Yoyalodije

Un arsenal de argumentos para el optimismo

Somos del Barça también para disfrutar de jornadas como la de este miércoles. Cuartos de final de la Champions ante el Arsenal. Equipazo, amante del juego de ataque, repleto de jugadores exquisitos que desarrollan su coreografía en un estadio de lujo de una de las capitales planetarias. Esto es el no va más, un espectáculo sin parangón. Y una cita complicada para los nuestros. Stop eulogia, el equipo de Wenger es MUY bueno y tiene capacidad para dejarnos muy tocados en su feudo. Pero si analizamos la situación, el optimismo se impone. Porque el Barça posee un arsenal de argumentos para llevarse la eliminatoria.

Messi – Podríamos dejarlo aquí. Pero no insistamos más en el argentino y prosigamos.

Ibrahimovic – Sigue pareciendo un pato mareado en el sistema de juego blaugrana, su adaptación dista de ser completa, cae una y otra vez en fuera de juego, sus compañeros no ven sus desmarques a tiempo… Pero es un crack y ha reencontrado la senda del gol. Cuando toca empujarla, está donde tiene que estar. El sueco puede ser fundamental

Xavi & Keita – La inoportuna lesión de Iniesta coincide, afortunadamente, con la recuperación de Xavi y Keita. El de Terrassa es clave para dar sentido al juego blaugrana y defenderse, con el balón, de las acometidas de los Gunners. Keita ha demostrado ser clave para mantener el equilibrio táctico en el equipo, sobre todo en los partidos exigentes lejos del Camp Nou.

Valdés – El portero más en forma del mundo. Una garantía, especialmente en la Champions. Que se lo pregunten a Henry, Cristiano Ronaldo o Drogba.

Defensa sólida – Si bien el juego del Barça está siendo más gris que en la temporada anterior, el rendimiento defensivo sólo se puede definir de espectacular. El equipo encaja poquísimos goles. En una eliminatoria europea, echar el cerrojo es vital.

El equipo de las grandes citas – El Barça de Guardiola nunca ha fallado en una cita importante. Ha cortado de raíz la irregularidad habitual de esta temporada cuando ha llegado la hora de ganarse el jornal. Los precedentes señalan que veremos la mejor versión del equipo en el Emirates.

La vuelta en casa – Un factor que no nos fue necesario en la consecución de la Champions 2009, pero que puede sernos de mucha ayuda en esta edición. Un simple empate en Londres nos puede dar la clasificación.

Londres – Ciudad mágica para el barcelonismo. Koeman e Iniesta. Ya veremos qué otro jugador prosigue el idilio.

Cesc – Máximo goleador y pieza fundamental en el Arsenal, se da por descontada su presencia en el ’11’ gunner a pesar de arrastrar molestias. Sin embargo, su falta de continuidad en las últimas fechas, motivada por las lesiones, le puede lastrar. Está haciendo una temporada magnífica, pero éste no es su mejor momento. Ah, y alguien recuerda una gran eliminatoria del de Arenys en Champions? Barrió él solito al Milán en San Siro hace dos años, pero su trayectoria europea no es ni mucho menos tan brillante como en la Premier.

¿Y el ‘9’? – El Arsenal cuenta con un talento infinito en el medio del campo, pero le falta un 9 que remate el caudal de juego que genera el equipo en la línea de tres cuartos. Contrarrestan la falta de un referente fijo en el área con el dinamismo de Cesc, Arshavin y Nasri. El control en el medio del campo será, por lo tanto, una cuestión básica. Y ahí el Barça no es precisamente manco.

Tambaleantes en Europa – Con Wenger, los londinenses casi siempre llegan a las rondas finales, pero caen de forma invariable. A estas alturas pierden fiabilidad. La final de París la jugaron tras eliminar con muchos apuros al Villarreal. En las demás ocasiones, se han ido a casa tras enfrentarse a un rival serio.

La profanación de los grandes – Sigue luchando por la Premier, pero el equipo de Wenger ya demostró que no está para enfrentarse a Manchester United y Chelsea. La visita de estos dos equipos en el Emirates terminó con una salvaje profanación del templo de Highbury. Si los grandes de Inglaterra se han llevado un buen botín, ¿por qué no iba a hacerlo el Barça?

Así que, nanos, esto lo podemos ganar. Vaaamoooooos!