestalla (esto parece más un slogan de camiseta, algo así como Valencia me estalla, o tengo lo que te dije como el campo del Valencia, que me estalla… divagaciones) decía que el filial valencianista vino ya descendido y en un plis plas nos coló el primer gol y después vimos un recital de poderío físico y técnica del Elvis negro… ejem, esto último era sarcasmo. No, que después del cero a uno el Barça se dedicó a hacer el juego al que nos tiene acostumbrados en las últimas jornadas, técnico en el centro del campo y fallón arriba, sin más alicientes, durante esos minutos me dediqué a contemplar a nuestro lateral izquierdo, el juvenil Carles Planes. Al ser esta una de las posiciones con más déficit en el fútbol mundial me parece bien que vayamos probando a jóvenos a ver que tal salen. Planes no me desagradó, es fuerte y rápido, me recordó a Sergi en ocasiones y en otras al joven Puyol que era lateral derecho. Veremos a ver.
Esto… sí, el partido. Que nada, que expulsión del valencianista Riau y en la segunda parte gol del incorporado Soriano y otro de Montoya y prou. Atacar y atacar como en el resto del encuentro, debut del juvenil Espinosa y a las duchas. Si el Ontinyent pincha esta jornada seremos segundos de forma matemática, si no, a esperar a la última jornada… ¡¡¡y que lleguen ya los play off per l´amor de deu!!!

No quisiera despedir esta crónica sin mandarle desde aquí un efusivo abrazo a Tresblau.

Maldito, para Diario Yoya, Miniestadi.